SENTENCIA 5127 DE ABRIL 12 DE 1994

 

Sentencia 5127 de abril 12 de 1994 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA

REINTEGRO ORDENADO POR SENTENCIA

EMPLEADOS QUE NO REASUMEN FUNCIONES

EXTRACTOS: «Se trata de dilucidar en el caso sub lite la legalidad de los actos administrativos proferidos por el Instituto de Seguros Sociales, mediante los cuales se decidió declarar la vacancia del cargo de odontólogo general, grado 36, dedicación parcial cuatro horas, equipo de cuidado odontológico CAB-Barrio Colombia UPZ-06, al cual se había ordenado reintegrar al señor Evelio Franco Henao (fls. 2 a 10) en cumplimiento de una sentencia judicial.

Consta en autos, que mediante sentencia de 21 de junio de 1985 (fls. 21 a 34), expedida por el Tribunal Administrativo de Antioquia, se declaró la nulidad de la Resolución Nº 4702 de 19 de octubre de 1982 dictada por la Dirección General del ISS, a través de la cual se declaró insubsistente el nombramiento del demandante, y se ordenó el correspondiente restablecimiento del derecho.

Por diversas circunstancias, en las que se pone de manifiesto la negligencia de la secretaría del Tribunal, obligada a comunicar la sentencia de conformidad con el artículo 173 del C.C.A., de la administración del ISS y de la parte actora, al fallo aludido sólo se dio cumplimiento después de transcurrido más de un año y medio, mediante la Resolución Nº 0203 de 23 de enero de 1987 (fls. 12-13).

La resolución mencionada fue notificada personalmente al actor el día 3 de abril de 1987, como lo admite él mismo (fls. 72 y 73).

Sin embargo, pasados más de tres días después de la notificación sin que el doctor Franco se presentara a resumir sus funciones, la administración del ISS consideró que se había producido el abandono del cargo y declaró la vacancia.

Ahora bien, la Sala está de acuerdo con la Agencia del Ministerio Público en cuanto a que la sentencia apelada amerita confirmación.

En efecto, como consecuencia de la notificación personal hecha al actor de la Resolución Nº 0203 de enero 23 de 1987 el día 3 de abril del mismo año, se generó para él la obligación de asumir sus funciones de inmediato, dada la ficción legal de haber permanecido siempre en servicio y el consiguiente pago de sueldos y prestaciones dejados de devengar.

Por ello, si transcurren más de tres días sin que el empleado reintegrado, sin justificación alguna asuma su trabajo, se produce el abandono del cargo y la vacancia debe ser declarada, como ocurrió en el caso sub judice.

Naturalmente si un empleado separado del servicio acude a la jurisdicción para que se declare la ilegalidad del acto correspondiente y como consecuencia de ello su reintegro al cargo, y lo consigue, es apenas lógico que esté interesado en reasumir sus funciones y dispuesto a ello tan pronto se produzca la respectiva decisión de la Administración.

Lo que no es admisible es que ese empleado se aproveche ilegítimamente de la ficción legal de no solución de continuidad en el ejercicio de sus funciones, valiéndose de procedimientos reprochables, para prolongar en el tiempo su reintegro a sabiendas de que de todas formas recibirá su remuneración.

Lo anterior por cuanto los elementos de juicio que obran en el proceso muestran que, aparte de la desidia achacable al ISS, en cumplir la orden de reintegro, éste se dificultó por cuanto el doctor Franco, si bien al año de haberse proferido la sentencia se dirigió a la Administración e hizo llegar copia de la misma, y esporádicamente llamaba por teléfono sin dejar su dirección, notoriamente esquivó la notificación de la orden de reintegro y no contribuyó en nada a hacerla efectiva prontamente. Así lo demuestra el documento que obra a fls. 76 y 77.

Y una vez notificado, era su obligación reintegrarse sin que pueda alegar que quedaba a su arbitrio escoger una “fecha razonable” para ello.

Al respecto dijo la Sala en sentencia de 19 de noviembre de 1991, expediente Nº 1481, Decretos del Gobierno, actor: Francisco Restrepo Palacio, Consejera Ponente: doctora Dolly Pedraza de Arenas:

“La Sala puntualiza, que el reintegro a un cargo en acatamiento de un fallo de la jurisdicción no es nombramiento, es simplemente la ejecución de la decisión judicial que al anular el acto de desvinculación declara la ficción jurídica de que el actor jamás estuvo por fuera del servicio. En consecuencia no se requiere de nueva posesión para que el reintegrado asuma sus funciones y en caso de no hacerlo, es viable la declaratoria de vacancia del cargo”.

Así las cosas, de acuerdo a lo expuesto, obró conforme a derecho la administración al declarar la vacancia del cargo, y resulta por completo improcedente el argumento según el cual lo correcto hubiera sido la destitución».

(Sentencia de abril 12 de 1994. Expediente 5127. Magistrada Ponente: Dra. Clara Forero de Castro).

_________________________________