Sentencia 4892 de octubre 8 de 1998 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

Consejero Ponente:

Dr. Manuel S. Urueta Ayola

Exp. 4892

Recurso de apelación contra la sentencia de 14 de noviembre de 1997, proferida por el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca.

Actor: Asociación de Comuneros de Santiago de Cali.

Santafé de Bogotá, ocho de octubre de mil novecientos noventa y ocho.

EXTRACTOS: «En primer término, la Sala advierte que se encuentra de acuerdo con lo expresado por la parte demandada y el representante del Ministerio Público, en el sentido de que las juntas administradoras locales hacen parte de la administración municipal, y, por lo tanto, que es función de los concejos determinar su estructura y funciones.

Como en el asunto objeto de examen el concejo municipal de Santiago de Cali confirió facultades al alcalde de dicho municipio para que reestructurara y reorganizara las distintas dependencias de la administración municipal, delegación que tiene respaldo en el artículo 313 numeral 3 de la Constitución Política, es entendido que con base en dichas facultades bien podía el citado funcionario reestructurar las juntas administradoras locales.

A juicio del a quo, la administración municipal se equivocó al considerar que el término “reestructuración” lleva implícito el de reformas presupuestales, razón por la cual declaró la nulidad de la norma acusada, que derogó los artículos 1º en su parágrafo, 3º, 4º, 6º, 7º y 12 transitorio del Acuerdo 4º de 1989, los cuales establecían, en su orden, que las obras acordadas por las JAL se deberían incluir en los presupuestos de la administración central, fondos y entidades descentralizadas; que en cada comuna la respectiva JAL distribuiría dentro del presupuesto de rentas y gastos de la administración central la suma de $ 50.000.000 para el mejoramiento de los servicios de salud, educación, seguridad, etc.; que las JAL contratarían, a través de las juntas de acción comunal, las sociedades de mejoras y ornato, entre otras entidades, lo necesario para la conservación y el mantenimiento de los locales donde funcionen centros de salud, sedes comunales, escuelas, etc.; que la JAL de cada corregimiento del municipio del Cali podría distribuir la suma de $ 10.000.000 para el mejoramiento de los servicios de salud, educación primaria, vigilancia, entre otros; y que las partidas establecidas en dicho acuerdo se incrementarían de acuerdo con el porcentaje de aumento del salario mínimo.

(...).

En consecuencia, los concejos municipales están facultados para establecer como elemento del presupuesto el situado fiscal, en cualquiera de sus modalidades, respetando los límites trazados por normas de superior jerarquía, o suprimirlo y reemplazarlo por modalidades diferentes de financiación de las necesidades de las comunas locales. Esas facultades del concejo municipal pueden ser delegadas específicamente o como parte integrante de una delegación de facultades más general, como sucede en el caso sub examine, cuando se delega la facultad de reestructurar la administración.

(...).

______________________________________