Sentencia 34571 de agosto 14 de 2009

 

Sentencia 34571 de agosto 14 de 2009

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN LABORAL

Ref.: expediente 34571

Acta 30

Magistrado ponente:

Dr. Eduardo López Villegas

Bogotá, D.C., cuatro de agosto de dos mil nueve.

Resuelve la Corte el recurso de casación interpuesto por EMPRESA DE ENERGÍA DE BOGOTÁ S.A. Y/O CODENSA S.A. contra la sentencia proferida por la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, el 23 de marzo de 2007, en el juicio promovido por MAURICIO CÁRDENAS AYALA Y LUZ NEIDA ROMERO BURGOS, en su propio nombre y en representación de sus hijos Daniel Eduardo y Mauricio Alejandro Cárdenas Romero, contra la empresa recurrente.

Se acepta el impedimento manifestado por el doctor Gustavo José Gnecco Mendoza.

l. ANTECEDENTES

Los demandantes acuden a la jurisdicción laboral con la finalidad de que ésta, en cuanto se refiere a Cárdenas Ayala, declare culpable a la demandada y/o demandadas del siniestro laboral que lo afectó, ocurrido el día 19 de noviembre de 1996; que la empresa llamada al proceso incumplió sus obligaciones legales y contractuales de garantizar la seguridad y salud del trabajador accidentado; que en consecuencia de lo anterior se condene a la demandada a pagar en forma individual o solidaria, todos los perjuicios morales, materiales y fisiológicos…razón por la cual están en la obligación de resarcirlo en todos los perjuicios materiales en su modalidad de daño emergente y lucro cesante consolidado y futuro, perjuicios morales objetivados y subjetivados, y los perjuicios fisiológicos que del accidente se derivaron …; en relación a Romero Burgos, por los mismos conceptos indemnizatorios producidos por el accidente de su esposo; en lo referente a los hijos del matrimonio Cárdenas Romero, Daniel Eduardo y Mauricio Alejandro, de igual manera se le condene a pagar la indemnización que se genere y demuestre por el accidente de trabajo acaecido a su padre.

La entidad, al responder la demanda, se opone a las pretensiones y, frente a ellas, plantea las excepciones de legalidad de la contratación a término indefinido, inexistencia de la obligación, modo de terminación legal del contrato de trabajo, pago, efecto relativo de las sentencias judiciales en juicios ordinarios y prescripción.

El Juzgado Diecinueve Laboral del Circuito de Bogotá condena a la demandada EMPRESA DE ENERGÍA DE BOGOTÁ a pagar a los demandantes y a éstos en su condición de representantes de sus hijos menores, la suma de dinero allí señalada y por concepto de indemnización de perjuicios con ocasión del accidente de trabajo. La absuelve de las demás pretensiones y Absuelve a la codemandada CODENSA S.A. de todas y cada una de las reclamaciones de la demanda.

II. SENTENCIA DEL TRIBUNAL

El juez de la segunda instancia, al desatar el recurso que interpusiera la demandada, confirma la determinación del a quo.

La decisión confirmatoria es conclusión del discurso que conforma el superior con el siguiente razonamiento:

Parte de señalar que dentro del proceso se encuentra probado el accidente de trabajo tal y como se evidencia con el informe del accidente de trabajo (fl. 57) ocurrido el 19 de noviembre de 1996, cuando el actor se encontraba desempeñando la actividad de revisión, mantenimiento, descapote de árboles (poda)…accidente que le ocasiono (sic)…la pérdida de capacidad laboral del 66.20%...

Concentra, entonces, su atención en establecer si le corresponde a la demandada recurrente responder por la indemnización de daños y perjuicios reclamada para lo cual, luego de identificar el marco jurídico propio de la pretensión, esto es el artículo 216 del Código Sustantivo del Trabajo, de invocar las sentencias de esta Sala, respecto a la carga probatoria en la eventualidad del accidente de trabajo, de abril de 1975 y 29 de noviembre de 1982, las que traslada en lo pertinente, entra al análisis de las pruebas y discurre así:

Identifica, en primer término, la labor asignada al trabajador como la de ayudante de líneas de trasmisión; del manual de procedimientos para trabajos típicos en líneas de trasmisión (fls. 345 a 413) constata que los equipos y procedimientos de seguridad y control para la labor de revisión de las líneas de transmisión son: el uso de botas de cuero o caucho, impermeable, overol de dril, guantes de cuero casco de protección, como elementos colectivos herramientas machete papel y lápiz.

Al continuar dice: El procedimiento consiste en identificar las líneas a revisar y registrar por escrito y entregar el informe. También se observa que dentro del Manual aportado al proceso no se consagra la labor de mantenimiento de las mismas.

Luego y ya para lo que respecta a las circunstancias propias del accidente se apoya en el informe del accidente de trabajo (fl. 57) se concluye que el accidente ocurrió el 19 de noviembre de 1996 en la línea A 115 RV BOLIVIA-TIBABOYES entre los postes 19 y 20, mientras el actor desempeñaba la labor de revisión mantenimiento y descapote de árboles, y al estar cortando una rama el viento la mando(sic) contra la línea ocasionando la descarga, acto seguido el trabajador cayo (sic) al piso de espaldas, dice el mismo informe que como medidas preventivas para evitar esta clase de accidentes la empresa había realizado cursos de inducción, charlas de seguridad industrial y suministrado elementos de protección.

Seguidamente reproduce fragmento del testimonio de Juan de Dios Luna Roa, quien fue el único testigo presencial de lo ocurrido, situación corroborada por el informe del accidente donde se menciona su nombre como tal. Por estas razones son de recibo las circunstancias de tiempo modo y lugar que narra.

De la anterior declaración, resalta: que los trabajadores fueron enviados por su jefe inmediato a cumplir con la labor de descapote a pesar de habérsele advertido a aquel, que no contaban con todos los elementos de trabajo para efectuar la labor…; que no obstante la afirmación en contrario de la empresa enumera como elementos faltantes para la seguridad del trabajador como la Manila en seco determinó según el testigo, que le fuera imposible despegar la rama de la línea lo que ocasionó que el accionante siguiera recibiendo la descarga hasta el momento en que el circuito saltó. Así como también la falta de algún dispositivo que lo protegiera de eventuales caídas; que no se le pudo prestar la asistencia médica inmediata toda vez que no había disponible carro alguno de la empresa ni medio de comunicación propio, de suerte que solo después de una hora y media se le pudo prestar atención médica…sumando a lo anterior la ausencia de botiquín de primeros auxilios, exigido por el manual de procedimientos.

Del testimonio de Plinio Muñoz, destaca algunos apartes relativos a su condición de miembro principal del comité paritario de Salud Ocupacional y la afirmación según la cual no conoció cuál fue el procedimiento del accidente pero que luego… supo que el compañero accidentado fue atendido mucho después del accidente por la falta de vehículo y comunicación.

Para finalizar resume la conclusión a la que conduce el examen probatorio así: De los anteriores documentos en especial el informe del accidente y de los testimonios allegados al proceso, se puede concluir que la labor que estaba desempeñando el extrabajador era de revisión de la línea de transmisión y especialmente, el descapote de un árbol cercano a la línea de transmisión revisada, labor que no estaba contemplada en el MANUAL DE PROCEDIMIENTOS… (fl. 349),…según el manual la única función que los trabajadores que revisaban la línea tenían con respecto a la vegetación, era de anotar las condiciones de acercamiento de esta (sic), dado lo cual es claro que la empresa no demostró eficientemente haber establecido un procedimiento claro y detallado para efectuar el descapote de árboles que es el oficio que en verdad ocasionó el accidente. Lo que si acredita en todas las labores descritas en el manual es, que como medio de seguridad colectiva el desarrollo de la función debía contar siempre con un equipo de primeros auxilios del que no aparece prueba de que se les hubiera suministrado a los trabajadores que fueron enviados a efectuar tal descapote y ni siquiera es mencionado en el informe del accidente. Según el testigo presencial solo contaban con el machete. La Empresa de Energía de Bogotá…No acreditó entonces, la entrega de los elementos y equipos de seguridad, ni las respectivas capacitaciones para el desempeño de las funciones realizadas por el actor el día de los accidentes, y los documentos… (informe del accidente y manual de procedimientos…) no aportan nuevos elementos que den luces suficientes para eximir de responsabilidad a la empresa.

III. EL RECURSO DE CASACIÓN

Discrepa la demandada de la resolución del juez de la apelación, e incoa contra ella demanda de casación con la finalidad de que esta Sala case la sentencia acusada para que una vez hecho ello y actuando como tribunal de instancia luego revoque el fallo de primer grado para en su lugar absolver a la empresa demandada de todas y cada una de las pretensiones formuladas…

En procura de este designio formula un solo cargo en el que atribuye a la decisión del superior la aplicación indebida del artículo 216 del Código Sustantivo del Trabajo, en relación con los artículos 1º de la ley 85 de 1890; 23, 29 y 58 de la Constitución Nacional ; 63, 64 y 2357 del Código Civil; 8º de la Ley 153 de 1887; 1º, 55, 127 (subrogado por la ley 50 de 1990,…) 468 y 469 del Código Sustantivo del Trabajo; 40 del Decreto 155 de 1963; 174, 177, 305 (modificado Decreto 2282 de 1989,…) y 306 del Código de Procedimiento Civil; y 50, 51, 60, 61 y 145 del Código Procesal del Trabajo…

Relaciona como errores de hecho en los que incurre el Tribunal los siguientes:

1. Dar por demostrado, en consonancia con la realidad que el accidente de trabajo sufrido por el demandante…ocurrió como consecuencia de la culpa de la empresa demandada expresada en la falta de instrucciones adecuadas y de elementos de protección apropiados para ejecutar las actividades comisionadas al trabajador…  

2. No dar por demostrado, siendo evidente, que el accidente de trabajo sufrido por el demandante…ocurrió como consecuencia de un caso de fuerza mayor y/o fortuito ajeno a la culpa de la empresa demandada…  

Enuncia las siguientes pruebas apreciadas con error:

El informe del accidente de trabajo… (fl. 57); Manual de Procedimientos para Trabajos Típicos en Líneas de Transmisión (fls. 345 a 413) y los testimonios de los señores Juan de Dios Luna (fls. 157 a 161) y Plinio Almerio Muñoz (folios 165 a 169) 

Para la demostración del cargo realiza el siguiente análisis:

Después de transcribir las conclusiones de la sentencia respecto al informe del accidente de trabajo, el testimonio de Juan de Dios Luna y la valoración respecto a la credibilidad que le merece al fallador dicha declaración, la versión de Plinio Muñoz y de las conclusiones probatorias a las que se llega en las consideraciones de la segunda instancia, pasa a su crítica así:

Señala que es contraria a los autos la conclusión según la cual el accidente habría ocurrido por culpa suficientemente comprobada de la demandada

Expresa que lo que debe concluirse del Informe Patronal de Accidentes de Trabajo (folio 57) es que el accidente ocurrió como efecto de un caso de fuerza mayor y/o caso fortuito expresado en una columna de viento que en forma intempestiva arrastró una rama del árbol que podaba el trabajador hacia una de las cuerdas de transmisión ocasionando la descarga eléctrica que luego hizo caer al señor…

Advierte que si se hubiere leído con atención el Informe patronal de Accidentes de Trabajo le hubiere bastado al sentenciador para inferir que el accidente…no fue producto de la culpa de la demandada sino de una circunstancia imprevisible e irresistible.

A continuación se pregunta: ¿Pueden acaso evitarse las corrientes de viento, los ciclones y los tornados? ¿Pueden los hombres quedar a salvo de sus embates?...para decir: De manera que disponer de un botiquín de primeros auxilios o incluso de una ambulancia en el puesto de trabajo, para aludir a las razones aducidas por el ad quem, podría resultar un ejercicio inocuo en presencia de la violencia de la naturaleza.

Con lo expresado considera haber demostrado que el hecho desencadenante de la tragedia…correspondió a una circunstancia de fuerza mayor y/o caso fortuito y no a la falta de herramienta apropiada o de un botiquín de primeros auxilios. Soporta entonces lo dicho con sentencia de esta Sala 8049 del 6 de febrero de 1996.

Al seguir en el examen sobre el informe advierte que en él se demuestra que la empresa había realizado cursos de inducción y de seguridad y suministrado los elementos de protección apropiados para evitar contingencias a sus trabajadores

Continúa con el análisis del Manual de Procedimientos del que dice estar mal leído por el fallador de la segunda instancia al concluir que la labor de descapote de los árboles vecinos a las líneas de transmisión eléctrica no está contemplada en dicho manual cuando ocurre que ella no solo es inherente a la actividad de mantenimiento sino que resulta imprescindible para la misma.

Agrega que la apreciación correcta del Manual de procedimientos pasa por aceptar que esta guía no puede describir absolutamente todos los procesos y pasos a seguir cuando se está en trance de realizar una operación de las que allí se compendian…y remata su argumento al decir que el trabajo del descapote tan correspondía a sus labores, que tanto él como su compañero de trabajo la emprendieron.

Luego de afirmar que la jurisprudencia permite controvertir la prueba testimonial en casación, valora ambas versiones testimoniales así:

Con respecto a la ofrecida por Plinio Muñoz destaca de ella que el declarante ni siquiera tuvo conocimiento de los hechos; en relación a la de Luna Roa, resalta la circunstancia de encontrase a 20 metros de distancia del sitio en el que ocurrieron los hechos; que a pesar de que en ella se establece que la empresa había ampliado las funciones de los trabajadores en cuestión con ciertos oficios no contemplados inicialmente, y también que para cortar las ramas de los árboles que caían sobre el tendido eléctrico solo disponían de un machete, herramienta que por lo demás es la apropiada para realizar tal labor, pero de allí no se sigue,…, que el accidente que lesionó al demandante haya sido causado por la culpa de la empresa: El hecho de no disponer de un botiquín de primeros auxilios, por lo demás, es una circunstancia intrascendente frente a la ocurrencia del caso fortuito que propició el infortunio de trabajo.

LA RÉPLICA

El opositor del recurso afirma que el tribunal no cometió los dislates fácticos imputados, toda vez que en ningún momento distorsionó el contenido de los medios de convicción que analizó y para acreditar esa afirmación, basta con comparar las consideraciones expresadas por la Corporación frente a cada uno de los medios de prueba.

IV. CONSIDERACIONES DE LA CORTE

El Tribunal para determinar la culpa de la Empresa la funda, principalmente, en que ésta no dotó al trabajador de los elementos necesarios de protección y equipos de seguridad amén de no encontrar probada la capacitación del demandante, que le permitieran precaver el accidente o atenuar las consecuencias del mismo.

La censura, frente a la conclusión del ad quem, conduce su argumentación a demostrar que la verdadera causa del accidente no se encuentra en la ausencia del equipo básico de protección y prevención sino en una columna de viento que en forma intempestiva arrastró una rama del árbol que podaba el trabajador hacia una de las cuerdas de transmisión ocasionando la descarga eléctrica que luego hizo caer al señor…

El cuestionamiento que formula el recurrente, en procura de explicar su afirmación en torno a las causas imprevisibles o irresistibles del accidente: ¿Pueden acaso evitarse las corrientes de viento, los ciclones y los tornados? ¿Pueden los hombres quedar a salvo de sus embates?... resultan demostrando si el extravío argumental de la censura que asimila esta común ocurrencia meteorológica de la presencia del viento, factor propio del trabajo en exteriores, con incontenibles fuerzas eólicas de las que nada dice el informe patronal del accidente de trabajo y del que el censor reprocha su mala interpretación por el tribunal.

Basta la lectura del anterior razonamiento para advertir que carece de suficiencia y de la virtualidad para lograr su propósito; nada demuestra que ese frecuente fenómeno constituye una fuerza mayor; y si en gracia de discusión así se admitiera, se tendría que admitir también que se trataba de fuerza mayor o caso fortuito inherente a la actividad laboral, que no tiene la virtualidad de destruir la relación de causalidad entre la actividad laboral y el daño por el que se reclama reparación.

Queda en pie el verdadero cimiento de la sentencia: la imprevisión en la conducta de la empresa al desconocer sus propios reglamentos y protocolos, establecidos en el manual de procedimientos, que exigían la entrega del equipo de seguridad que pudiera prevenir y mitigar las consecuencias de un accidente como el ocurrido.

Las alusiones restantes a la errónea apreciación del informe patronal de accidente de trabajo en cuanto a que de su lectura se deriva la demostración de haberse capacitado al personal y de entregarse equipo necesario que conforme al manual de procedimientos debía dotarse al trabajador, no pasa de ser una afirmación de la empleadora sin respaldo documental que en nada desvirtúa la conclusión colegiada al respecto.

En razón a lo anterior no se examinarán las declaraciones testimoniales, prueba no calificada en casación.

Al no desvirtuar la empresa, conforme a lo dicho los soportes de la sentencia del ad quem, el cargo no prospera.

No se casará la sentencia.

Costas en el recurso extraordinario a cargo de la recurrente.

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, NO CASA la sentencia proferida por la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, el 23 de marzo de 2007, en el juicio promovido por MAURICIO CÁRDENAS AYALA Y LUZ NEIDA ROMERO BURGOS, en su propio nombre y en representación de sus hijos Daniel Eduardo y Mauricio Alejandro Cárdenas Romero, contra la empresa(sic) EMPRESA DE ENERGÍA DE BOGOTÁ S. A. Y/O CODENSA S.A.

Costas a cargo de la demandada recurrente.

Cópiese, notifíquese, publíquese y devuélvase el expediente al tribunal.

Magistrados: Eduardo López Villegas—Elsy del Pilar Cuello Calderón—Gustavo José Gnecco Mendoza—Luis Javier Osorio López—Francisco Javier Ricaurte Gómez—Camilo Tarquino Gallego.