Sentencia de homologación 6161 de julio 7 de 1993 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

SECCIÓN PRIMERA

CONTRATO DE TRABAJO A TÉRMINO FIJO

NO SE PROHIBE POR LAUDO

EXTRACTOS: «Persigue la empresa con esta acusación que la Corte declare inexequible de manera total el artículo tercero (3º) del laudo acusado que establece la obligación para ella de tener únicamente contratos a término indefinido con todos sus trabajadores, por cuanto considera que tal cláusula desconoce su derecho a contratar trabajadores a término fijo o por duración de la obra o labor determinada, facultad prevista para los empleadores en la legislación laboral colombiana.

Se considera

En la normatividad sustantiva laboral aplicable a los trabajadores del sector privado se encuentra instituida la potestad para los empleadores de celebrar contratos de diferente duración, en consideración a factores diversos como son la duración de la obra o labor contratada, la transitoriedad del trabajo y el criterio del empleador sobre la conveniencia en cada caso de suscribir contratos a término fijo o de duración indefinida, según lo aconsejen las circunstancias particulares de la empresa.

Previsión legal que se opone a una de las pretensiones mayores del derecho del trabajo como es la de lograr la mayor estabilidad de los trabajadores en sus empleos, pero que razonablemente se aviene a las necesidades reales de contratación del empleador, quien no siempre podrá enganchar trabajadores a término indefinido, pues esto depende en principio no sólo de la duración de la obra o labor contratada sino también a las situaciones cambiantes que afronte el sector económico o actividad a la cual pertenezca, y en particular a sus posibilidades económicas y de otros factores determinantes por las características de la empresa.

No pueden los árbitros entonces imponer al empleador un determinado contrato de trabajo, prohibiéndole el derecho que éste tiene de contratar conforme a las diferentes formas previstas en la ley; es ésta una facultad de la que él solamente puede disponer en ejercicio de su libertad de contratación tanto individual como colectiva.

Lo expuesto es suficiente para declarar la inexequibilidad del artículo 3º del laudo acusado».

(Sentencia de homologación, julio 7 de 1993. Radicación 6161. Magistrado Ponente: Dr. Manuel Enrique Daza Álvarez).

___________________________________