Sentencia 5969 de octubre 8 de 1993 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

SECCIÓN SEGUNDA

CONSIGNACIÓN DE DEUDAS LABORALES

CUANDO YA EXISTE PROCESO JUDICIAL

EXTRACTOS: «Por vía puramente doctrinaria, debe la Sala recordar que realmente el artículo 65 del Código Sustantivo del Trabajo consagra un mecanismo especialísimo para solucionar las deudas laborales cuando a la terminación del contrato no hay acuerdo respecto del monto de la deuda entre el patrono y el trabajador, o este último se niega a recibir. Esta diligencia aunque debe realizarse ante un juez, en principio, y en defecto de éste ante la primera autoridad política del lugar, no debe confundirse con el proceso judicial de pago por consignación que regula el Código de Procedimiento Civil. Esta diligencia no tiene formalidades en la manera de llevarse a cabo y está más sujeta a prácticas judiciales y bancarias propias de cada región que a un procedimiento legalmente preestablecido.

Empero, es obvio que existiendo ya el proceso judicial, la consignación debe hacerse ante el juez que tramita el juicio y no ante uno distinto, pero si por cualquier causa lo que se confiesa deber es depositado ante otro diferente, por elementales razones de lealtad procesal y para que el hecho de la consignación pudiera tenerse como demostrativo de la buena fe del empleador que por este medio pretende satisfacer lo que adeuda, resulta imperioso darle noticia de la consignación a quien fuera trabajador, e igualmente, si no se consigna ante el propio juez que viene conociendo del litigio, habrá que enterar a dicho funcionario judicial de lo ocurrido».

(Sentencia de casación, octubre 8 de 1993. Radicación 5969. Magistrado Ponente: Dr. Rafael Méndez Arango).

___________________________________