Sentencia 3452 de agosto 30 de 1991 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

SANCIONES TRIBUTARIAS

PRESCRIPCION DE LA FACULTAD SANCIONATORIA

EXTRACTOS: «Se trata de dilucidar si, como sostiene la administración tributaria, ``El término de los dos años de prescripción de la sanción prevista en el artículo 27 del Decreto 80 de 1984, no se cuenta en forma cronológica a partir de la presentación de la declaración de renta, sino que se prorroga por el término que dure la suspensión del término de revisión cualquiera que sea la causá'', o si por el contrario, como lo afirma el demandante y acepta el tribunal, esta sanción prescribe en el término de dos años corridos, porque únicamente la sanción de aforo y de inexactitud participan del término para que la administración notifique la liquidación de revisión.

Inicialmente y partiendo de la vigencia de 1974, el artículo 16 del Decreto 2821 de 1974, determinaba que las sanciones que debían aplicarse con el acto de liquidación de impuestos o con ocasión de los recursos, prescribían en igual término al establecido para aforar y revisar y los artículos 41 y 49 de la Ley 52 de 1977, disponían que en la liquidación de revisión o aforo, se imponían las sanciones que debían aplicarse conjuntamente con la liquidación del tributo.

Fue el artículo 61 del Decreto 3803 de 1982 el que determinó:

``La sanción por mora prescribe en el mismo término establecido para la respectiva obligación sustancial.

Las sanciones por inexactitud y aforo prescriben en el mismo término establecido para aforar o revisar.

Las DEMAS SANCIONES PRESCRIBEN EN EL TERMINO DE TRES (3) años''''.

Y el artículo 19 del mismo estatuto (D. 3803/82) que sustituyó al artículo 41 de la Ley 52 de 1977, derogado por el art. 89 ibídem, anotó:

“La administración tributaria podrá modificar, por una sola vez, las liquidaciones privadas de los contribuyentes, mediante liquidación de revisión. EN EL MISMO ACTO SE IMPONDRÁ LA CORRESPONDIENTE SANCIÓN POR INEXACTITUD SI HUBIERE LUGAR A ELLA. LAS DEMÁS SANCIONES PODRÁN IMPONERSE CON LA LIQUIDACIÓN O MEDIANTE RESOLUCIÓN INDEPENDIENTE'' (las mayúsculas y el subrayado son de la Sala).

De otra parte el artículo 85 de la Ley 9a de 1983, vigente para la época del año materia de controversia, que derogó el art. 61 del Decreto 3803 de 1982, estableció:

“La sanción por mora...

Las sanciones por inexactitud y aforo prescriben en el mismo término establecido para aforar o revisar.

La sanción por libros prescribe en el mismo término establecido para revisar.

Las demás sanciones prescriben en el término de dos (2) años''''.

De acuerdo con las normas anteriores se tiene:

a) Que a partir del año fiscal de 1982, la única sanción que debe imponerse con la liquidación de revisión es la sanción por inexactitud.

b) Que las demás sanciones pueden aplicarse en la liquidación en cita o mediante resolución independiente (arts. 19 y 58 del Decreto 3803 de 1982).

c) Que por el año gravable de 1982, la sanción por inexactitud y aforo prescriben en el mismo término establecido para revisar o aforar, las demás en el término de tres años.

d) Que por los años fiscales de 1983 y 1984, las sanciones por inexactitud y aforo prescriben en el mismo término establecido para revisar o aforar y la sanción por libros en el término establecido para revisar. LAS DEMAS PRESCRIBEN EN EL TERMINO DE DOS años.

Esto significa que cuando la ley ha vinculado la facultad de sancionar a la liquidación de revisión o aforo, sigue el mismo término de caducidad que rige para éstas, inclusive con las posibilidades de suspensión en razón de la permisión legal de plazos para contestar requerimientos o practicar inspección a libros.

Pero cuando la sanción se impone en resolución independiente al acto de liquidación, la sanción prescribe en el término de DOS años.

Dos años que en el caso de la falta de relaciones de ingresos y deducciones se cuentan según el art. 27 del Decreto Reglamentario 80/84, desde la presentación de la declaración, o de los dos meses de vencido el término para declarar y no está sometido a suspensión alguna, sino que corre en forma ininterrumpida.

Este esquema fue el que vino a consagrarse más tarde con mayor claridad en el año de 1987 (D. 2503, art. 71), incorporado hoy en el Estatuto Tributario, artículo 638.

Así las cosas está de acuerdo la Sala con el tribunal y el Ministerio Público: la sanción prevista por el artículo 27 del Decreto 80 de 1984, establecida inicialmente por los artículos 1º parágrafo 1º y 59 del Decreto 3803 de 1982, está prescrita, como quiera que la declaración de renta de 1984 se presentó el 13 de mayo de 1985 y el acto administrativo que la aplicó es de julio 29 de 1987, esto es, cuando había ya precluido el término de dos años prescrito por la ley para imponerla.

A juicio de la Sala no es acertada la interpretación de la norma reguladora de la prescripción de las sanciones que hizo la administración de impuestos, en el negocio aquí resuelto».

(Sentencia de agosto 30 de 1991. Expediente 3452. Consejero Ponente: Dr. Jaime Abella Zárate).

_______________________________