Sentencia 37491 de octubre 27 de 2009

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN LABORAL

Ref.: Expediente 37491

Magistrado Ponente

Dr. Eduardo López Villegas

Acta 41

Bogotá D.C., veintisiete de octubre de dos mil nueve.

Resuelve la Corte el recurso de casación interpuesto por el apoderado del Banco Cafetero S.A. en liquidación contra la sentencia proferida por la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá el 16 de mayo de 2008, en el proceso seguido por Carlos Enrique Murillo Quintero contra el recurrente.

l. Antecedentes

En lo que interesa al recurso impetrado, se precisa lo siguiente:

El demandante pretende que se actualice el salario base de liquidación de la primera mesada pensional. Sustenta su pretensión en que: (i) Prestó servicios a la demandada desde el 2 de mayo de 1972 hasta el 1 de junio de 1995; (ii) Devengó la suma de $ 651.506.00, como salario promedio en el último año de servicios; (iii) El banco le reconoció pensión a partir del 12 de abril de 2004, en cuantía mensual de $ 488.630, sin tener en cuenta la inflación desde la fecha de retiro y la de reconocimiento de la pensión.

La entidad bancaria se opone a las pretensiones de la demanda, proponiendo las excepciones de prescripción, inexistencia de la obligación, buena fe, carencia de respaldo normativo y la genérica.

Sentencia a quo

Mediante fallo del 31 de agosto de 2007, el Juzgado Veinte Laboral del Circuito de Bogotá, D.C., condenó a la demandada a reajustar el valor de la primera mesada pensional reconocida al actor, utilizando como fórmula (índice final x capital /índice inicial).

II. Sentencia del tribunal

En sentencia del 16 de mayo de 2008, el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, D.C., confirmó la sentencia apelada por la demandada. En lo que corresponde al presente recurso (la fórmula para actualizar el IBL de las pensiones del régimen de transición), sustentó su decisión en la sentencia del 13 de diciembre de 2007, radicación 31.222, indicando que la fórmula utilizada por el a quo se ajusta a los criterios técnicos que comparte el tribunal.

III. Recurso de casación

La entidad bancaria promueve demanda de casación con el objetivo de que la Corte "case la sentencia recurrida en cuanto confirmó la sentencia de primera instancia condenando a pagar pensión de jubilación indexada en cuantía de $ 1.297.483, para que la Corte, constituida en sede de instancia, revoque la de primer grado y en su lugar ordene el pago de la pensión indexada aplicando la fórmula expuesta por la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia, en sentencia de radicación 13336".

Único cargo

"la sentencia acusada incurrió en la violación directa de la ley en la modalidad de interpretación errónea de los artículos 21 y 36 de la Ley 100 de 1993 (inc. 3º), en relación con los artículos 1º de la Ley 33 de 1985, 27 y 75 del Decreto 3135 de 1968, 1º, 68 y 73 del Decreto 1848 de 1969, 16, 19 y 259 del Código Sustantivo del Trabajo, 8º de la Ley 153 de 1887, 16 de la Ley 446 de 1998, 11 Decreto 1748 de 1995, y 53 y 230 de la Constitución Política".

Demostración del cargo

Señala el censor que el tribunal erró al utilizar una fórmula diferente a la señalada por la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia, en el fallo radicación 13336, cuya parte pertinente transcribe.

Réplica

El opositor señala, en primer lugar, que la demanda está mal formulada, porque en primer término se utilizó una vía equivocada al invocar la vía directa con base en una sentencia de casación (13336) que no analizó el tribunal, ni el a quo, ni se aportó al proceso, ni se indicó la fecha respectiva.

Que la fórmula utilizada se ajusta al Decreto 1748 de 1995 y a los parámetros fijados por la Corte en la sentencia 32020 del 6 de diciembre de 2007.

IV. Consideraciones de la corte

En primer lugar, esta Sala considera que no tiene razón la oposición, por cuanto, si bien es cierto que el ad quem hizo referencia a una sentencia diferente a la indicada por el censor, esto resulta irrelevante por cuanto el cargo de violación claramente identifica el artículo 36 de la Ley 100 de 1993 como violado directamente, por considerar que el ad quem lo interpretó de manera errónea.

En cuanto al fondo del asunto, se tiene que el problema jurídico planteado se centra en determinar la fórmula que se debe utilizar para actualizar el salario base de liquidación de las pensiones legales de jubilación sujetas al régimen de transición. En el caso sub examine, el demandante prestó sus servicios a la demandada del 2 de mayo de 1972 al 1º de junio de 1995, y se le reconoció pensión legal de jubilación a partir del 12 de abril de 2004, fecha en que cumplió 55 años de edad.

Al respecto, de la problemática planteada, la Corte Suprema, Sala Laboral en Sentencia 29470 de 2007, dijo que:

"Es de acotar que la fórmula para la actualización anual del salario base de liquidación de esta clase de pensión, la adoptó esta Sala, entre otros, en fallos de instancia del 30 de junio y 1º de diciembre de 2005, radicados 23429 y 25719, respectivamente. En el primero de los cuales, se dijo:

"Así las cosas, conforme al artículo 36 de la Ley 100 de 1993 y para este caso en particular, el lapso para establecer el mencionado ingreso base de liquidación debidamente actualizado, es el comprendido entre el 1º de abril de 1994 ¾fecha en la cual entró en vigencia el nuevo sistema general de pensiones¾ y el 27 de enero de 2002 cuando el actor reunió los requisitos para adquirir el derecho a la pensión, que se traduce a que le faltaban 7 años, 9 meses y 26 días, o 2816 días para completar dichos requisitos.

Sin embargo, como el demandante en ese lapso laboró para la entidad bancaria hasta el 30 de junio de 1998, corresponde trasladar la unidad de tiempo de los 2816 días a la fecha desvinculación y empezarlos a contar de ahí hacia atrás, con lo cual se llega hasta el 5 de septiembre de 1990.

"(...)".

"Dicho en otros términos, es preciso realizar dos operaciones: primero establecer cuántos días, contados desde el 1º de abril de 1994, faltaban al trabajador para reunir los requisitos y, segundo, trasponer luego esa medida o número de días a la fecha del retiro y empezar a contar hacía atrás las sumas devengadas hasta agotar dicho lapso, cuyo promedio actualizado constituiría el IBL para liquidar la pensión (resalta la Sala)(sic).

"Ese entendimiento, estima la Corte, es el que consulta el verdadero espíritu de la ley y se ajusta cabalmente a su tenor literal, en tanto acata su exigencia de tomar en consideración únicamente el tiempo faltante para adquirir el derecho y no otro; así mismo, cumple con el principio de tener en cuenta hasta la última semana cotizada para efectos de liquidar la pensión, situación que no ocurriría si llegara a entenderse que solamente sería dable contabilizar las semanas cotizadas o los ingresos devengados hasta el día de cumplimiento de todos los requisitos, lo cual implicaría evidentemente una tremenda injusticia al dejar por fuera cotizaciones efectivamente realizadas, en desmedro de los intereses del aportante, quien realizó unos pagos que no van a tener incidencia en el monto final de su pensión, solución que iría en contravía de principios básicos de la seguridad social, como aquel de que 'a mayor cotización, mayor pensión', axioma que resulta congruente ¾además¾ con otro principio propio de esta disciplina jurídica, concretamente el de la proporcionalidad.

"(...)".

"Siguiendo las anteriores directrices, la Sala determinara el promedio actualizado de los salarios para cada anualidad, para luego, de la sumatoria de estos, obtener el que ha de servir para liquidar la pensión, que equivale al 75% que establece la Ley 33 de 1985, en virtud de encontrarse el actor cobijado por el régimen de transición.

"(...)".

"Así las cosas, se reitera que al aplicar el régimen de transición que prevé el artículo 36 de la Ley 100 de 1993, el ingreso base de liquidación para la pensión de jubilación, en el presente asunto se debe calcular así:

"Se toma como referente de tiempo, un lapso equivalente al transcurrido entre el 1º de abril de 1994, fecha en que entró en vigencia la Ley 100 de 1993 de manera general en materia pensional, hasta el 3 de julio de 2001, día en que el demandante cumplió 55 años, lapso que en número de días equivale a 2.613.

"Para el efecto se tienen en cuenta los salarios devengados por el actor en el citado número de días, contados del 20 de agosto de 1996, cuando se terminó la relación laboral, hacia atrás, es decir hasta el 10 de mayo de 1989. Tales salarios aparecen en la documentación obrante a folios 70 a 73 y 77 del cuaderno principal.

"Seguidamente, los salarios del período apuntado, se actualizan hasta el 3 de julio de 2001, fecha en que el demandante cumplió 55 años de edad, con base en el índice de precios al consumidor certificado por el DANE.

"Por último, para obtener el ingreso base de liquidación, se toma el salario devengado en cada mensualidad, y ya actualizado se multiplica por el número de días retribuidos para cada mes y se divide por el total de días reseñado, es decir 2.613; luego se suman los resultados de todas estas ponderaciones y, al total se le aplica el 75%, obteniéndose así el monto de la pensión".

Se reitera la anterior posición, en consecuencia, el cargo prospera.

Se casará la sentencia parcialmente en cuanto a la fórmula aplicable para efectos de la indexación de la primera mesada y, en sede de instancia, se modificará la decisión del a quo en el punto antes mencionado.

En consideración a que prosperó la acusación, y que no existe prueba en el proceso que permita proferir condena en concreto, se deberá, para mejor proveer y poder en sede de instancia establecer el ingreso base de liquidación y determinar el monto de la primera mesada pensional, ordenar oficiar a la entidad accionada para que, en el término máximo de 10 días, informe la base de liquidación para aportes a la seguridad social del demandante para los últimos 10 años de servicios (entre el 2 de junio de 1985 y el 1º de junio de 1995).

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, casa parcialmente la sentencia de 16 de mayo de 2008, proferida por la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, en el proceso ordinario de Carlos Enrique Murillo Quintero contra el Banco Cafetero S.A. en liquidación, en lo referente a la fórmula utilizada para actualizar la base de liquidación de la primera mesada pensional, en lo demás se mantendrá la decisión del tribunal.

Para efectos de proferir la sentencia de instancia a que haya lugar, por la secretaría de la Sala, ofíciese a la entidad demandada con el fin de que informe a esta corporación, en el término máximo de 10 días, la base de liquidación para aportes a la seguridad social del demandante para los últimos 10 años de servicios (entre el 2 de junio de 1985 y el 1º de junio de 1995).

Cumplido lo anterior, vuelva el expediente al despacho para proferir la sentencia de instancia a que haya lugar.

Sin costas en esta instancia.

Cópiese, notifíquese, publíquese y devuélvase el expediente al tribunal.

Magistrado: Eduardo López Villegas¾Elsy del Pilar Cuello Calderón¾Luis Javier Osorio López¾Francisco Javier Ricaurte Gómez¾Camilo Tarquino Gallego.