SENTENCIA 575 DE OCTUBRE 2 DE 1991

 

Sentencia 575 de octubre 2 de 1991 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN QUINTA

INSCRIPCIÓN DE CANDIDATURAS

NO ES IMPUGNABLE

Ref.: Exp. 0575

Acción de simple nulidad. Auto inadmisorio de la demanda.

Santafé de Bogotá, D. C., dos de octubre de mil novecientos noventa y uno.

El abogado Pedro Vargas Sáenz, en su propio nombre y en ejercicio de la acción pública consagrada en el art. 84 del CCA, en demanda presentada el 2 de septiembre próximo pasado, aclarada mediante escrito del 4 del mismo mes, solicita se decrete la nulidad de la inscripción para la elección que el 27 del mes en curso habrá de hacerse de gobernador del departamento de Boyacá, para el período que se inicia el 2 de enero de 1992, de los siguientes candidatos: Dr. Francisco Mojica Arenas, con C. C. No 19.126.629; Dr. Alfonso José Salamanca Llach, con C. C. No 9.510.680; Dr. Germán Rojas Niño, con C. C. No 17.126.092; Dr. Germán Riaño Cano, con C. C. No 17.056.530; Dr. José Benigno Perilla Piñeros, con C. C. No 6.745.209; Dr. Libardo Suescún Dávila, con C. C. No 17.043.862; Dr. Napoleón Peralta Barrera, con C. C. No 1.033.016 y Dr. Manuel Arias Molano, con C. C. No 6.749.181. Acompañó copias de las respectivas actas de inscripción, debidamente autenticadas.

Fundamenta su pretensión en el hecho de que esas inscripciones se efectuaron sin que el respectivo candidato hubiera aportado el programa de gobierno “...compromiso del gobernante con sus electores y que constituye el mandato...'''', desobedeciendo lo previsto en el art. 259 de la Carta Política, lo que igualmente implica violación de las normas contenidas en los artículos 103, 44 y 95 de la Constitución.

Respecto del candidato Alfonso Llach, también por infracción del artículo transitorio No 18, numeral 4, de la misma obra, habida cuenta que “se desempeñó como miembro de la Liga de Deportes de Boyacá...'''' (fl. 22 fte.).

En ambos escritos el actor impetra la suspensión provisional de los actos acusados, por violación flagrante de las normas constitucionales indicadas en la demanda y en especial del art. 259.

Para decidir,

Se considera

El art. 238 de la Carta Política fundamental atribuye a la jurisdicción de lo Contencioso Administrativo la competencia para “...suspender provisionalmente, por los motivos y con los requisitos que establezca la ley, los efectos de los actos administrativos que sean susceptibles de impugnación por vía judicial...''''.

Conforme a esta norma, no todos los actos administrativos son susceptibles de impugnación ante la jurisdicción contencioso administrativa, y aunque el art. 14 del decreto 2304 de 1989, que subrogó el 84 del CCA, omitió excluir de la acción de nulidad a los actos preparatorios, de trámite y de ejecución, como sí lo establecía la disposición subrogada exceptuando los casos previstos en los artículos 50, 88 y 153 de dicho código, es de entender que esa restricción está tácitamente vigente en tratan''dose de actos que no producen efectos definitivos. Tal el caso de la inscripción de candidatos para la elección de gobernador por votación popular, que en la terminología de Gastón Jéze es un acto condición, por cuanto tiene por objeto colocar a un individuo en determinada situación jurídica, cual es el status legal de candidato inscrito. Ese status es requisito previo indispensable, conforme a nuestra legislación electoral, para ser elegible, y requiere, en tratándose de candidatos a gobernadores de departamento, de la constitución de determinada caución y el respaldo de cierto número de adherentes (Acto Constituyente No 2 de 1991, art. 6º), o el aval de partido o movimiento político legalmente reconocido, pero no genera efectos definitivos habida cuenta que aquellos vienen a depender de un acto posterior, cual es el declaratorio de la elección.

Será éste, el de elección, por su capacidad de producir agravio a la legalidad y al interés de los administrados, el impugnable por sí mismo.

Ese criterio lo definió la anterior Sala Electoral, en auto de 21 de mayo de 1986, (Rad. 021), expresando:

``Es pues el acto final y no uno previo o intermedio el que debe impugnarse y de ahí que no pueda impetrarse la nulidad de tales actos administrativos electorales, en forma autónoma sino impugnando directamente la nulidad de la declaratoria de elección aunque los vicios de nulidad se prediquen de tales actos previos o de trámite electoral''''.

Por lo demás, tanto el art. 259 de la Carta Constitucional, indicado como quebrantado ccon la inscripción de los candidatos a gobernador de Boyacá involucrados en la demanda, como el 18 transitorio aducido respecto del candidato Alfonso Salamanca Llach, contemplan condiciones e inhabilidades para la elección de gobernadores, y no de actos previos como el de inscripción de candidatos a ese cargo.

Como no se admitirá la demanda, tampoco cabe pronunciarse respecto de la solicitud de suspensión provisional de los actos acusados.

Por lo expuesto el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Quinta, en Sala Unitaria,

RESUELVE:

1. Inadmitir la demanda de nulidad de los actos de inscripción de candidatos a la elección de gobernador de Boyacá, propuesto por el abogado Pedro Vargas Sáenz.

2. Como consecuencia de lo anterior, inhíbese la Sala de pronunciarse respecto de la solicitud de suspensión provisional de los actos acusados.

3. En firme esta providencia archívese el expediente.

Cópiese, notifíquese y cúmplase.

Amado Gutiérrez Velásquez. 

Octavio Galindo Carrillo, Secretario.

_______________________