Sentencia 40209 de junio 13 de 2012

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN LABORAL

Rad. 40209

Acta 20

Magistrado Ponente:

Dr. Carlos Ernesto Molina Monsalve

Bogotá, D.C., trece de junio de dos mil doce.

EXTRACTOS: «IX. Se considera

Le corresponde a la Sala dilucidar, si tiene derecho el actor a que se indexe la primera mesada pensional, de la pensión de jubilación restringida que le fue reconocida desde el 22 de julio de 2004, al cumplir 60 años de edad.

Al efecto es necesario precisar, que no fue objeto de discusión en el curso de las instancias, que el demandante trabajó para la accionada durante 19 años, 7 meses y nueve días, hasta el 23 de diciembre de 1987, fecha en la que presentó renuncia a su cargo.

De entrada se observa que no tiene razón el recurrente, porque ya en reiteradas oportunidades, por demás recientes, ha señalado la corporación que solo procede la indexación de la primera mesada pensional de las pensiones, legales o extralegales, que se hubieren causado con posterioridad vigencia de la Constitución Política de 1991.

Concretamente, en torno a la pensión restringida de jubilación consagrada en el artículo 8º de la Ley 171 de 1961, ha reiterado en múltiples oportunidades esta Sala, que se consolida cuando el trabajador después de haber laborado mínimo 10 años, es retirado del servicio unilateralmente y sin justa causa, o cuando después de 15 se retira voluntariamente del servicio, de manera que la acreditación de la edad no es elemento concurrente para la estructuración del derecho sino tan solo una condición para la exigibilidad del pago, doctrina esta de antaño, retomada hace más de una década, conforme se lee en la sentencia del 18 de octubre de 2001, Radicado 16646, en la que dijo esta corporación:

“Quien cumple pues el tiempo mínimo de labores indispensable en cada evento pensional y es despedido ilegalmente o se retira de modo voluntario, adquiere el derecho a recibir esta prestación (...). Cosa distinta es el comienzo de la exigibilidad de la pensión mensual que pide, conforme a la ley, que el jubilado llegue a cierta edad...”.

En la misma providencia concluyó la Sala, que cuando se produjo el retiro voluntario del demandante después de 15 años de servicios ya “tenía causado el derecho a la pensión de jubilación consagrada para este evento en el artículo 8º de la Ley 171 de 1961, aunque debía esperar al cumplimiento de los 60 años de edad para empezar a cobrarla”.

Posteriormente, en sentencia del 29 de noviembre de 2005, Radicado 25.324, de nuevo la Corte señaló su inveterado criterio, así:

“... la causación de la pensión restringida se presenta con el cumplimiento de dos requisitos: el tiempo de servicios y el despido sin justa causa, mientras el cumplimiento de la edad es tan solo una condición para la exigibilidad de ese derecho. (...) el cumplimiento de la edad, es acontecimiento futuro o condición para que pueda exigirse, mas no para su causación”.

En oportunidad siguiente, mediante sentencia del 31 de marzo de 2009, Radicado 36224 de 2009, insistió la Corte:

“En el recurso se le presenta a la Corte dos problemas, el primero, es referente a la causación de la pensión sanción contenida en el artículo 8º de la Ley 171 de 1961. Resulta necesario resolver este primer cuestionamiento, para llegar a la solución del segundo, que es el análisis de la procedencia de la indexación de la primera mesada en el caso sub examine.

Frente al primer planteamiento, la Corte ha manifestado de manera reiterada que la pensión sanción, regulada en la norma antes citada, se causa a partir de la fecha del despido, es decir, en el caso sub judice el 31 de enero de 1990, siendo el cumplimiento de la edad una condición para su exigibilidad, pero en ningún modo este evento es la configuración del derecho. Así las cosas, le asiste razón al recurrente cuando inculpa al ad quem de violar directamente las normas acusadas, y darle un entendimiento diferente a la causación de la pensión.

Aclarado lo anterior, se colige que el tribunal también yerro al declarar la procedencia de la indexación de la primera mesada en el presente caso, toda vez que como se dijo la pensión pretendida se causó con anterioridad a la Constitución de 1991. Frente a este segundo problema, actualización del salario base de liquidación de las pensiones causadas con anterioridad de la Constitución de 1991, en sentencia de Radicado 31277, y más recientemente en las de Radicación 33531, 34082 y 36194 proferidas en el 2009, la Sala Laboral dijo que:

“Lo anterior es suficiente para establecer que esta Sala ha modificado, en razón a las sentencias aludidas, su criterio en torno a la procedencia de la corrección monetaria al valor de la primera mesada pensional, de origen legal o convencional, como en el caso bajo examen; pero en el contexto jurídico de la vigencia de la Carta de 1991, en virtud a la estirpe constitucional de los fundamentos en los cuales se levanta la decisión y a partir del momento en el que surge a la vida jurídica, 7 de julio de 1991.

En el sub lite se establece que la pensión de la cual es acreedor el recurrente fue reconocida por la demandada en octubre 17 de 1983, a partir del 8 de enero de 1979, es decir con anterioridad a la vigencia de la norma constitucional que consagra el derecho reclamado.

En consecuencia y por no corresponder al demandante la indexación pretendida, el tribunal no se equivoca y la acusación no prospera””.

Más recientemente, en fallo del 6 de diciembre de 2011, Radicado 49502, bajo la misma línea jurisprudencial adujo la Sala, que la pretendida indexación de la pensión sanción reconocida al actor vía judicial, “no tiene procedencia, pues (...), su pensión se generó el 30 de octubre de 1990 cuando le terminaron su contrato de trabajo, es decir, antes del 7 de julio de 1991 cuando se expidió la Carta Política, aunque su reconocimiento se haya producido posteriormente.

Así las cosas, a la luz de la pacífica jurisprudencia antes citada y teniendo en cuenta que el actor al momento del retiro tenía más de 19 años de servicios a la demandada y que voluntariamente, mediante acuerdo conciliatorio, terminó su contrato de trabajo a partir del 23 de diciembre de 1987, es claro que desde esa data causó su derecho a la pensión restringida de jubilación, esto es, antes de la entrada en vigencia de la Constitución Política de 1991, lo que significa que no procede la condena a la indexación de la primera mesada pensional, toda vez que el cumplimiento de la edad en julio 22 de 2004, es un mero requisito para la exigibilidad de la prestación, mas no para su causación.

En suma, por las razones antedichas, no incurrió el juez de alzada en ninguno de los dislates que le achaca la censura.

Por lo visto, los cargos no prosperan.

Como no hubo réplica, sin costas en sede de casación.

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, NO CASA la sentencia proferida por la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, el 29 de agosto de 2008, en el proceso ordinario que adelantó Enrique Augusto Cadavid Bedoya contra Compañía de Inversiones de la Flota Mercante.

Sin costas como se indicó en la parte motiva.

Devuélvase el expediente al tribunal de origen.

Cópiese, notifíquese y publíquese».