SENTENCIA 4576 DE AGOSTO 20 DE 1993

 

Sentencia 4576 de agosto 20 de 1993 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

SUSPENSION DE UNA NORMA

REVIVE LA DEROGADA POR LA SUSPENDIDA

EXTRACTOS: «Como concepto de violación expone que el alcalde pretendió revivir un acuerdo ya fenecido o derogado y sustituido en cuanto a los floricultores por otro acuerdo porque, si bien el Acuerdo 21 de 1981 en su artículo 4º, al establecer el gravamen de delineación para el “galpón o el cobertizo, incluía y extendía el mismo gravamen a los cultivos de flores pues todos ellos tienen galpón o cobertizo”, el Acuerdo 013 de 1986, por el cual se estableció el impuesto de delineación y construcción de cubierta para las floristerías que funcionen en el municipio (sic). Acuerdo que al reglamentar íntegramente la materia impositiva de “alineación” o “delineación” para los floricultores, necesariamente derogó el anterior, pero como éste último fue suspendido por el Honorable Tribunal Administrativo de Cundinamarca, también dejó de regir sin que ello implique que revivió el Acuerdo 21 de 1981.

3. A juicio de la Sala el cargo de violación por aplicación indebida del Acuerdo 21 de 1981 no está llamado a prosperar, ya que si bien es cierto que la Ley 153 de 1887 en su artículo 3º estima insubsistente una disposición legal por declaración expresa del legislador, por incompatibilidad con disposiciones especiales posteriores, o por existir una ley posterior que regule íntegramente la materia a la que la anterior disposición se refería, y que el artículo 14 de la misma ley enseña que una ley derogada no revive por las solas referencias que a ella se hagan, ni por haberse abolido la ley que la derogó, para que tal insubsistencia tenga efecto es necesario que la norma que la deroga expresa o tácitamente, cumpla las condiciones requeridas para su vigencia y se mantenga, por haber reunido los requisitos de fondo y forma para su expedición, en el ordenamiento jurídico, pero si por no cumplir tales exigencias es retirada o suspendida de dicho ordenamiento, carece de aptitud para suprimir la norma anterior. No puede el administrado ampararse en una nueva norma que supuestamente regula íntegramente la materia anterior para sustraerse del imperio de la primera y argumentar que por haber sido suspendida esta segunda, también se sustrae de esta última y escapar así a toda regulación jurídica sobre una materia determinada.

Por el contrario, si la norma posterior no tuvo cabida en el ordenamiento jurídico por vicio de nulidad, la primera sigue regulando la materia, ya que sería contrario al ordenamiento jurídico dejar un vacío legal al considerar válida la nueva disposición a efecto de derogar la norma anterior y no considerarla igualmente válida a efecto de regular la materia a que la anterior se refería».

(Sentencia de agosto 20 de 1993. Expediente 4576. Consejero Ponente: Dr. Jaime Abella Zárate).

_____________________________