Sentencia 5250 de noviembre 23 de 1999 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN CIVIL Y AGRARIA

Ref.: Expediente 5250

Magistrado Ponente:

Dr. Nicolás Bechara Simancas

Santafé de Bogotá, Distrito Capital, veintitrés de noviembre de mil novecientos noventa y nueve.

EXTRACTOS: «Como lo ha reiterado esta corporación, la medida de secuestro sobre un predio no origina per se o necesariamente la interrupción de la posesión que alguien tenga sobre él. En efecto, así lo dio a entender esta Sala de la Corte en Sentencia de 28 de agosto de 1963, cuando reiteró lo expuesto en casaciones de 4 de julio de 1932 (XL, 1887, 180) y 30 de septiembre de 1954 (LXXVIII, 2146, 698), “según las cuales ni el embargo ni el depósito de una finca... implica la interrupción natural ni civil de la prescripción. El poseedor, sea el deudor o un tercero, no pierde la posesión”; exponiendo más adelante “A lo cual se agrega que recuperada la tenencia por el demandado, haya sido o no perdida por él o por alguno de sus antecesores, tal recuperación, en ausencia de prueba en contrario, debe considerarse legalmente lograda y no interrumpida la posesión, por consiguiente (art. 792 y 2523, última parte, C.C.)” (G.J. Tomos CIII-CIV, pág. 101)».

__________________________