Sentencia 5745 de julio 1º de 1993 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

SECCIÓN PRIMERA

ADMINISTRADOR DE UNA COMUNIDAD

REMUNERACIÓN

EXTRACTOS: «Siendo el Código Sustantivo del Trabajo no sólo legislación especial, sino posterior y contraria respecto a la Ley 95 de 1890 y en presencia de lo que dispone el artículo 20 de aquella codificación, en el sentido de que las leyes del trabajo prefieren, en caso de conflicto entre ellas y cualesquiera otras, las normas aplicables al asunto debatido son las de aquel código y no las de la Ley 95 de 1890. Y si ello es así no hubo por parte del Tribunal interpretación errónea de ninguna de las disposiciones legales invocadas en los cargos, y así lo hace ver con toda razón el opositor.

Por otra parte, para desconceptuar la tesis de los cargos relativa a que el salario mínimo de quienes bajo la modalidad de contrato de trabajo administran una comunidad organizada es la que señala el artículo 23 de la citada Ley 95 de 1890, bastaría pensar lo que sucedería en el caso de que el porcentaje aplicable al producto de los bienes de tal comunidad arrojara un resultado inferior al salario mínimo legal que definen las normas del trabajo. ¿Se podría decir, entonces, en tal caso que ya el salario mínimo legal no podría ser el de la Ley 95 de 1890, sino el del Código Sustantivo del Trabajo? ¿O sería permisible concluir que frente a aquella particular categoría de trabajadores tendría que seguirse observando el “salario mínimo” que supuestamente consagra el artículo 23 de la Ley 95 de 1890? No. La legislación del trabajo se expidió sobre el supuesto de que sus normas siempre son más favorables al trabajador y de allí que establezca el artículo 20 del código la prevalencia de ellas frente a cualesquiera otras, en caso de conflicto; y el 21, la de la más beneficiosa cuando el conflicto se da entre normas del trabajo. De allí entonces que, en el entendido de que la relación que tuvo el actor con sus demandados fue de índole laboral, por cuya razón invocó su estatuto de trabajador, la norma aplicable, respecto de su remuneración, tiene que ser la del código de la materia y no una de carácter civil que regula relaciones de índole civil, autónomas, no enmarcables en la órbita tutelar del trabajo subordinado».

(Sentencia de julio 1º de 1993. Radicación 5745. Magistrado Ponente: Dr. Jorge Iván Palacio Palacio).

__________________________________