Sentencia 4865 de febrero 12 de 1991 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN PENAL

TESTIMONIO

IDENTIFICACIÓN DEL TESTIGO

EXTRACTOS: «En verdad, para la Sala es claro que el hecho de que en la declaración que rindió la testigo M... el mismo día de los hechos en el Juzgado Cuarto de Instrucción Criminal Permanente de Cali (fls. 6 y ss. ), no figure ella identificada mediante la exhibición de su cédula de ciudadanía, es una circunstancia que ni le quita ni le resta validez a tal medio probatorio que sirvió de fundamento a la condena.

Pero es que ni siquiera se observa que tal situación (que pretende el casacionista revestir con aptitud suficiente para quebrar el fallo) se haya debido a negligencia del funcionario instructor; lo que simplemente ocurrió fue que la testigo M... dijo expresamente no portar en ese momento la cédula y no recordar su número.

No dice en ninguna parte el Código de Procedimiento Penal que el testigo deba ser identificado con su cédula de ciudadanía, ni menos que deba serlo exclusivamente con ese documento, y, por consiguiente, tampoco establece por parte alguna que si no se identifica de esa forma al testigo, la declaración de éste se torne inexistente, como lo sugiere el censor. La inexistencia tiene que estar concreta y explícitamente reglada para cada caso, y su procedencia o improcedencia resulta de un cotejo de la actuación respectiva con los requisitos de su esencia: “Cuando no se observen las formalidades esenciales para la validez de un acto procesal, el funcionario lo desestimará”, dice el artículo 310 del Código de Procedimiento Penal al tratar sobre la “inexistencia del acto procesal”.

De otro lado, como lo observa la Delegada, el Código de Procedimiento Penal regula este punto en forma autónoma y completa, sin que por lo mismo sea dable recurrir al principio de “integración” previsto en el artículo 12 del Código de Procedimiento Penal. El propio objetivo de la averiguación penal impide que en aspectos de tanta trascendencia como la recolección de pruebas, se aplique el Código de Procedimiento Civil. No cabe ni pensar que un juez penal no pueda escuchar a un testigo necesario a la investigación por el solo hecho de que no tenga éste cédula de ciudadanía, o no la porte en el momento de rendir su testimonio. No; el Juez dispone de muchos otros medios para hacer viable la identificación (física, real) del testigo. En este caso, por ejemplo, no hay duda de la identidad de la testigo M... tópico respecto del cual se lee en el acta que recoge su declaración:

“Mis nombres y apellidos concretos son M..., natural de Cali - Valle, tengo 19 años de edad, pues nací el 24 de diciembre del año de 1968, soltera, soy estudiante del colegio “Saavedra Galindo” de esta ciudad, tengo cédula de ciudadanía pero de momento no la porto, ni tengo presente el número, resido en la calle... del barrio “Sucre”, alfabeta y sin generales de ley para declarar en este asunto”. (fls. 6).

En síntesis, como la exhibición de la cédula de ciudadanía del testigo no es requisito esencial del testimonio, el aquí rendido por M... conserva por ese aspecto toda su validez, condiciones en las cuales es obvio que el cargo propuesto no está llamado a salir adelante».

(Sentencia de casación, febrero 12 de 1991. Radicación 4865. Magistrado Ponente: Dr. Guillermo Duque Ruiz).

____________________________________________________