Sentencia 5068 de septiembre 14 de 1998 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN CIVIL Y AGRARIA

SEGURO DE TRANSPORTE

ADICIÓN DE CLÁUSULAS DE PERMANENCIA

EXTRACTOS: «Teniendo en cuenta la finalidad que identifica a los contratos de esta naturaleza y la función que en consecuencia están llamados a cumplir, cierto es que uno de los aspectos que adquiere mayor importancia en los seguros de objetos porteados contra los riesgos que al transporte le son inherentes, es el de la necesaria delimitación temporal de tales riesgos. En estos casos, la estructura misma de la relación aseguradora exige que se pueda contar con elementos de juicio suficientes en orden a determinar con razonable precisión, cuándo se inicia y cuándo se extingue la cobertura contratada, toda vez que a simple vista y debido ello a la extraordinaria complejidad que hoy en día ofrece la actividad transportadora en sus diferentes modalidades, no basta con decir que por virtud de los seguros en mención, la obligación de indemnizar a cargo del asegurador sólo cobra actualidad en tanto los bienes objeto de los intereses asegurados se encuentren en movimiento.

Así las cosas, en el caso de transporte de mercancías y, dando por entendido que la responsabilidad del transportador empieza desde que la cosa queda a su disposición hasta su entrega al destinatario, el artículo 1118 del Código de Comercio, de acuerdo con el texto del artículo 44 del Decreto-Ley 01 de 1990, en materia de seguro de transporte señala que la responsabilidad del asegurador se inicia desde el momento en que el transportador recibe o ha debido hacerse cargo de las mercancías objeto del seguro y concluye con su entrega a quien van destinadas, pero agrega esa misma norma que, con todo, la susodicha responsabilidad podrá extenderse, a voluntad de las partes, hasta cubrir la permanencia de los bienes asegurados en los lugares iniciales o finales del trayecto asegurado, es decir que el seguro tantas veces mencionado cubre, por principio, los intereses del asegurado en relación con los riesgos durante el transporte y la ejecución de las operaciones técnicas que lo preceden, interrumpen o siguen, dentro de los extremos que a su turno circunscriben en el tiempo la responsabilidad del transportador, y eventualmente, siempre que medie pacto expreso, también se extiende la ameritada cobertura a las indicadas permanencias provisionales.

(...).

Finalmente, no está por demás anotar que si bien el seguro de transporte es uno de los denominados de trayecto, es decir que en él la vigencia técnica del amparo culmina con la entrega del objeto asegurado al destinatario, también lo es que cuando a dicho seguro, siguiendo la voluntad de las partes, se le incluyen cláusulas de permanencia que por definición busca extender la delimitación temporal del riesgo objeto de cobertura, a las ameritadas cláusulas deben aplicarse las características propias de los seguros temporales para los cuales la ley (C. Co., art. 1047) exige que se indiquen las fechas y horas de iniciación y vencimiento, o el modo de determinar unas y otras, proscribiendo así los seguros indefinidos en el tiempo, o lo que resultaría manifiestamente opuesto a la técnica propia de la actividad aseguradora, la falta de definición en el tiempo de la responsabilidad de una compañía de seguros en un seguro de transporte».

(Sentencia de casación, septiembre 14 de 1998. Expediente 5068. Magistrado Ponente: Dr. Carlos Esteban Jaramillo Schloss).

________________________________