Sentencia 5950 de julio 31 de 2002 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN CIVIL

MARCAS REGISTRADAS EN FRANCIA

PROTECCIÓN EN COLOMBIA

Magistrado Ponente

Dr. José Fernando Ramirez Gómez

Referencia: Expediente Nº 5950

Bogotá, D.C., treinta y uno (31) de julio de dos mil dos (2002)

Casada, en fallo del 8 de febrero de 2002, la sentencia dictada el 30 de julio de 1993 por la Sala Civil (*) del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, en el proceso ordinario promovido por Louis Vuitton S.A. contra Natalio Isaac Lustgarten Coldman, la Corte procede a dictar, en sede de instancia, la sentencia sustitutiva con la cual se decide el recurso de apelación interpuesto por el demandado contra el fallo pronunciado el 1º de febrero de 1993, por el Juzgado Décimo Civil del Circuito de Bogotá.

(*) Sentencia publicada en J. y D., Nº 364, páginas 733 a 747 (N. del D.).

Antecedentes

1. Pretendió la sociedad demandante que se dispusiese la cancelación de la marca “Louis Vuitton”, registrada el 13 de diciembre de 1978 en la Superintendencia de Industria y Comercio, División de Propiedad Industrial, bajo el número 92.360, por solicitud del demandado.

2. Para fundamentar dicha pretensión, expuso, en resumen, que Louis Vuitton obtuvo, en Francia, el registro de la marca de productos que lleva su nombre, para distinguir artículos de la clase 18 internacional, cuya fabricación y venta inició desde 1854, el señor Louis Vuitton. Dijo que dicha marca le pertenece, está vigente hasta el 6 de agosto de 1988, y los productos que la llevan se consideran “los más afamados de su género”, considerándose “notoriamente conocida en el mundo”.

Agregó que el 17 de septiembre de 1974, Natalio Isaac Lustgarten Coldman solicitó a la autoridad nacional competente, el registro de la marca Louis Vuitton, para amparar productos de la misma clase, petición acogida mediante Resolución 1710 del 21 de junio de 1978, que dio lugar a la expedición del certificado de registro de marca Nº 92360, el 13 de diciembre de 1978. Argumenta que la marca registrada por el demandado crea confusión con la suya, pues es idéntica al nombre comercial de su propiedad “...por lo cual también es susceptible de causar confusión entre el público consumidor”.

Trabada la relación procesal, el demandado dio respuesta a la demanda, oponiéndose a lo pretendido.

La primera instancia culminó con sentencia del 1º de febrero de 1993, estimatoria de la pretensión formulada.

Inconforme con lo resuelto, el demandado interpuso el recurso de apelación que se decide en esta oportunidad.

Consideraciones

1. Los presupuestos procesales se encuentran reunidos y no se observa causal de nulidad. Es procedente, en consecuencia, dictar sentencia de mérito.

2. Para decidir lo que corresponde en relación con la pretensión de la actora, y en aras de la brevedad, se dan por reproducidas en este fallo las consideraciones que edificaron la resolución favorable del cargo propuesto contra la sentencia recurrida en casación.

3. Conforme a tales razonamientos, particularmente los relacionados con el recto entendimiento de los términos de la convención celebrada por Colombia y Francia el 4 de septiembre de 1901, aprobada por Decreto 597 de 1904, y con las facultades que el registro de la marca otorga a su titular, la sociedad demandante, en su condición de propietaria de la marca Louis Vuitton, debidamente registrada en Francia para distinguir productos de la clase 18 internacional, está legitimada para reclamar, con fundamento en el citado convenio, la protección de dicha marca en Colombia, dado que la misma no está supeditada, como se expuso en su momento, al registro en el país, razón por la cual las alegaciones que en tal sentido formula el recurrente carecen de razón.

Igualmente resultan desprovistas de fundamento sus argumentaciones alusivas a la aplicabilidad del artículo 596 del Código de Comercio y a la antelación del certificado de registro cuya cancelación se pretende, frente al registro francés, pues en relación con lo primero, la pretensión elevada no se fundamenta en la violación de las disposiciones de los artículos 585 y 586 de dicha normatividad, como se había elucidado ya en el curso del proceso, y por contera el precepto invocado no tiene operancia en el caso. En cuanto a lo segundo, porque como lo pone de presente el certificado de registro Nº 1056 793 de la marca Louis Vuitton, expedido por el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial de Francia (fls. 8 a 72 c. 1), con dicho registro se renovó el registro anterior de la misma marca, cuya renovación operó el 6 de agosto de 1968, es decir, en época precedente a la del registro de la misma marca, por parte del demandado, en Colombia.

4. Sin otras consideraciones, por no resultar necesarias, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Civil, actuando en sede de instancia, en nombre de la República y por autoridad de la ley,

RESUELVE:

1. CONFIRMAR la sentencia proferida el 1º de febrero de 1993, por el Juzgado Décimo Civil del Circuito de Bogotá.

2. Condénase al apelante al pago de las costas del recurso.

Notifíquese y cúmplase.

Nicolás Bechara Simancas—Manuel Ardila Velasquez—Carlos Ignacio Jaramillo Jaramillo—José Fernando Ramírez Gómez—Jorge Santos Ballesteros—Silvio Fernando Trejos Bueno. 

_______________________________