Sentencia 4016 de septiembre 25 de 1997 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

Ref.: Expediente 4016

Acción: Nulidad

Actor: Augusto Hernández Becerra

Consejero Ponente:

Dr. Manuel S. Urueta Ayola

Santafé de Bogotá, D.C., veinticinco de septiembre de mil novecientos noventa y siete.

En cuanto a que el literal b) del artículo 1º acusado desconoce también el literal a) del artículo 48 del Decreto 663 de 1993, por cuanto a juicio del demandante, el hecho de facultar a los bancos hipotecarios para efectuar las operaciones activas y pasivas de las corporaciones de ahorro y vivienda desconoce lo allí dispuesto en el sentido de que el Gobierno Nacional no podrá autorizar operaciones que correspondan al objeto principal de entidades especializadas, considera la Sala que dicho cargo no prospera, ya, que los bancos hipotecarios otorgan créditos hipotecarios, de acuerdo con los términos del artículo 6.2 del Decreto 663 de 1993, actividad ésta que también es del resorte de las corporaciones de ahorro y vivienda, según los términos del artículo 19 ibídem.

Esta corporación estima que el establecimiento de condiciones por parte del artículo 2º que se analiza en manera alguna está reduciendo el tipo de operaciones atribuidas a los bancos hipotecarios, máxime si se tiene en cuenta la definición que de banco hipotecario trae el artículo 6º del Decreto 663 de 1993:

Fuerza entonces concluir que al disponer que por lo menos el 85% de su cartera debe estar respaldada con garantía hipotecaria, la norma analizada no hace otra cosa que reiterar lo dispuesto en el citado artículo 6º.

Además lo que prohíbe el precepto que se estima contrariado es reducir los tipos de operaciones actualmente autorizadas, cuestión que no hace la disposición en comento, pues, de un lado, simplemente impone condiciones a los préstamos con garantía hipotecaria y de consumo, es decir, que dichos tipos de operaciones pueden continuar realizándolas los bancos hipotecarios, y, en segundo lugar, que antes que reducir el tipo de operaciones; el literal a) del artículo 1º, ya analizado en el primer cargo, lo amplió.

Finalmente, para despachar este cargo desfavorablemente resta a la Sala remitirse al literal b) del artículo 48 del estatuto orgánico del sistema financiero, fundamento legal del acto acusado, que reza:

La Sala anota que el citado literal h), que constituye uno de los objetivos de la intervención del gobierno, entre otras, en la actividad financiera, es lograr que la misma tenga un marco regulatorio en el cual cada tipo de institución pueda competir con los demás, de acuerdo con la naturaleza propia de sus operaciones, razón por la cual, lo estatuido en la disposición que se acusa, a juicio de la Sala, no contraviene dicho objetivo, dado que la naturaleza de los bancos hipotecarios, de los bancos comerciales y de las corporaciones de ahorro y vivienda es la de ser establecimientos de crédito, tal y como lo consagra el artículo 2º del Decreto 663 de 1992,

Frente al cuarto cargo: violación del literal f) del artículo 48 del Decreto 663 de 1993, por cuanto el literal a) del artículo 1º del acto acusado vulnera el objeto principal autorizado a varias entidades especializadas, es decir, la función característica de los bancos hipotecarios, comerciales y las corporaciones de ahorro y vivienda.

Como ya se expresó al despachar desfavorablemente el primer cargo, el objeto de los bancos hipotecarios, bancos comerciales y corporaciones de ahorro y vivienda es similar en materia de recepción de fondos, de realización de préstamos y de otras operaciones comerciales.

_____________________________________