SOLICITUD DE ABSOLUCIÓN POR EL FISCAL

NO OBLIGA AL JUEZ

EXTRACTOS: «¿Qué consecuencia genera el hecho de que el Fiscal Delegado ante la Corte haya solicitado sentencia absolutoria?

Con el propósito de introducir el sistema acusatorio en el procedimiento penal, la nueva Constitución Política, creó la Fiscalía General de la Nación, organismo a quien encargó de “investigar los delitos y acusar a los presuntos infractores ante los juzgados y tribunales competentes”, para cuyo cumplimiento deberá entre otras tareas “calificar y declarar precluidas las investigaciones realizadas”.

El Código de Procedimiento Penal expedido atendiendo las normas constitucionales sobre la Fiscalía dispuso en el artículo 444:

“Iniciación de la etapa del juzgamiento. Con la ejecutoria de la resolución de acusación, adquieren competencia los jueces encargados del juzgamiento. A partir de este momento, el fiscal adquiere la calidad de sujeto procesal y pierde la dirección de la investigación”.

Esto significa que el fiscal tiene el control total de la situación hasta la calificación del mérito del sumario, lo cual puede hacer precluyendo la instrucción o profiriendo resolución de acusación. Si la decisión que toma es esta última, el proceso pasa a manos del juez y las facultades del fiscal se reducen a las de cualquier sujeto procesal, estando entre ellas la de solicitar cesación de procedimiento o en la audiencia la condena o absolución del acusado, tal como lo señala el artículo 129 del estatuto procesal y se desprende de la Constitución Nacional al ordenar que se acuse pero a los presuntos responsables, ya que el hecho de haber formulado el pliego de cargos no le impide que atendiendo a las pruebas recaudadas en el juicio o al nuevo estudio del caso, llegue a la conclusión de que hay razones de peso para absolver.

Para que la petición de absolución presentada por el fiscal tuviera efecto vinculante se tendría que reemplazar el artículo 129 por otra norma que así lo ordenara.

En la actualidad, su petición no obliga al juez, y si es absolutoria ello no significa que los cargos hayan desaparecido, pues éstos están formulados en la resolución de acusación y se resuelven en la sentencia, de ahí que el artículo 456 ibídem diga que “finalizada la práctica de pruebas y la intervención de las artes en la audiencia, el juez decidirá dentro de los diez días siguientes”.

Dentro de las diversas modalidades que son posibles en un sistema procesal de tendencia acusatoria, la escogida por nuestro legislador otorga al fiscal la potestad de formular cargos o precluir la instrucción, pero una vez el proceso pasa a la etapa del juicio, la decisión corresponde exclusivamente al juez, quien consultará la evidencia recaudada y las alegaciones de las partes, sin que ninguna restrinja su autonomía para decidir».

(Sentencia de única instancia, septiembre 8 de 1993. Radicación 4083. Magistrado Ponente: Dr. Ricardo Calvete Rangel).

________________________________________