SENTENCIA 4351 DE MARZO 25 DE 1992

 

Sentencia 4351 de marzo 25 de 1992 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA

PRIMA DE ANTIGÜEDAD

PARA EMPLEADOS DEPARTAMENTALES

EXTRACTOS: «El asunto se contrae a determinar si se ajusta o no a derecho la ordenanza 019 de 1981, de la asamblea departamental de La Guajira, por medio de la cual “se dictan normas sobre prima de antigüedad” para los funcionarios y empleados del orden departamental allí comprendidos.

El argumento central de la demanda se dirige a sostener que por tratarse de una prestación, la prima de antigüedad no es materia sobre la cual pueda disponer organismo ni autoridad diferente al Congreso o al Presidente de la República investido de facultades extraordinarias, conforme a la anterior Constitución Política.

Sobre este particular, ciertamente es reiterada la jurisprudencia de esta Corporación en el sentido de que todo lo concerniente al régimen prestacional de los servidores públicos nacionales o de cualquier otro nivel era potestativo del Congreso o del Presidente como legislador extraordinario. Ello aparecería como atribución 9ª del Congreso en el artículo 76 de la Constitución Nacional anterior.

Y se refuerza esa competencia exclusiva y excluyente si se observa cómo en el mismo Estatuto anterior --artículos 187 ordinal 5° y 197 atribución 3ª-- se autorizaba a las asambleas departamentales y a los concejos municipales para proveer lo relativo a la remuneración de los diferentes empleos en su respectiva jurisdicción, pero nada se decía sobre prestaciones.

No existe, pues, para la Sala, duda alguna sobre que el establecimiento o modificación de todo régimen prestacional debía ser originado en la ley o en acto de igual jerarquía.

Ocurre, empero, que la prima de antigüedad no es una prestación, sino que hace parte del salario. Como lo señala la señora Fiscal Quinto, ni en el estatuto orgánico ni en el decreto reglamentario sobre el régimen prestacional de los empleados públicos y trabajadores oficiales se le da a esa prima el señalado carácter de prestación.

En cambio --como también lo dice la representante del Ministerio Público-- según el artículo 33 del Decreto 1045 de 1978, que remite a los artículos 49 y 97 del Decreto-Ley 1042 de 1978, la prima de antigüedad es factor de salario, y así lo ha dicho la jurisprudencia del Consejo de Estado.

En resumen, tanto la ley como la jurisprudencia y la doctrina, han considerado siempre como salario la prima de antigüedad.

Dicha prima de antigüedad es un incremento salarial que se origina en la permanencia del empleado en el servicio y gracias a ella la remuneración mensual se aumenta de acuerdo a los porcentajes establecidos, según el tiempo de esa permanencia.

Para establecer escalas de remuneración de las distintas categorías de empleos, y por ende incrementos a la remuneración, no necesitaba la asamblea autorización legal, pues era la propia Constitución en el ordinal 5° del artículo 187, la que la facultaba para hacerlo.

Siendo ello así, el acto acusado no resulta contrario a la Constitución ni a la ley frente a cuyas disposiciones se controvierte.

La asamblea de La Guajira dispuso a través de la ordenanza demandada en materia salarial, no prestacional, con apoyo en la facultad concedida por el artículo 187 ordinal 5° de la C. N. anterior y por tanto no existe fundamento alguno para anularla».

(Sentencia de marzo 25 de 1992. Expediente 4351. Consejera Ponente: Dra. Clara Forero de Castro).

___________________________________