Sentencia 6609 de julio 25 de 1994 

SALA DE CASACIÓN LABORAL 

SECCIÓN SEGUNDA

INCUMPLIMIENTO EN EL PAGO DE MESADAS PENSIONALES

CORRECCIÓN MONETARIA

EXTRACTOS: «El Tribunal confirmó la condena por indemnización moratoria impuesta por el juzgado en razón del incumplimiento en el pago de las mesadas pensionales, sin hacer ninguna consideración adicional sobre el punto, por tanto ha de entenderse, como lo dice la recurrente, que hizo suyos los fundamentos de derecho que tuvo en cuenta su inferior al imponerla, y cuya aplicación acertadamente censura, por referirse el supuesto de hecho de tales normas a situaciones fácticas distintas de las que da por establecidas la sentencia.

Es cierto que el artículo 65 del Código Sustantivo del Trabajo consagra una indemnización moratoria a cargo del empleador, cuando, sin razones que abonen su buena fe, no paga a la terminación del contrato de trabajo los salarios y prestaciones sociales derivados de la relación laboral. De la misma manera el artículo 8º de la Ley 10 de 1972 consagra la obligación del patrono de indemnizar el daño que ocasiona, si noventa días después de haber acreditado el ex trabajador el derecho a disfrutar la pensión de jubilación, no le reconoce el derecho y paga las mensualidades correspondientes. En ambos supuestos la sanción es equivalente a un día de salario por cada día de retardo.

No contemplan las normas indemnización moratoria para el caso específico que ahora examina la Sala, pues está demostrado que a los actores ya se les había reconocido el derecho a la pensión de jubilación y se les venía pagando oportunamente las mesadas hasta que Comercial Unidas Ltda., a cuyo cargo quedaron en virtud de la cláusula novena del contrato de compraventa celebrado en 1981 con Panamericana de Servicios Ltda., cesó en el pago de sus obligaciones y entró en proceso de quiebra, de tal manera que la situación particular que aquí se examina carece de enlace lógico con las hipótesis normativas que se estimaron aplicables, porque el no pago ocurre en este caso en circunstancias distintas de las previstas en ambos preceptos y que son las únicas que dan lugar a condenar al pago de la indemnización moratoria.

Lo dicho es suficiente para concluir que el cargo prospera y, por ello, se casará la sentencia de acuerdo con lo pedido, al fijar el alcance de la impugnación, para, actuando en sede de instancia y sin necesidad de consideraciones adicionales a las ya expresadas al resolver el recurso extraordinario, revocar la sentencia del juzgado en cuanto condenó solidariamente a Panamericana de Servicios Ltda. a reconocer y pagar a cada uno de los demandantes indemnización moratoria y, en su lugar, absolverla por tal concepto.

No se estudia el segundo cargo que persigue lo que ya obtuvo la recurrente con la prosperidad de este.

No obstante, considera pertinente la Corte anotar que no pudiendo subsumirse la situación de hecho materia del litigio en ninguna de las hipótesis previstas en los artículos 65 del Código Sustantivo de Trabajo y 8º de la Ley 10 de 1972, que consagran la indemnización moratoria, han debido más bien los juzgadores estudiar la posibilidad de aplicar la corrección monetaria —también solicitada en la demanda inicial— al valor de las mesadas adeudadas, para así lograr el total restablecimiento del derecho conculcado por la mora o el retardo en el cumplimiento de la prestación, en lugar de absolver por tal concepto, como lo hizo el juez de la causa en decisión no apelada por los demandantes que la Corte no puede de oficio revisar, y la cual confirmó el Tribunal al prohijar las consideraciones de su inferior. Ello porque, en principio, se mostraba procedente la revaluación judicial de las condenas, de acuerdo con la jurisprudencia sobre indexación, ideada precisamente para colmar los vacíos de la ley, cuando la acreencia laboral pierde su valor económico por el transcurso del tiempo».

(Sentencia de julio 25 de 1994. Radicación 6609. Magistrado Ponente: Dr. Rafael Méndez Arango).

___________________________________