SENTENCIA 4572 DE ABRIL 16 DE 1993

 

Sentencia 4572 de abril 16 de 1993 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

IMPUESTO DE INDUSTRIA Y COMERCIO

BASE GRAVABLE Y VIGENCIA

EXTRACTOS: «El aspecto de fondo en esta oportunidad, está relacionado con la gase gravable sobre la cual debió calcular el impuesto de industria, comercio y avisos la sociedad actora, por su actividad industrial realizada en el municipio de Manizales durante el año gravable de 1990, vigencia de 1991, en razón del cambio de legislación que sobre el tema introdujo la Ley 49 de 28 de diciembre de 1990.

En efecto, bajo los lineamientos de la Ley 14 de 1983, que fue objeto de decantada jurisprudencia por parte del Consejo de Estado, cuando la actividad realizada era de carácter industrial, la base gravable sobre la cual se debía calcular el impuesto en el municipio donde se encontrara la planta industrial, estaba conformada por la totalidad de los ingresos provenientes de la comercialización de la producción, pero excluidos los obtenidos en otros municipios, siempre y cuando la venta de la producción se realizara a través de establecimientos comerciales propios, sucursales o agencias, debidamente inscritas en el registro mercantil de cada localidad y en la secretaría de hacienda o tesorería municipal, según el caso. Debía llevarse adicionalmente la contabilidad adecuada en forma tal, que se pudiera determinar los respectivos ingresos en cada una de las plazas.

Precisamente la Ley 49 de 1990, en su artículo 77 estableció:

“IMPUESTO DE INDUSTRIA Y COMERCIO: Para el pago del impuesto de industria y comercio sobre las actividades industriales, el gravamen sobre la actividad industrial se pagará en el municipio donde se encuentre ubicada la fábrica o planta industrial, teniendo como base gravable los ingresos brutos provenientes de la comercialización de la producción”.

con el ánimo de definir cómo sería, a partir de su vigencia, la forma como tributarán las actividades industriales, en el municipio donde se encuentre la sede fabril.

Pero en el caso que ocupa la atención de la Sala, el punto central de la controversia, gira en torno a establecer si la nueva disposición podía aplicarse a las declaraciones de industria y comercio y avisos correspondientes al año gravable de 1990, vigencia de 1991, o si por el contrario, como lo solicita la demandante, sólo es aplicable a partir del año gravable de 1991, vigencia de 1992. En torno al tema, las dos partes del proceso presentan argumentaciones encontradas sobre tópicos como: materia imponible, hecho generador, base gravable, vigencia fiscal, pues dependiendo de la interpretación dada a estos conceptos, sería posible o no la aplicación de la Ley 49 de 1990, a la vigencia anteriormente mencionada.

Para la Sala es evidente que la materia imponible en este impuesto municipal, es la realización de una actividad comercial, industrial o de prestación de servicios en una determinada localidad y para su determinación se tienen en cuenta dos conceptos sustancialmente diferentes: la base gravable sobre la cual se debe cuantificar el tributo y la vigencia a la cual corresponde el mismo. Se trata de un impuesto de período anual, que se consolida a 31 de diciembre de cada ejercicio.

No puede confundirse entonces la base gravable, que está conformada por los ingresos percibidos por la realización de la actividad en el año inmediatamente anterior, con el momento de la liquidación a través de la declaración y pago del impuesto, factores estos que determinan la vigencia del mismo.

Es por ello que, a pesar de los esfuerzos realizados por la entidad apelante para demostarr que la Ley 49 de 1990 “entró en vigencia” el 31 de diciembre del mismo año y por tanto le era aplicable a la “base gravable” de dicho año, que se consolidaba ese mismo día, como de conformidad con el artículo 8º de la Ley 57 de 5 de julio de 1985, los actos legislativos y leyes que expida el Congreso de la República “... sólo regirán después de la fecha de su publicación”, es lógico concluir que la Ley 49, publicada el 31 de diciembre de 1990, entró a regir a partir del 1º de enero de 1991 y por lo tanto no le era aplicable al hecho generador o lo que es igual, percepción del ingreso, realizado en un período anterior, por la aplicación del principio de la irretroactividad de la ley tributaria.

Por lo demás, está suficientemente demostrado en el informativo que la sociedad actora cumplió cabalmente con su obligación fiscal conforme a las exigencias de la Ley 14 de 1983, pues la totalidad de su producción fue gravada, parte en el municipo de Manizales y parte en las demás localidades, a través de sus sucursales o agencias. No encuentra así la Sala fundamento legal alguno, para modificar la de-cisión de primera instancia, que previo el análisis de la vigencia de la ley tributaria y su irretroactividad, encontró procedente anular la actuación administrativa demandada».

(Sentencia de abril 16 de 1993. Expediente 4572. Magistrado Ponente: Dr. Guillermo Chahín Lizcano).