Sentencia 6087 de julio 28 de 1995 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

IMPUESTOS

AJUSTE ANUAL DE VALORES ABSOLUTOS

EXTRACTOS: «Fabio Londoño Gutiérrez, en acción pública, fundado en el artículo 84 del Decreto 01 de 1984, demanda la nulidad de los siguientes actos:

Primero: Literal a) numeral 1º del artículo 31 del Decreto 2798 del 22 de diciembre de 1994, el cual dice:

“ART. 31.—Valores absolutos a tener en cuenta para suministrar la información tributaria por el año gravable de 1994.

“Para suministrar la información a que se refieren los artículos 623, literales a), b) y c), 628, 629 y parágrafo 2º del artículo 631 del estatuto tributario, por el año gravable de 1994, se tendrán en cuenta los siguientes valores absolutos:

“1. Artículo 623 del estatuto tributario:

“Literal a): $ 240.000.000 (...)”

Segundo: El literal a) del artículo 623 transcrito en el artículo 3º del Decreto 2806 del 22 de diciembre de 1994, así:

“Literal a) ...doscientos noventa y tres millones quinientos mil pesos ($ 293.500.000)...”.

Tercero: La expresión “cuya cuantía sea superior a veinte millones de pesos ($ 20.000.000)” del artículo 519 transcrito en el artículo 2º del Decreto 2806 del 22 de diciembre de 1994, que dice:

“ART. 2º—A partir del 1º de enero de 1995, los valores absolutos aplicables en el impuesto de timbre nacional contenidos en el estatuto tributario, serán los siguientes:

“ART. 519.—Regla general de causación del impuesto y tarifa: El impuesto de timbre nacional, se causará a la tarifa del medio por ciento (0.5%) sobre los instrumentos públicos y documentos privados (...) cuya cuantía sea superior a veinte millones de pesos ($ 20.000.000) ...”” (fls. 1 y 2).

Consideraciones de la Sala

Los planteamientos de las partes y del Ministerio Público, hacen relación, en síntesis, al procedimiento del ajuste acumulativo anual de los valores absolutos expresados en moneda nacional, con base en la variación porcentual del índice de precios al consumidor (IPC), registrada, “entre el 1º de octubre del año anterior al gravable y la misma fecha del año inmediatamente anterior a éste”, según la letra del artículo 868 del estatuto tributario, en cuanto a los impuestos de renta y ventas, y “entre el 1º de julio del año anterior y la misma fecha del año inmediatamente anterior a éste” en el impuesto de timbre, conforme al artículo 548 ibídem.

El actor y el Ministerio Público coinciden en que el reajuste de los valores en cuestión, debió hacerse teniendo como base los respectivos valores absolutos fijados en el año inmediatamente anterior, esto es, los ajustados por la variación porcentual del IPC y “aproximados” a sus correspondientes múltiplos, en tanto que la parte demandada distingue entre “valor ajustado en forma acumulada” y “valor aproximado”, para significar, según sus planteamientos matemáticos, que la aplicación del porcentaje de IPC se hace, en cada año, sobre el valor aún no “aproximado”; sin embargo, en la formulación de sus hipótesis, parte invariablemente de “cifras enteras y de fácil operación”, es decir de valores reajustados acumulativamente y ya “aproximados”, lo que no deja de ser contradictorio; es manifiesto, así mismo, que algunas de sus operaciones y “aproximaciones” no son correctas, ni se ciñen a las reglas de los artículos 549 y 689 del estatuto tributario (“procedimiento para ajuste de cifras”), como cuando a folio 100 del expediente, multiplica $ 120.000.000 por 28.81%, con resultado ajustado de 155.772.000 y aproximado de 155.800.000, cuando dichos valores debieron ser, respectivamente, según estos guarismos, de 154.572.000 y 154.600.000; dado que el resto de la secuencia de cálculo se basa en los mismos aducidos elementos, el resultado final no demuestra lo que se pretende; la operación final de esta secuencia.

Según la parte demandada “239.990.069 x 22.31% = 293.531.854”, debió aproximarse, según el literal e) del artículo 869 citado, “al múltiplo de cien mil más cercano”, debiendo dar, 293.600.000; no obstante, se escribió, 293.500.000, que “cuadraba” perfectamente con el valor fijado por el artículo 3º del Decreto 2806 de 1994, acusado. En el caso del ajuste del impuesto de timbre (fl. 102 ib.), los productos de las operaciones “100.000.000 x 27.01%”, “12.710.000 x 22.03%” y “15.510.013 x 23.08%”, son, según la demandada, 12.710.000, 15.510.013 y 19.089.729, con aproximaciones, en el mismo orden, a 15.000.000, 20.000.000 y 20.000.000, lo que también coincide con el valor fijado por el artículo 2º del Decreto 2806, demandado; pero si se hicieran correctamente los ajustes y aproximaciones, se tendrían estos guarismos: 12.701.000, aproximado a 12.800.000; 15.499.030, aproximado a 15.500.000; y 19.076.206, aproximado a 19.100.000, con lo que tampoco se demuestra la corrección de la partida impugnada.

Con la tesis de que la variación porcentual del IPC se aplica a las cifras no aproximadas del resultado de cada multiplicación, la demandada no solamente desconoce el procedimiento previsto por los artículos 548, 549, 868 y 869 del estatuto tributario, que ordenan las “aproximaciones”, al “valor absoluto superior más cercano” y “cada vez que se determinen las cifras básicas anuales”, sino que desestima, injustificadamente, la eficacia jurídica de las disposiciones de los artículos 11 del Decreto 0180 de 1993 y 2º del Decreto 2594 de 1993, relativos a los impuestos de renta y ventas, invocados por el actor y citado, el segundo, por el señor procurador delegado, en su alegato de conclusión, según los cuales, el valor absoluto que debía regir, por el período impositivo de 1993, en lo tocante a la información tributaria a cargo de las entidades vigiladas por la Superintendencia Bancaria, señalada por el artículo 623, letra a), del estatuto tributario, era de $ 255.600.000; así que, al haberse fijado dicho valor absoluto, por el artículo 31, letra a), del Decreto 2798 de 1994, acusado, para el ejercicio gravable de 1994, en cuantía de $ 240.000.000, necesariamente debe tenerse por demostrado el primer cargo de la demanda, de que el valor absoluto vigente por 1993 ($ 255.600.000), no solamente no fue reajustado (para 1994) en la variación porcentual del IPC aplicable por 1994, sino que se disminuyó (a $ 240.000.000), con violación del artículo 868 del estatuto tribu-tario.

Consiguientemente, también debe considerarse probado el segundo cargo, el formulado contra el artículo 3º del Decreto Reglamentario 2806 de 1994, que fijó, para el año gravable de 1995, como valor absoluto de la misma información tributaria prevista por el artículo 623, letra a), del estatuto tributario, la cantidad de $ 293.500.000, toda vez que ésta se obtuvo como resultado de aplicar la variación porcentual del IPC vigente, a un guarismo erróneamente de-terminado por 1994, esto es, la cantidad de $ 240.000.000.

Por lo que respecta al último cargo, el promovido en relación con el artículo 2º del antes citado Decreto 2806 de 1994, que en materia del impuesto de timbre señaló, para 1995, el valor absoluto contemplado por el artículo 519, inciso 1º, del estatuto tributario, en $ 20.000.000, resaltadas las impropiedades e inconsistencias de los planteamientos matemáticos presentados por la parte demandada, cabe, así mismo, puntualizar que si, como lo advierten el actor y la Procuraduría, para 1993 y 1994, los Decretos 2065 de 1992 y 2495 de 1993 habían fijado, respectivamente, el valor absoluto en controversia, en las cantidades de $ 15.000.000 y $ 20.000.000, resulta evidente que habiéndose señalado, por la norma acusada, el mismo valor que había regido por el período impositivo de 1994 ($ 20.000.000), se violó el artículo 548 del estatuto tributario indicado en la demanda, referente al “reajuste anual de los valores absolutos en el impuesto de timbre”, toda vez que el anotado valor absoluto preexistente, no se reajustó en la variación porcentual del IPC, registrada entre el 1º de junio de 1993 y el 1º de junio de 1994, debiendo prosperar, igualmente, el cargo.

Ahora bien, dada la prosperidad de los cargos y como las variaciones de los índices de precios al consumidor certificados por el Dane, entre el 1º de octubre de 1992 y el 1º de octubre de 1993 y entre las mismas fechas de 1993 y 1994, fueron del 22.10% y 22.31%, respectivamente, respecto del impuesto de renta por 1994 y 1995, y entre el 1º de junio de 1993 y el 1º de junio de 1994 del 23.08%, en lo concerniente al impuesto de timbre por 1995, la Sala concluye que los valores correctos serían los siguientes:

 

Por lo expuesto, el Consejo de Estado, por medio de la Sección Cuarta de su Sala de lo Contencioso, administrando justicia en nombre de la República de Colombia y por autoridad de la ley,

FALLA:

Anúlanse, el literal a) del numeral 1º del artículo 31 del Decreto Reglamentario 2798 de 1994, transcrito por el artículo 623, letra a), del estatuto tributario, en cuanto a la expresión, “$ 240.000.000”; así mismo, el artículo 3º del Decreto Reglamentario 2806 de 1994, transcrito por el artículo 623, letra a), del estatuto tributario, en cuanto a la expresión, “$ 293.500.000”; así mismo, el artículo 2º del Decreto 2806 de 1994, transcrito por el artículo 519, inciso 1º, del estatuto tributario, en cuando a la expresión, “$ 20.000.000”.

Cópiese, publíquese, notifíquese, archívese. Cúmplase».

(Sentencia de julio 28 de 1995. Expediente 6087. Consejera Ponente: Dra. Consuelo Sarria Olcos).

_______________________________