Sentencia 38039 de marzo 19 de 2010

 

Sentencia 38039 de marzo 19 de 2010

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN LABORAL

Magistrado Ponente:

Dr. Gustavo José Gnecco Mendoza

Rad.: 38039

Acta 8

Bogotá D.C., diecinueve de marzo de dos mil diez.

EXTRACTOS: «IV. Consideraciones de la Corte

Esta Sala de la Corte se ha pronunciado, de manera reiterada, sobre los dos temas que, en esencia, se plantean en el cargo, que son los mismos a los que se ha dado respuesta en muchísimas sentencias, como la proferida dentro del proceso 35796, el 6 de diciembre de 2008, en la que se explicó que la privatización del banco demandado no implica la pérdida del derecho a la pensión de jubilación de quienes le prestaron más de veinte años de servicio como trabajadores oficiales y, de otra parte, que la afiliación de esos trabajadores al Seguro Social no les impide obtener la pensión de jubilación oficial, porque para ellos no se previó, como en el sector particular, un principio de transitoriedad del régimen pensional a cargo del empleador para derivar en la asunción total del riesgo por el Seguro, sino que, por el contrario, subsistieron estatutos especiales que no contemplaban tal asunción y se expidieron nuevos como el Decreto 3135 de 1968, reglamentado por el 1848 de 1969 que tampoco dispuso la subrogación total, sin perjuicio de que los trabajadores oficiales pudieran ser afiliados al Instituto de Seguros Socialesconforme lo autorizó el régimen de estos.

Como la Corte no encuentra, en los argumentos expuestos por el recurrente, razones para modificar su pacífico y consolidado criterio, explicado en la aludida sentencia, a ella se remite para restarle prosperidad al cargo.

Cargo segundo:

Denuncia la sentencia impugnada, por la vía directa, en el concepto de aplicación indebida, del artículo 36 de la Ley 100 de 1993 en relación con los artículos 1° y 13 de la Ley 33 de 1985, 27 del Decreto 3135 de 1968, y 68, 73 y 75 del Decreto 1848 de 1969.

En relación con la improcedencia de la actualización del salario base de liquidación de las pensiones no contempladas en el sistema general de pensiones, el ente recurrente hace suyos salvamentos de voto que han considerado que las disposiciones de la Ley 100 de 1993 sólo se aplican a las pensiones diseñadas en tal Ley. Al respecto, cita el salvamento de voto de la sentencia de la Corte dictada en el proceso radicado bajo el número 21460.

V. Consideraciones de la Corte

Tal como lo precisó el tribunal y se presupone lo acepta el censor, dada la vía escogida para enjuiciar la legalidad de la sentencia acusada, el demandante completó la totalidad de los requisitos exigidos legalmente para adquirir la titularidad del derecho a su pensión de jubilación bajo la vigencia de la Ley 100 de 1993, quedando cobijado por el fenómeno jurídico de la transición pensional consagrado en el artículo 36 de esa norma.

Así las cosas y por tratarse de una pensión de origen legal adquirida bajo el imperio de la Ley 100 de 1993 resultaba procedente la utilización del artículo 36, lo que está de acuerdo con la jurisprudencia reiterada de esta Corte, como se anotó, entre muchísimas otras, en la sentencia del 8 de agosto de 2003, radicación 20044.

De acuerdo con las directrices anteriores, que encajan en el caso bajo estudio, y que corresponden a la posición jurisprudencial mayoritaria que no ha variado, se tiene que el tribunal no cometió yerro jurídico alguno cuando aplicó al asunto lo dispuesto por el artículo 36 de la Ley 100 de 1993 y por ello no prospera.

Por último, es importante precisar que no es del caso pronunciarse en relación con la solicitud que la apoderada judicial del opositor hace a folio 36 del cuaderno de la Corte, para que esta Sala, una vez constituida en sede de instancia, se “pronuncie sobre el error aritmético en que en su fallo incurrió el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cali, al tomar como salario promedio base de liquidación a actualizar, la suma de $733.857 cuando el valor real resultó en $1’056.325,27 que corresponde al promedio salarial del último año de servicios del Sr. Yusti Victoria consignado en la liquidación definitiva de prestaciones que obra en el expediente”, pues no es esta la instancia procesal para efectuar correcciones como la solicitada, que ha debido plantearse ante el juez de la segunda instancia.

Aparte de ello, la parte demandante mediante escrito visible a folio 6 del cuaderno anexo desistió del recurso extraordinario, disposición del derecho que fue aceptado por esta Sala, por auto del pasado 11 de marzo de 2009.

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral, administrando justicia en nombre de la república de Colombia y por autoridad de la ley, NO CASA la sentencia proferida por la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cali, el 14 de septiembre de 2007, dentro del proceso ordinario laboral que Gerardo Yusti Victoria promovió contra el Banco Popular S.A.

Costas en casación, a cargo de la parte recurrente.

Cópiese, notifíquese, publíquese y devuélvase el expediente al tribunal de origen».