SENTENCIA 6167 DE FEBRERO 8 DE 1994

 

Sentencia 6167 de febrero 8 de 1994 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA

PODER DEFICIENTE

RATIFICACIÓN

EXTRACTOS: «El poder inicial otorgado por el actor, “para que inicie y lleve hasta su terminación proceso de restablecimiento de derecho, contra el Instituto de Seguros Sociales”, como bien lo anotó el Tribunal, no determinó claramente el asunto para que no pudiera confundirse con otro, como dispone el artículo 65 del Código de Procedimiento Civil; esta irregularidad pasó inadvertida para las partes durante el curso del proceso, hasta cuando el Fiscal 4º del Tribunal solicitó que se dictara sentencia inhi-bitoria por “fallas del poder especial”; posteriormente el demandante ratificó el poder y preci-só el asunto al tenor de los artículos 65 y 70 del Código de Procedimiento Civil, convalidando toda la actuación surtida a su nombre (folios 1, 30, 37 a 38, 80 a 112 del cuaderno principal).

En un caso que puede tener alguna similitud, la Sala aplicando un criterio favorable a la prevalencia del derecho sustancial, que hoy consagra positivamente la Carta constitucional de 1991 (artículo 228), consideró que era posible subsanar omisiones de carácter adjetivo. Dijo así en auto del 8 de agosto de 1989, con ponencia de la Dra. Clara Forero de Castro, dentro del expediente 4038:

“En esta materia el Consejo de Estado, ante omisiones de carácter adjetivo ha preferido la tesis permisiva o favorable, más acorde con el principio de efectividad de los derechos sus-tantivos.

Se expresó así el Consejo de Estado, en auto de 3 de junio de 1970 con ponencia del Consejero Andrés Holguín:

No hay disposición que impida estudiar el nuevo poder y, sí se ajusta a las normas legales, aceptar la demanda así propuesta. Es más: el nuevo poder significa expresa o tácitamente que la interesada ratifica lo hecho anteriormente por su apoderado, de modo que la situación analizada debe retrotraerse a la presentación de la demanda; y si ésta se ajusta a la ley, el poder, que ratifica lo actuado en cuanto lo confiere en debida forma, limitándose a especificar el acto impugnado, cumple también los requisitos legales; todo exige que la demanda sea admitida. El hecho de que se haya presentado con posterioridad a la demanda no puede llevar a calificarlo de ilegal”.

Esta tesis bien puede aplicarse al caso sub examine pues en el memorial que ratificó el poder y convalidó la actuación del abogado, se identifica con toda claridad el acto demandado, con lo cual queda subsanada la deficiencia del primer poder, y como la deficiencia de éste fue lo que llevó al Tribunal a proferir sentencia inhibitoria, habrá de revocarse el fallo y conocer de fondo la demanda».

(Sentencia de febrero 8 de 1994. Expediente 6167. Consejera Ponente: Dra. Dolly Pedraza de Arenas).

_______________________________________