Sentencia 5792 de noviembre 8 de 2000 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN CIVIL

DECLARACIÓN DE PATERNIDAD

NO ES INDISPENSABLE QUE SE HAYAN PRACTICADO PRUEBAS GENÉTICAS

EXTRACTOS: «Como para establecer la paternidad no existe tarifa probatoria alguna, precisa la Corte que la omisión de la práctica del dictamen antropo-heredo-biológico a que hace referencia el artículo 7º de la Ley 75 de 1968, o el HLA, o el VNTR/RFLP, o el STR, entre otros, forzosamente no impide que la filiación —conforme a las circunstancias— sea judicialmente declarada al amparo de otros medios de convicción, porque tales exámenes, si bien de ineludible práctica en la hora actual, no han sido en el pasado, ni en el presente, un medio de prueba per se excluyente, aunque si llegan a obrar en el proceso, debe el juez aquilatarlos en consideración a la “pertinencia, erudición de los peritos, comprensión del tema, precisión en las respuestas, apoyo científico que utiliza, etc.”, dándole “apenas una discreta importancia a las probanzas indirectas que tienden, con la imperfección que les son propias, a demostrar la relación sexual y por ese camino la paternidad biológica inferida” (CSJ, cas. mar. 10/2000, exp. 6188). Pero si dicha prueba científica no pudo recaudarse, no obstante que, en cumplimiento de un deber ineludible, el juez haya procurado obtenerla, su importancia resulta limitada, porque si ello obedeció a la renuencia de los interesados, este hecho apenas sí constituirá un indicio, cuya trascendencia y gravedad será determinada por el juez “según las circunstancias”, sin que pueda sostenerse que, por sí solo, sirva para excluir la paternidad, dado que el juzgador debe apreciar ese medio probatorio, “teniendo en consideración ...su relación con las demás pruebas que obren en el proceso” (CPC, art. 250)».

(Sentencia de casación, noviembre 8 de 2000. Expediente 5792. Magistrado Ponente: Dr. Carlos Ignacio Jaramillo Jaramillo).

_______________________________