Sentencia 6091 de enero 22 de 1992 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN PENAL

ESTUPEFACIENTES

NO SE TIENE EN CUENTA LA PUREZA DE LA SUSTANCIA

EXTRACTOS: «Sólo para atender aquella inquietud del Ministerio Público encaminada al entendimiento de la disposición del artículo 33 de la Ley 30 de 1986 frente al tema de los porcentajes de principio activo integrados a una cantidad mayor de sustancia estupefaciente derivada, se ha de recordar que al contrario de cuanto ocurría en vigencia del estatuto anterior (Decreto 1188 de 1974, artículo 43-3), la calidad de la sustancia no es ya factor determinante de la entidad de la pena imponible en un caso determinado, persistiendo tan solo el factor cantidad en la determinación tanto de la dosis personal como de los factores que deslindan las dos modalidades previstas en los incisos del artículo 33, y aún para un mayor incremento como así lo dispone el artículo 38-3 del estatuto que hoy regula la materia.

Lejos de abrirse camino en la legislación actualmente vigente a las discusiones doctrinales que el censor plantea, el tema aparece dilucidado sin dificultad alguna en los artículos 2º y 33 de la Ley 30 de 1986, pues el inciso segundo del literal j) en la primera disposición, equipara la cocaína con “cualquier sustancia a base de cocaína”, lo que a todas luces reconoce que la incorporación del alcaloide resulta de por sí variable e indiferente para afectar el factor ''''cantidad”, concepto que se reitera en el artículo 33, fijando la sanción frente al tráfico de toda “droga que produzca dependencia”, e insistiendo en el inciso segundo, en que el límite de los cien gramos fijado para la cocaína, lo es también para cualquier “sustancia a base de cocaína”.

La claridad de esa advertencia dentro de la sistemática del estatuto, no da lugar a especulaciones ni esguinces interpretativos».

(Sentencia de Casación, enero 22 de 1992. Radicación 6091. Magistrado Ponente: Dr. Juan Manuel Torres Fresneda).

_______________________________________________