SENTENCIA 6064 DE OCTUBRE 28 DE 1993

 

Sentencia 6064 de octubre 28 de 1993 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA

CESE DE LABORES

CARACTER COLECTIVO

EXTRACTOS: «Para establecer si los actos acusados se ajustan o no a derecho, a juicio de la Sala, es menester definir si la ausencia de dos (2) trabajadores en el turno matinal y de seis (6) en el de la tarde, de la empresa demandante, de la cual dan fe tanto el acta de la visita practicada a las instalaciones de aquélla el día 14 de noviembre de 1990 por el inspector del trabajo del Espinal (folio 156), como las copias de las actas de las diligencias de descargos de seis de los ausentes (folios 174 a 179) y los memorandos DFTH-081 y DFCDP-31 de la fecha mencionada visible a folios 17 y 18, puede catalogarse como un cese colectivo de trabajo, susceptible de ser declarado ilegal de conformidad con las normas reguladoras de la materia.

En primer lugar precisa la Sala que el cese colectivo de labores como la huelga, es una suspensión colectiva y temporal del trabajo que conduce a la paralización de la empresa, pero a diferencia de ésta que está protegida y regulada por la ley, es contrario al ordenamiento jurídico y puede acarrear sanciones tanto a los trabajadores que lo protagonizan como a los sindicatos que lo promueven.

Se trata entonces de un mecanismo de presión de los trabajadores proscrito por la ley, bien porque tenga ocurrencia en un servicio público, porque persiga fines distintos a los profesionales o económicos, porque se utilice para hacer exigencias a las autoridades, o aun porque no llegue a constituirse en huelga por el no cumplimiento de algunos requisitos, o porque no se ha declarado dentro del término previsto en la ley o en fin, porque exceda a la suspensión pacífica de labores.

Pero en todo caso, es de su esencia que el cese de labores sea colectivo, es decir, que comprometa a un número significativo del personal del establecimiento económico respectivo.

Por tanto, no puede tomarse como un cese colectivo de labores la ausencia al trabajo de un número nada representativo dentro del total de los trabajadores que laboran en una empresa, porque aunque los ausentes sean varios, su inasistencia no alcanza a imprimir el cese de labores el carácter de colectivo, condición indispensable para que sea procedente declarar por las autoridades competentes su ilegalidad, así como la viabilidad de la terminación por justa causa de los contratos de trabajo de los comprometidos en él.

De acuerdo con lo anterior, sólo el 2.9% del total de los trabajadores que conformaban los turnos matutino y vespertino el día 14 de noviembre de 1990, faltó al trabajo y su ausencia no produjo una cesación colectiva de las labores de la empresa, porque la actividad económica no se paralizó en forma alguna. De modo que no puede admitirse que hubo en la fecha indicada una cesación colectiva de actividades en Texpinal S.A., posible de ser declarada ilegal por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social».

(Sentencia de octubre 28 de 1993. Expediente 6064. Consejera Ponente: Dra. Dolly Pedraza de Arenas).

_________________________________________________