Sentencia 3746 de junio 3 de 1993 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA

PROCESO ADMINISTRATIVO DISCIPLINARIO

IRREGULARIDADES

EXTRACTOS: «Conviene sobre el particular señalar que los Decretos 400 de 1983, 786 y 482 de 1985 y la Ley 13 de 1984, estas dos últimas disposiciones aplicables a los funcionarios del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, por reenvío del artículo 41 del Decreto 400 de 1983, no han señalado causales de nulidad como lo pretende el actor, y en su lugar hablan sencillamente es de irregularidades que por su concepción, literalidad y espíritu, tienen un objeto y finalidad distinta al rígido criterio de la nulidad procesal.

8. En este orden de ideas, el artículo 36 del D.R. 482 de 1985 encausa las irregularidades por la vía de las soluciones subsanables como regla general de ser así posible, en desarrollo desde luego de los principios de celeridad y eficacia, lo cual indica que una omisión o una actuación administrativa extemporánea no conllevan necesariamente la imposibilidad de que se continúen las diligencias propias para su trámite y culminación, si con ello no se causa ningún perjuicio. Es decir, prima el fin antes que la simple formalidad. Textualmente dice el artículo 36 del Decreto 482 de 1985:

“Artículo 36. De las irregularidades en la actuación disciplinaria. Si el funcionario investigador encontrare que en el desarrollo de las investigaciones disciplinarias se ha incurrido en alguna irregularidad, procederá a subsanarla antes del cierre de la misma, si ello fuere posible. De lo contrario se reiniciará la investigación en la etapa en que se hubiere producido la irregularidad” (se resalta).

Conforme a la lógica de esta disposición, no puede concluirse que expedido extemporáneamente el auto que decreta pruebas, debe repetirse para que se pueda reiniciar la investigación, o que ya no puede proseguirse ésta porque el auto fue extemporáneo. A esta concepción nunca puede llegarse por-que se constituiría en una negación de la ética administrativa, primando siempre la formalidad sobre los derechos y deberes del empleado y de la propia administración pública.

Sin embargo, conviene señalar que sí existen términos infranqueables por tener éstos un carácter preclusivo como la prescripción de la acción disciplinaria. Dice al respecto el artículo 39 del Decreto 786 de 1985:

“Artículo 39: Término para iniciar la acción. La acción disciplinaria podrá iniciarse en cualquier tiempo durante la prestación del servicio o dentro de los cinco (5) años siguientes a su terminación”.

Sin embargo como esta no es la situación del actor, se concluye que no le asiste razón al actor por este aspecto.

9. Como de acuerdo con el inciso segundo del artículo 1º del CCA, los procedimientos administrativos regulados por leyes especiales, se rigen por éstas, y en lo no previsto en ellas se aplican las normas de la primera parte de este código, y como la Ley 13 de 1984 y los Decretos 482 de 1985, 400 de 1983 y 786 de 1985, no consagraron que el incumplimiento en la fecha del cierre de la investigación en exceso de los 60 días, o el decreto de pruebas producido un día después del traslado de la apertura de la investigación, o la falta de la cita de normas violadas en el informe del investigador son causales de anulación de lo actuado, o constitutivas de irregularidades insaneables, hechos que además no se produjeron, se concluye que no le asiste razón en sus pedimentos.

10. Debe finalmente expresarse en torno a este tema, que dentro de nuestro régimen jurídico existen términos preclusivos y otros que no lo son. Conforme a los primeros, vencido el plazo se pierde la oportunidad de actuar, y un pronunciamiento en estas condiciones es ineficaz como ocurre cuando existiendo la prescripción disciplinaria y ella ha sido alegada, se decide sancionar. Cuando los términos no son preclusivos, se puede válidamente actuar aun cuando pueda predicarse alguna irregularidad. No están por lo tanto llamadas a prosperar las súplicas de la demanda».

(Sentencia de junio 3 de 1993. Expediente 3746. Consejero Ponente: Dr. Diego Younes Moreno).

_____________________________