Sentencia 5419 de agosto 5 de 1994 

CONSESJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

IMPUTACIÓN DE SALDOS A FAVOR

EFECTOS SOBRE LA FIRMEZA DE LA DECLARACIÓN

EXTRACTOS: «Decide la Sala sobre la demanda que en acción de nulidad presentó en su propio nombre el ciudadano Paul Cahn Speyer W. contra apartes del parágrafo 2º del artículo 9º del Decreto Reglamentario 2314 de 1989, expedido por el Gobierno Nacional.

“PAR. 2º—Cuando se impute el saldo a favor del período anterior, la declaración tributaria que presente el saldo a favor quedará en firme si dos años después de la fecha de presentación de la declaración en la cual se imputó dicho saldo, o de su corrección según el caso, no se ha notificado requerimiento especial”.

El actor en su demanda acusa del artículo 9º del Decreto Reglamentario 2314 de 1989 la expresión “o de su corrección según el caso”, de violar las normas superiores contenidas en el artículo 714 y 705 del estatuto tributario en concordancia con el artículo 815 del mismo estatuto, que fueron expedidas por el Gobierno Nacional en ejercicio de las facultades extraordinarias que le fueron conferidas por los artículos 90 numeral 5º de la Ley 75 de 1986 y 41 de la Ley 43 de 1987, para expedir el estatuto tributario de los impuestos administrados por la Dirección General de Impuestos Nacionales (Decreto 624 de marzo 30 de 1989). Considerando que la frase reglamentaria transgrede indirectamente el artículo 815 del estatuto tributario porque ignora que la imputación de saldos a favor dentro de la liquidación privada del mismo impuesto correspondiente al siguiente período gravable, constituye uno de los mecanismos establecidos por la ley para la compensación de las deudas fiscales y como tal, el plazo para la firmeza de la declaración tributaria ha de iniciarse acorde con la regla inequívocamente establecida en la ley para la compensación de saldos a favor.

Procede la Sala a analizar las normas supuestamente violadas, artículos 714 y 705 en concordancia con el 815 del estatuto tributario.

“ART. 714.—Firmeza de la liquidación privada. La declaración tributaria quedará en firme, si dentro de los dos (2) años siguientes a la fecha del vencimiento del plazo para declarar, no se ha notificado requerimiento especial. Cuando la declaración inicial se haya presentado en forma extemporánea, los dos años se contarán a partir de la fecha de presentación de la misma.

La declaración tributaria que presente un saldo a favor del contribuyente o responsable, quedará en firme si dos (2) años después de la fecha de presentación de la solicitud de devolución o compensación, no se ha notificado requerimiento especial.

También quedará en firme la declaración tributaria, si vencido el término para practicar la liquidación de revisión, ésta no se notificó.

ART. 705.—Término para notificar el requerimiento. El requerimiento de que trata el artículo 703, deberá notificarse a más tardar dentro de los dos (2) años siguientes a la fecha de vencimiento del plazo para declarar. Cuando la declaración inicial se haya presentado en forma extemporánea, los dos (2) años se contarán a partir de la fecha de presentación de la misma. Cuando la declaración tributaria presente un saldo a favor del contribuyente o responsable, el requerimiento deberá notificarse a más tardar dos (2) años después de la fecha de presentación de la solicitud de devolución o compensación respectiva.

ART. 815.—Compensación con saldos a favor. Los contribuyentes o responsables que liquiden saldos a favor en sus declaraciones tributarias podrán:

a) Imputarlos dentro de su liquidación privada del mismo impuesto, correspondiente al siguiente período gravable.

b) Solicitar su compensación con deudas por concepto de impuestos, anticipos, retenciones, intereses y sanciones que figuren a su cargo.

PAR.—Cuando se trate de responsables del impuesto sobre las ventas, la compensación de saldos a favor originados en las declaraciones del impuesto sobre las ventas, sólo la podrán solicitar aquellos responsables de los bienes de que tratan los literales a), b) y c) del artículo 481. (Par. adicionado por la Ley 49/90, art. 27)”.

La Sala observa en las normas transcritas que el término tanto para la firmeza de las declaraciones privadas como para la notificación del requerimiento se empieza a contar después de dos (2) años de la presentación de la solicitud de devolución o compensación; y, ninguna de las normas habla de su corrección; por consiguiente, la norma acusada sí está introduciendo un elemento nuevo como lo afirma el actor.

Hecho el análisis del acto administrativo acusado con las disposiciones legales que le sirvieron de base, artículo 120 numeral 3º Constitución Nacional de 1886 (hoy artículo 189 numeral 11 de la Constitución Política) y 851 del estatuto tributario tenemos que:

“ART. 120.—Corresponde al Presidente de la República como Jefe del Estado y suprema autoridad administrativa: (...)

3. Ejercer la potestad reglamentaria expidiendo las órdenes, decretos y resoluciones necesarios para la cumplida ejecución de las leyes”.

“ART. 851.—Facultad para fijar trámites de devolución de impuestos. El gobierno establecerá trámites especiales que agilicen la devolución de impuestos pagados y no causados o pagados en exceso”.

Encuentra la Sala que si bien el artículo 120, numeral 3º de la Constitución Nacional, hoy 189 numeral 11 de la Constitución Política, autoriza al gobierno para ejercer la potestad reglamentaria para la cumplida ejecución de las leyes, en el caso en estudio, conforme al artículo 851 del estatuto tributario, ésta se circunscribe a establecer los trámites que agilicen las devoluciones de impuestos pagados y no causados o pagados en exceso, pero no señala al Gobierno Nacional la facultad de cambiar o reformar las circunstancias que generan la devolución o compensación, ni los términos de estas solicitudes ni mucho menos para cambiar los términos relacionados con la firmeza de las declaraciones tributarias, como evidentemente se observa que es la consecuencia de la aplicación de la norma acusada, pues, estos términos tanto para la firmeza como para el requerimiento serían modificados por el elemento nuevo introducido en la norma acusada “o, de su corrección según el caso”; que introduce una extensión en el tiempo al término de la firmeza de las declaraciones no prevista en la norma con fuerza de ley.

Considera la Sala por lo tanto, que es evidente que la norma acusada viola las disposiciones contenidas en los artículos 714 y 705 en concordancia con el 815 del estatuto tributario como lo manifiesta el actor y lo solicita que así se declare el Ministerio Público, razón por la cual dicha expresión acusada debe ser declarada nula y retirada del ordenamiento jurídico.

Por lo expuesto el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República de Colombia y por autoridad de la ley,

FALLA:

Declárase nula la expresión “o, de su corrección según el caso” contenida en el parágrafo 2º del artículo 9º del Decreto Reglamentario 2314 de 1989».

(Sentencia de agosto 5 de 1994. Expediente 5419. Consejero Ponente: Dr. Guillermo Chahín Lizcano).

_______________________________