Sentencia 5489 de julio 10 de 1991 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

•SALA DE CASACIÓN PENAL

PENAS

ACUMULACIÓN JURÍDICA

EXTRACTOS: «La acumulación de penas prevista por el artículo 26 del Código Penal es aplicable en la medida en que su naturaleza lo permita, como expresamente lo advierte el artículo 27 ibídem.

En efecto, el artículo 26 regula la manera de sancionar el concurso de delitos, cuando los ilícitos concurrentes, en virtud de la conexidad o de la acumulación, sean objeto de juzgamiento en un mismo proceso. En tal caso, dispone la norma citada, el juez debe aplicar la disposición violada que tenga prevista la pena más grave, la cual, en virtud del delito o delitos concurrentes, puede ser “aumentada hasta en otro tantó'', pero sin que se pueda imponer una sanción “superior a la suma aritmética de las que correspondan a los respectivos hechos punibles” (art. 28).

Es claro, desde luego, que este sistema (acumulación jurídica de penas) únicamente puede aplicarse cuando se trata de penas que lo hagan posible, como sucede cuando los delitos concurrentes tienen todos penas privativas de la libertad y/o todos aparecen sancionados con multa (art. 27).

Cuando uno de los delitos concurrentes tiene pena privativa de la libertad y el otro únicamente aparece sancionado con multa, es obvio que no podría acudirse al sistema punitivo consagrado en el artículo 26, pues ello implicaría violar el principio superior de la legalidad de las penas, toda vez que se estaría imponiendo pena privativa de la libertad (equivalente al aumento que sobre la sanción básica se hizo) por un delito que no tiene prevista sanción de esta naturaleza.

En este caso, se tasa la pena privativa de la libertad para el delito concurrente que la tiene prevista, y, sin hacerle ningún incremento, se impone además la multa señalada como sanción para el otro ilícito.

Cuando, como en el caso subjudice, los dos delitos concurrentes están castigados con pena privativa de la libertad, y uno de ellos apareja, además, la pena de multa, el juzgador debe proceder, en relación con la pena privativa de la libertad, en la forma prevista en el artículo 26, y, con respecto a la multa, señalada para uno solo de los delitos en concurso, no puede entrar a desecharla como lo hizo el Tribunal sin fundamento legal alguno, sino que está en la obligación de imponerla junto con la de prisión o arresto debidamente incrementada, porque ésta es la sanción completa a que se hizo merecedor el condenado, al violar normas que imponían no sólo pena privativa de la libertad sino también la de carácter económico».

(Sentencia de casación, julio 10 de 1991. Radicación 5489. Magistrado Ponente: Dr. Guillermo Duque Ruiz).

____________________________________