Sentencia 3908 de agosto 14 de 1992 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

CONTABILIDAD EN MATERIA TRIBUTARIA

COMO PRUEBA Y COMO REQUISITO ESENCIAL

EXTRACTOS: «En el juicio contencioso de impuestos no es dable a la jurisdicción dejar de aplicar las disposiciones legales tributarias en aras de la invocación del principio de equidad hecha por el contribuyente, porque precisamente en aras de la equidad, también puede exigirse el correcto manejo del impuesto que pertenece al Estado y cuyo recaudo está a cargo del responsable.

Tampoco es procedente invocar la primacía del derecho sustantivo, cuando éste no se configura por no haber cumplido el interesado las condiciones exigidas por la ley para que surja su reconocimiento, pues es de anotar que la contabilidad, entendida por tal los libros de comercio y sus comprobantes, desempeña en el área de los tributos funciones de índole diversa atendiendo a la propia naturaleza del gravamen.

Así, en materia del impuesto sobre la renta constituye un elemento probatorio primordial para la determinación de la base imponible, pero a falta de ella, los ingresos, costos y gastos pueden cuantificarse por medios directos de prueba, como son los documentos privados del propio contribuyente o de terceros o por medios indirectos sobre el patrimonio como son por ejemplo las presunciones de rentabilidad, costos presuntos, indicios sobre ingresos, etc.

No sucede lo mismo en el caso del impuesto sobre las ventas en donde la función de la contabilidad no es simplemente la de servir de medio de prueba, sino que constituye un elemento esencial, inherente a la determinación del tributo cuya cuantificación resulta de los asientos débitos y créditos, correcta y oportunamente registrados de los impuestos causados por las operaciones gravadas y los pagos por las compras, que indican los libros del responsable, que se resumen y concretan en una sola cuenta fácilmente identificable, sin necesidad de acudir a ninguna otra para la verificación del saldo débito o crédito, como es la cuenta del mayor "impuesto a las ventas por pagar" que obliga a llevar el artículo 41 del Decreto 3541 de 1983».

(Sentencia de agosto 14 de 1992. Expediente 3908. Consejero Ponente: Dr. Jaime Abella Zárate).

________________________________