SENTENCIA 5208 DE MAYO 29 DE 1991

 

Auto 5208 de mayo 29 de 1991 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA

RECURSO EXTRAORDINARIO DE REVISIÓN

NO ES MEDIO PARA DECLARAR LA FALSEDAD DE DOCUMENTOS

EXTRACTOS: «La causal que se invoca en el recurso de revisión está concebida en la siguiente forma:

``Haber dictado la sentencia con fundamento en documentos falsos o adulterados'''' (Decreto 2304 de 1989, artículo 41).

Explica el recurrente:

``Esta causal se invoca teniendo en cuenta que todos y cada uno de los cargos consignados en el oficio 193 adolecen de falsedad y así se establecerá en el trámite del recursó''. (Fols. 141-142).

Ahora bien, examinado el texto de la causal arriba transcrito, se advierte sin esfuerzo que allí se prevé la existencia de documentos falsos o adulterados que sirvieron de base a la sentencia, vale decir, esos documentos eran falsos o estaban adulterados y, a pesar de ello, fueron sustento del fallo.

Cosa diferente es que, por medio del recurso extraordinario de revisión, pretenda demostrarse la falsedad. Ello no es posible porque no es tal la naturaleza ni son tales los alcances de este recurso.

Es justamente lo que se dice en la providencia suplicada:

``La jurisdicción de lo contencioso administrativo, para los efectos de la admisión del recurso extraordinario de revisión, no puede declarar la falsedad de un documento: carece de competencia para tal efecto ...

El recurso extraordinario de revisión, no es un proceso de instancia y por lo tanto en él no pueden controvertirse los hechos a que se refiere el memorial''''. (Fol. 160).

Esta argumentación resulta incontrastable: tienen las partes, durante la instancia, la posibilidad de objetar la validez o autenticidad de las pruebas documentales que se aportan para servir de soporte a la sentencia. Pretender utilizar el recurso de revisión para cuestionar un documento y para que, una vez demostrada su falsedad, ésta constituya fundamento de la revisión de la sentencia, es desnaturalizar el recurso, que no ha sido previsto para tales propósitos. Dicho en otros términos, el recurso de revisión no fue instituido como una oportunidad procesal de conformar medios probatorios.

Los ``documentos necesarios'''' que, según el artículo 189 del C.C.A., deben acompañarse a la demanda de revisión, son precisamente aquellas pruebas que demuestren la causal invocada, en este caso, la falsedad del Oficio 193. En efecto, los ``documentos falsos o adulterados'''' deben serlo al momento de interponerse el recurso, para que puedan presentarse como tales y con esa calidad servir de fundamento al recurso.

Como no es tal el caso en el sub lite, habrá de confirmarse la providencia suplicada>>.

(Auto de mayo 29 de 1991. Expediente 5208. Consejero Ponente: Dr. Reynaldo Arciniégas Baedecker).

____________________________________