SENTENCIA 6672 DE NOVIEMBRE 15 DE 1991

 

Sentencia 6672 de noviembre 15 de 1991 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN TERCERA

CONTRATOS ADMINISTRATIVOS

NULIDAD ABSOLUTA

EXTRACTOS «si bien es cierto que la Sala comparte la interpretación y entendimiento que el Tribunal hizo del contrato 050 de 1984 para concluir en la nulidad del mismo y, consecuencialmente de las resoluciones originadas en él, no puede prohijar la consecuencia o efecto que le adscribe a dicha nulidad, al considerar que como existe prueba suficiente en el expediente sobre la efectiva ejecución de algunas obras por parte de la demandante, que no quedó incluida en el acta de liquidación final del contrato 162 de 1983 y su adicional 286 del mismo año, deba condenarse en abstracto para que en trámite incidental posterior se liquide y ordene el pago de tales trabajos. Y no puede hacerse esta condena pues resultaría extraño entender y declarar la nulidad absoluta del negocio, por objeto ilícito, y no aplicarle la consecuencia que impone la ley en estos casos, concretamente el art. 1525 del Código Civil cuando prescribe: “no podrá repetirse lo que se haya dado o pagado por un objeto o causa ilícita a sabiendas”, sanción que se reitera por el art. 1746 ibídem, al regular el fenómeno de las restituciones o prestaciones mutuas frente a la nulidad pronunciada por sentencia judicial, “sin perjuicio de lo prevenido sobre el objeto o causa ilícita”.

Para la Sala y tomando en consideración lo prescrito especialmente por los arts. 78 y 81 del Decreto 222 de 1983, en concordancia con los arts. 1502, 1519, 1523, 1525, 1740, 1741, 1742 (L. 50/36, art. 2º) y 1746 del C.C., los efectos de la nulidad absoluta de un negocio jurídico originada por objeto o causa ilícitos, son drásticos para las partes del contrato y se enuncian diciendo que éste no puede generar acción ni excepción, o, lo que es igual, que ninguno de los cocontratrantes podrá intentar sacar provecho alguno de dicho negocio anómalo, bien como demandante o como excepcionante, por esta razón, habrá de revocarse la condena que el tribunal impuso al Departamento del Cauca bajo el numeral octavo de la parte resolutiva del fallo consultado.

La infracción frontal a la ley, mediante contratos que contengan objeto o causa ilícitos, debe ser sancionada en toda su magnitud, es decir, con rigor, pues constituye abierto desafío a prohibiciones impuestas por normas imperativas del derecho público».

(Sentencia de noviembre 15 de 1991. Expediente 6672. Consejero Ponente: Dr. Daniel Suárez Hernández).

___________________________________