Sentencia 34682 de septiembre 7 de 2010

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN LABORAL

Magistrado Ponente:

Eduardo López Villegas

Ref.: Expediente 34682

Acta Nº 32

Bogotá, D.C., siete de septiembre de dos mil diez.

Se pronuncia la Corte sobre el recurso de casación interpuesto por Luis Fernando Bautista Roncancio contra la sentencia del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, Sala Laboral, de fecha 31 de agosto de 2007, proferida en el proceso ordinario laboral que promovió contra Ecopetrol S.A.

Previamente se reconoce personería la Dra. Martha Cristina Carvajal Molina con T.P. 44.031 del Consejo Superior de la Judicatura como apoderada de la parte demandante.

EXTRACTOS: «III. El recurso de casación

Lo interpuso el demandante y con él pretende que la Corte case totalmente la sentencia del Tribunal en cuanto confirmó la de primera instancia, y que al actuar en sede de instancia revoque la sentencia del a quo y en su lugar conceda las pretensiones de la demanda.

Con esa intención propuso dos cargos que fueron replicados.

Primer cargo:

“Acuso la sentencia impugnada por violación directa de la ley sustancial, en la modalidad de interpretación errónea de los artículos 488 y 489 del Código Sustantivo del Trabajo y 151 del Código Procesal del Trabajo y de la Seguridad Social - violación de medio — que condujo a la violación de los artículos 13, 14, 57-4, 59-1-9,127, 128, 260, 263, 340, 342 y 467 del Código Sustantivo del Trabajo, en armonía con el artículo 136 — 2 del Código Contencioso Administrativo, modificado por la Ley 446 de 1998, artículo 44, en relación con el Decreto 807 de 1994, 7, 97, 104, 109, 118, 124, de la Convención Colectiva de Trabajo suscrita por la Empresa Colombiana de Petróleos “Ecopetrol” (hoy Ecopetrol S.A.)’ y la Unión Sindical Obrera “USO”, con vigencia entre el 10 de marzo de 1993 y el 28 de febrero de 1995 —por falta de aplicación -, lo que condujo a desconocer el Decreto 062 de 1970, en armonía con el artículo 10 del Decreto Ley 2027 de 1951 y los artículos 9, 10, 12, 13, 14, 16, 18, 19, 20, 21, 55, 259, 266, 470, 476, 477 y 479—2 del Código Sustantivo del Trabajo y el artículo 55 del Decreto 1760 de 2003, dentro de los parámetros fijados por los artículos 1°, 20, 4, 11, 13, 25, 29, 38, 39, 48, 53, 55, 58 y 336 de la Constitución Política de la República de Colombia”.

Señala el censor en la demostración del cargo, que erró el ad quem al considerar que las pensiones y los demás derechos que conforman esta prestación prescriben en tres años, como lo establecen el artículo 488 del Código Sustantivo de Trabajo, en concordancia con el artículo 489 ibidem y el 151 del Código Procesal y de la Seguridad Social, sin tener en cuenta que en el mismo se dispone una excepción en casos de prescripciones especiales; que el artículo 2 de la Ley 116 de 1928, que disponía que el derecho pensional prescribía a los treinta años, fue declarada inexequible por la Corte Constitucional.

Agrega el censor que, si bajo los principios que protegen y garantizan la eficacia del derecho pensional como parte esencial del derecho a la seguridad social y del derecho al trabajo, se puede predicar como imprescriptible el derecho pensional, también lo debe ser el derecho a reclamar su reliquidación cuando no se han incluido para su reconocimiento todos los factores que debieron integrar la base salarial para su liquidación.

Expone el recurrente que esta corporación considera que la pensión de jubilación es un derecho imprescriptible, que sólo prescriben las mesadas pensionales en razón de su naturaleza periódica de tracto sucesivo, por tanto no ha operado el fenómeno de la prescripción.

Replica

Señala el opositor que desde la contestación de la demanda se formuló la excepción de prescripción, especialmente con relación a la pensión; transcribe un a parte de la Sentencia 19557, la cual hace referencia a la prescripción extintiva de la pensión, indicando que la censura desconoce la posición actual de la Corte en ese tema.

Cargo segundo

Acuso la sentencia impugnada por violación indirecta de la ley sustancial, en la modalidad de falta de aplicación de los artículos 127, 128, 260, 263 y 467 del Código Sustantivo del Trabajo, en armonía con los artículos 57— 4, 59— 1- 9 del mismo estatuto y con el Decreto 807 de 1994, en relación con —también por falta de aplicación— los artículos 7, 97 y 109 de la Convención Colectiva de Trabajo suscrita por la Empresa Colombiana de Petróleos “Ecopetrol” (hoy Ecopetrol S.A.) y la Unión Sindical Obrera “USO”, con vigencia entre el 1° de marzo de ]993y el 28 de febrero de 1995, lo que condujo a desconocer el Decreto 062 de 1970, en armonía con el artículo10 del Decreto-Ley 2027 de 1951 y los artículos 9, 10, 12, 13, 14, 16, 18, 19, 20, 21, 55, 259, 260, 266, 470, 476, 477 y 479 — 2 del Código Sustantivo del Trabajo y el Decreto 1760 de 2003, dentro de los parámetros fijados por los artículos 1 °, 20, 4, 11, 13, 25, 29, 38, 39, 48, 53 55 58 y 336 de la Constitución Política de la República de Colombia”.

Señala como errores de hecho:

1. No dar por demostrado estándolo, que el total percibido por el trabajador Bautista Roncancio, durante el último año de servicios comprendido entre el 26 de Diciembre de 1993 y el 25 de diciembre de 1994, ascendió la suma de $ 16.609.490, de los cuales $10.037.247 constituyen la base salarial anual, para la liquidación de su pensión de jubilación y por lo tanto, el promedio salarial mensual corresponde a la suma de $836.437 y no a $716.150, como lo consideró equivocadamente la demandada. Esta diferencia en el valor de la pensión de jubilación del actor, se encuentra con elemental facilidad mediante una simple operación aritmética que pone en evidencia el enorme perjuicio que se causa a un ex trabajador, por desconocimiento de uno de sus derechos fundamentales, además, vitales, como es la pensión de jubilación.

2. No dar por demostrado estándolo, que por disposición expresa de las normas que se consideran violadas, los factores que componen el promedio anotado, lo conforman los siguientes rubros: tiempo regular, extras dominicales, subsidio de arriendo, subsidio de transporte, prima convencional, prima de vacaciones, antigüedad en dinero, antigüedad en tiempo, enfermedad y bonificación por jubilación.

3. Dar por demostrado sin estarlo, que el total devengado por el Señor Bautista Roncancio, durante el período comprendido entre el 26 de diciembre de 1993 y el 25 de diciembre de 1994, ascendió solamente a $8.593.797 y que el monto mensual que debía tenerse en cuenta para liquidar la pensión de jubilación era de $716.150.

4. No dar por demostrado estándolo, que parte del trabajo ejecutado por el Señor Bautista Roncancio en la última quincena laborada, fue remunerado por la Empresa demandada, cuando ya había reconocido la pensión de jubilación del trabajador, que dicho pago por concepto de salarios y prestaciones sociales fue recibido por mi representado con posterioridad a este hecho, como se evidencia con el comprobante de pago que obra a folio 7 del expediente, en el cual consta el pago al Señor Bautista Roncancio, de salarios y prestaciones que no fueron tenidos en cuenta por la sentencia que se impugna.

5. Dar por demostrado sin estarlo, que los salarios y prestaciones sociales correspondientes al último año de servicios, fueron cancelados únicamente por el período comprendido entre el 26 de diciembre de 1993 y el 25 de diciembre de 1994, día en que terminó el contrato del trabajador, por falta de apreciación de los documentos que obran a folios 7 y 8 del expediente, donde se prueban otros pagos salariales que no fueron tenidos en cuenta por el ad quem. Si los hubiera apreciado, los derechos del demandante no se hubieran vulnerado.

6. Dar por demostrado sin estarlo que el valor devengado por el demandante en el último año de servicios, por concepto de prima de vacaciones, ascendió a la suma de $ 343.588 y no a la suma de $417.214, como lo demuestran los comprobantes de pago allegados al expediente.

7. Dar por demostrado sin estarlo que el valor devengado por el demandante en el último año de servicios, por concepto de “horas extras”, ascendió a la suma de $2.591.179 y no a la suma de $3. 052.830, como lo demuestran los comprobantes de pago visibles a folios 7y 30 al 52 del expediente.

8. No dar por demostrado estándolo, que el valor devengado por el demandante por concepto de Bonificación por Jubilación, es factor de salario para efectos de la liquidación de su pensión de jubilación y dar por demostrado lo contrario.

(…)

El Decreto 062 de 1970 —en armonía con el artículo del Decreto-Ley 2027 de 1951—, por el cual se aprueban los estatutos de la Empresa Colombiana de Petróleos y se dictan otras disposiciones, dispuso en el artículo 29: “Las relaciones de trabajo entre la Empresa y sus trabajadores, con excepción del Presidente de la misma, continuarán rigiéndose por las normas del Código Sustantivo del Trabajo y las leyes que lo adicionan o reforman. No obstante el personal directivo, técnico y de confianza, según la clasificación que al respecto haga la Junta Directiva, tendrá una administración salarial fundada principalmente en el desempeño meritorio de dicho personal, y distinta del sistema convencional que la Empresa pacta a través de las Convenciones Colectivas de Trabajo. En todo caso el régimen de prestaciones para dicho personal no será inferior al actualmente existente” (Resaltado en la copia).

Mediante Decreto 1760 del 26 de junio de 2003, por el cual se escinde la Empresa Colombiana de Petróleos Ecopetrol, se modifica su estructura orgánica y se crea al Agencia Nacional de Hidrocarburos y la Sociedad Promotora de Energía de Colombia S.A., respecto de los trabajadores de Ecopetrol, se dispuso: “Los funcionarios de la planta de personal de la Empresa Colombiana de Petróleos — empresa industrial y comercial del Estado — vigente a la fecha de promulgación del presente Decreto continuarán con sus contratos laborales, en las mismas condiciones en las que fueron suscritos

Los conceptos calificados por Ecopetrol S.A., como “tiempo regular nocturno “, “tiempo regular nocturno festivo, “sobre tiempo diurno “, “sobretiempo nocturno “, “permiso remunerado “, “descanso trabajado “, “dominicales y festivos “, “sobretiempo diurno convencional “, “sobretiempo diurno, dominical y festivo “, “sobretiempo nocturno convencional” y “sobretiempo nocturno dominical y/o festivo “, son reunidos por la Empresa en el concepto de “horas extras”, que aparece relacionado en la certificación expedida el 4 de febrero de 1995, “. . .para efectos de la liquidación de la pensión de jubilación” (fls. 5, 112 y 143 del expediente). Por este concepto Ecopetrol S.A., dejó de tener en cuenta la suma de $ 3.052.830, reconocida al demandante durante el último ano de servicios.

La prima de vacaciones constituye factor salarial, por expresa disposición de los artículos 97’y 118 de la Convención Colectiva de Trabajo, en armonía con los artículos 127 y 128 del Código Sustantivo del Trabajo. Ecopetrol incluye este concepto en las ganancias del último año del trabajador, para efectos de la pensión de jubilación, pero al igual que en el caso anterior, toma un valor inferior al que realmente devengó el trabajador. En el comprobante de pago correspondiente al 04 de enero de 1995, (folio 7 del expediente), que corresponde a la liquidación definitiva de prestaciones sociales; se evidencia el pago de la suma de $41 7.214, por este concepto y Ecopetrol sólo incluyó $343.588 en el promedio para liquidar la pensión del demandante (fls. 5, 112 y 143 del expediente).

Ecopetrol S.A., reconoció al demandante, la suma de $908.054, por concepto de bonificación por jubilación, como consta en el comprobante de pago del 04 de enero de 1995, (fl. 8 del expediente). Este derecho, aunque se paga por una sola vez a la terminación del contrato de trabajo, está dentro de las previsiones del artículo 127 del Código Sustantivo del Trabajo, al no haber sido excluido convencionalmente como factor salarial, en forma expresa por las partes que suscriben la Convención que la creó; por lo tanto, debió ser incluido en el promedio que la empresa tuvo en cuenta para el reconocimiento de la pensión del demandante.

El Tribunal Superior no tuvo en cuenta en su fallo, que el artículo 128 del Código Sustantivo del Trabajo, señala claramente cuales pagos no constituyen salario y otorga a las partes en una relación de trabajo, la facultad de disponer expresamente cuando un pago extralegal, no constituye salario.

(…)

Los pagos correspondientes a la última quincena laborada por el demandante, no se realizaron a la finalización del contrato de trabajo, sino con posterioridad a este hecho; prueba de ello, es el comprobante visible a folio 7 del expediente, en el cual se puede verificar que la Empresa canceló al demandante los salarios y prestaciones sociales correspondientes a la última quincena laborada según comprobante de fecha 4 de enero de 1995. Estos pagos, fueron excluidos por la empresa, del promedio que sirvió de base para determinar el valor de la primera mesada pensional del demandante, como lo evidencia la relación de pagos efectuada en los hechos de este escrito.

Si se hubieran tenido en cuenta los hechos narrados en la demanda, debidamente probados como se señala en el cargo y aplicado correctamente las normas citadas en la proposición jurídica, el salario promedio para la liquidación de la pensión los derechos del causante, habría sido de $ 836.437 y no de $ 716.150.

La réplica

Expone el opositor que el cargo no puede prosperar por cuanto sostiene que los derechos reclamados están prescritos.

IV. Consideraciones de la Corte

La controversia se centra en determinar si prescriben o no los factores salariales que hacen parte del IBL, al momento de liquidar el monto de la pensión de jubilación del actor reconocida a partir del 26 de diciembre de 1994.

El ad quem para resolver el asunto sometido a su consideración fundamentó su decisión en la sentencia rad. 30914 del 10 de julio de 2007.

Se duele el censor de la interpretación errónea que hizo el ad quem de los artículos 488 y 489 del Código Sustantivo del Trabajo, en concordancia con el artículo 151 del Código Procesal Laboral, pues, en su sentir aquel no tuvo en cuenta que hay una excepción favorable a los pensionados al hacer referencia a “los casos de prescripciones especiales”.

El Tribunal no hace una errada interpretación de las normas que regulan el derecho de la prescripción de los créditos y factores laborales si acoge, como lo hace al invocar una sentencia de esta Sala, la reiterada jurisprudencia vigente sobre el punto objeto de la controversia.

Efectivamente el tema planteado ha sido resuelto en múltiples decisiones, entre ellas, la sentencia radicada bajo el número 28904 que data del 19 de julio de 2006, y reiterada en decisión del 21 de marzo de 2007 radicado 29998, la Corte dijo:

“Sin que implique cambio de jurisprudencia –sobre la imprescriptibilidad del derecho pensional en sí– debe precisarse que una cosa es el status o calidad de pensionado, el cual por ser de carácter permanente y generalmente vitalicio apareja la imprescriptibilidad de la acción para su reconocimiento —criterio jurisprudencial que se reitera—; y otra, la de los factores económicos relacionados con los elementos integrantes para la obtención de la base salarial sobre la cual se calcula el quantum o monto de la prestación, en la forma como lo hayan dispuesto el legislador, la convención o directamente las partes. Pues, en tanto que la titularidad de pensionado se predica de quien reúne los requisitos para ello, y tal situación se puede extender, por ficción legal en ciertos casos y en relación con ciertas personas, hasta con posterioridad a la muerte del causante; el valor de la pensión nace de manera individual y autónoma, con fundamento en la vigencia de los derechos laborales que la comprenden y que el legislador presume terminada con el acaecimiento del fenómeno prescriptivo previsto en el artículo 488 del Código Sustantivo del Trabajo para las relaciones individuales del trabajo de carácter particular y que el artículo 151 del Código Procesal del Trabajo y de la Seguridad Social amplía a todas ‘las acciones que emanen de las leyes sociales’ del trabajo.

Precisa la Corte que no es dable confundir los hechos en que se funda la demanda de la pensión, cuya declaración judicial de existencia resulta ser imprescriptible (Sent., Rad. 10.842, oct. 21/85), con los derechos personales o créditos que surgen de la relación laboral y que sirven de base o soporte al cálculo de su valor, los cuales, sí prescriben en los términos de las citadas normas laborales.

(…).

Y es que, se insiste, fijado el monto de la pensión surge para el pensionado el derecho a que éste sea reliquidado por desconocerse algunos de los componentes que constituyeron su base, pero tal reconocimiento está sujeto a la existencia del derecho de crédito que comporta; de tal suerte que, extinguido éste por prescripción no es posible volver a hacerle producir efectos jurídicos.

Las razones expuestas llevan a la Corte a modificar su jurisprudencia —en éste aspecto puntual— por ser claro que la prescripción extintiva contemplada en la ley, específicamente en materia laboral, provee la certeza que es necesaria a la relación de trabajo y a las prestaciones recíprocas que de ella se derivan y, en tal sentido, dan claridad, seguridad y paz jurídicas a las partes, saneando situaciones contractuales irregulares que, de otra manera, conducirían a mantener latente indefinidamente el estado litigioso durante toda la vida de los sujetos mientras subsistan beneficiarios de la pensión”.

Por lo anterior el cargo no prospera.

Dada la resultas del primer cargo pierde sentido determinar la existencia y monto de créditos laborales prescritos; queda así por tanto la Sala relevada del estudio del segundo de los cargos.

Con costas en el recurso extraordinario a cargo de la parte recurrente; se fijan las agencias en derecho en la suma de dos millones quinientos mil pesos moneda corriente ($2.500.000.oo m/cte). Por secretaría tásense las demás costas.

En mérito de lo expuesto la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral, administrando justicia en nombre de la República de Colombia y por autoridad de la ley, no casa la sentencia del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, Sala Laboral, de fecha 31 de agosto de 2007, proferida en el proceso ordinario laboral promovido por Luis Fernando Bautista Roncancio contra la Empresa Colombiana de Petróleos Ecopetrol S.A.

Con costas en el recurso extraordinario a cargo de la parte recurrente; se fijan las agencias en derecho en la suma de dos millones quinientos mil pesos moneda corriente ($2.500.000.oo m/cte). Por secretaría tásense las demás costas.

Cópiese, notifíquese, publíquese y devuélvase el expediente al tribunal».