SENTENCIA 4627 DE AGOSTO 20 DE 1993

 

Sentencia 4627 de agosto 20 de 1993 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

ERROR ARITMETICO

CUANDO NO SE APROXIMA AL MULTIPLO DE MIL

EXTRACTOS: «Es de naturaleza simplemente formal, no sustancial, la disposición del artículo 577 del E.T., según la cual “los valores diligenciados en los formularios de las declaraciones tributarias, deberán aproximarse al múltiplo de mil (1.000) más cercano”. Que sea deber de naturaleza formal se deduce también al recordar que el manejo práctico de las tablas de los impuestos, según la misma ley, arrojan un resultado que corresponde al gravamen. En el caso del impuesto sobre la renta éste “es el indicado frente al intervalo al cual corresponda su renta gravable” y se puede observar que hasta la base de $ 10.000.000 incluye múltiplos inferiores y superiores a $ 1.000 (art. 241, E.T.).

Ejemplo (año 1992) para el intervalo entre $ 4.750.001 y $ 4.800.000 al 2.76% el impuesto es de $ 131.750 pero en virtud del artículo 577 en la liquidación privada debe anotarse $ 132.000. Igualmente, en impuesto a las ventas, aunque la aplicación de tarifas como las del 14% o 12% arrojen fracciones de 1.000, en las respectivas declaraciones deben aproximarse al múltiplo más cercano.

Tenida en cuenta esta mecánica formal de las declaraciones tributarias con el concepto del “error aritmético” proceden las siguientes observaciones:

1. La figura del “error aritmético”, tiene ocurrencia “en las declaraciones tributarias” según el encabezamiento del artículo 697 que define los casos en que se presenta.

2. Siendo obligatoria la aproximación al múl-tiplo de 1.000, en estricto rigor puede entenderse que anotar en la declaración el impuesto real y no el aproximado al mil más cercano, constituye error aritmético que se clasifica en los numerales 1º y 2º contemplados en el artículo 697, que se produce cuando “se anota como valor resultante un dato equivocado” a pesar de haberse declarado correctamente la base gravable y de aplicar la tarifa respectiva.

Estas razones llevan a la conclusión opuesta a la que llegó el ad quo, para el cual la falta de aproximación no configura error aritmético».

(Sentencia de agosto 20 de 1993. Expediente 4627. Consejero Ponente: Dr. Jaime Abella Zárate).

________________________________