Sentencia 36995 de junio 9 de 2010

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

Rad.: 36995

Acta 19

Magistrado Ponente:

Dr. Camilo Tarquino Gallego

Bogotá, D.C., nueve de junio de dos mil diez.

EXTRACTOS: «Se considera

Por estar orientados por la vía directa, acusar similar cuerpo normativo y contener la misma sustentación, la Sala estudiará conjuntamente los dos cargos.

La censura manifiesta su inconformidad con la decisión del tribunal debido a que el pago del retroactivo pensional se ordenó a la Empresa de Energía Eléctrica de Bogotá y no al demandante, pues estima que las personas afiliadas al régimen en pensiones son las beneficiarias de los seguros sociales obligatorios, y que el ISS no puede disponer motu proprio el retroactivo generado por el derecho a la pensión de vejez del trabajador.

Así las cosas, la Sala observa que en ningún yerro jurídico incurrió el tribunal, pues el reconocimiento de la pensión de jubilación de carácter convencional, por la Empresa de Energía Eléctrica de Bogotá, fue a partir del 26 de diciembre de 1985, de donde surge la aplicabilidad de la compartibilidad con la de vejez a cargo del Instituto de Seguros Sociales.

Ahora bien, como no cuestiona el recurso que la pensión convencional no fuera compartible, es obvio que podía disponerse el giro del retroactivo de la pensión de vejez a la empresa, en cuanto tampoco fue objeto de discusión que esta venía pagando la pensión de jubilación completa, aún después de que se causó la prestación de vejez a cargo del ISS.

Ha señalado la Corte en otras oportunidades que no se trata en estos casos de una cesión de derechos como un acto jurídico por el cual un acreedor cede o transfiere voluntariamente un crédito o derecho personal, sino que lo que se presenta es un pago anticipado de la pensión de vejez a cargo del ISS por parte de la entidad jubilante, que para evitarle un perjuicio al trabajador continúa sufragando el valor total de la prestación cuando ya no está a su cargo íntegramente, por haber operado la subrogación por parte del seguro social.

En la Sentencia radicación 27311 del 15 de junio de 2006, señaló la Corte textualmente:

“Conforme a la ley y a partir de la asunción del riesgo de vejez para el ISS, desaparece la obligación de la empresa jubilante de continuar cubriendo las mesadas pensionales a su extrabajador, quedando a su cuenta únicamente el mayor valor si lo hubiere entre las dos pensiones; luego, si lo hizo fue para proteger al pensionado.

Por consiguiente, como bien lo concluyó el ad quem, esos dineros del retroactivo cuando se está en presencia de pensiones compartibles y el empleador mantiene la cancelación de las mesadas no pertenecen propiamente al afiliado, siendo razonable que se disponga el giro de este concepto a quien lo cubrió periódicamente sin estar obligado a ello, lo que de plano desvirtúa la cesión de derechos y por ende la aplicación del precepto legal que la prohíbe, además que con ello no se desconoce que el accionante sea el verdadero beneficiario del derecho pensional, cuyas mesadas continuará recibiendo a través de la entidad que legalmente le corresponde el pago”.

Por las consideraciones expuestas, se hace evidente el acierto del tribunal en el caso sub judice, por lo que los cargos formulados no prosperan.

Las costas en casación a cargo del recurrente, dado que hubo réplica.

Por lo expuesto la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, NO CASA la sentencia proferida por el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cundinamarca, el 5 de febrero de 2008, en el proceso promovido por Álvaro Segura Peña contra el Instituto de Seguros Sociales.

Costas a cargo de la parte recurrente.

Cópiese, notifíquese, publíquese y devuélvase el expediente al tribunal de origen».