Sentencia 6847 de agosto 17 de 1993 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN TERCERA

REVOCACIÓN DIRECTA

PROCEDENCIA

EXTRACTOS: «Dice el artículo 70 del CCA, vigente:

“Improcedencia. No podrá pedirse la revocación directa de los actos administrativos respecto de los cuales el peticionario haya ejercitado los recursos de vía gubernativa”.

Se anota, al margen, para entender la argumentación subsiguiente que dicha norma está vigente porque el artículo 10 del Decreto 2304 de 1989 que la derogaba fue declarado inexequible por la Corte Suprema en su sentencia de 20 de junio de 1990. En virtud de ese proveído y como lo ha reiterado la jurisprudencia del Consejo de Estado, ese artículo 70 revivió a partir de la ejecutoria del mencionado fallo.

Decía la norma declarada inconstitucional:

“Art. 10. El art. 70 del Código Contencioso Administrativo quedará así:

Artículo 70. Improcedencia. No podrá pedirse la revocación directa de los actos administrativos contra los cuales procedan los recursos de la vía gubernativa”.

Hecha la aclaración precedente, se anota:

Con base en los artículos 69 a 74 del CCA puede afirmarse: a) que la revocatoria podrá hacerla el mismo funcionario que expidió el acto o su superior jerárquico (artículo 69); b) que dicha revocatoria procederá de oficio o a petición de parte interesada, cuando se dé alguno de los supuestos indicados en los numerales 1º, 2º, 3º de la norma antecitada; c) que aunque proceda esa revocatoria en la forma indicada, de oficio o a petición, la interesada que haya ejercitado los recursos de vía gubernativa, no podrá pedirla (artículo 70); d) que la administración, en cambio, sí podrá de oficio revocar su decisión, aunque frente a ella la parte interesada haya agotado la vía gubernativa, porque tanto el artículo 9º de la Ley 58 de 1982 como el aludido artículo 70 se refieren únicamente a la improcedencia por solicitud de parte; e) que la revocatoria podrá cumplirse en cualquier tiempo, incluso en relación con los actos en firme o aun cuando se haya acudido a los tribunales, siempre que en este último caso no se haya dictado auto admisorio de la demanda (artículo 71); f) que ni la petición de revocatoria directa, ni la decisión que sobre ella recaiga revivirán los términos legales para el ejercicio de las acciones, ni darán lugar a la aplicación del silencio administrativo; g) que cuando el acto haya creado o modificado una situación jurídica de carácter particular o reconocido un derecho de igual categoría, no podrá revocarse el acto sin la autorización expresa y escrita del titular; y h) que la revocatoria de los actos de carácter particular seguirá el trámite acordado en los artículos 28 y ss. para la actuación administrativa.

Lo anterior resume a grandes rasgos el instituto vigente de la revocatoria directa en el código administrativo y muestra cómo, luego de la inexe-quibilidad de los artículos 1º a 10 del Decreto 2304 de 1989 (y el 10 precisamente revocatorio del 70 del código), la administración no pierde la competencia para decidir cuando se produce el silencio administrativo frente a la petición inicial o frente a los recursos por el transcurso del tiempo señalado en la ley; ni pierde la competencia para revocar, de manera oficiosa se entiende, los actos administrativos en firme no impugnados (hayan o no agotado la vía gubernativa) o frente a aquellos en los que ya se haya producido la impugnación pero aún no se haya admitido la correspondiente demanda».

(Sentencia de agosto 17 de 1993. Expediente 6847. Consejero Ponente: Dr. Carlos Betancur Jaramillo).

_________________________________