SENTENCIA 689 DE ABRIL 9 DE 1991

 

Sentencia 689 de abril 9 de 1991 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA

BENEFICIOS DE CONVENCIONES COLECTIVAS

NO SE EXTIENDEN A EMPLEADOS PÚBLICOS

EXTRACTOS: «En los hechos de la demanda —transcritos en la sentencia— dice el actor que rige en Empopasto una convención colectiva que “cobija por igual a todos los funcionarios” de la empresa, “incluyendo al gerente de la entidad, quien, por disposición estatutaria, tiene la calidad de empleado público”. Agrega que, según el ordinal f) de la cláusula tercera de tal convención, vigente en el año en que el actor se retiró, la empresa jubilará a los trabajadores que cumplan cincuenta años de edad y veinte de servicios, “así como a los que hayan cumplido veinte años de servicio en el sector salud, sin tener en cuenta la edad, siendo computables para este efecto los años de servicio en la empresa como en otras entidades de dicho sector” (fl. 3).

De otra parte, por Resolución 433 de 1984, acto enjuiciado, el gerente de Empopasto dispuso “abstenerse de reconocer la pensión vitalicia de jubilación solicitada por el ex gerente ingeniero Luis Aurelio Martínez López, mientras no se compruebe la totalidad de los requisitos exigidos por la ley para la efectividad de este derecho”.

Fundamento de esta decisión es el que, según el artículo 68 del Decreto 1848 de 1969, la pensión de jubilación exige la edad mínima de 55 años y que, “siendo el gerente un empleado público, no puede sustraerse al cumplimiento de esa norma por disposición de una convención colectiva” (fl. 28).

La segunda resolución acusada se limita a negar la reposición de la anterior (fl. 29).

Pretendió, pues, el accionante acogerse a una convención colectiva, pese a tener el carácter de empleado público, que expresamente admite. Su interés radica en que, desde luego, la disposición convencional le es favorable frente a la norma legal aplicable a los empleados públicos.

No una sino muchas veces ha puntualizado esta corporación que los empleados públicos no tienen derecho a las prestaciones y beneficios extralegales que se obtengan a través de convenciones colectivas. Siendo ello así, las medidas que algunas entidades adoptan para eludir las restricciones que a los sindicatos de empleados públicos establece el artículo 414 del Código Sustantivo del Trabajo y, respecto de la celebración de convenciones colectivas, el artículo 416 de la misma codificación, son ciertamente censurables.

Constituye un real fraude a la ley el procedimiento de esas entidades oficiales que, mediante acuerdos de junta directiva, extienden a los empleados públicos las conquistas logradas a través del mecanismo de la negociación colectiva, a ellos vedada. No es honesta esa conducta, la cual, de otro lado, hace presumir connivencias en la etapa de discusión de los pliegos de peticiones.

Dados estos presupuestos, estima la Sala que no hace falta discurrir sobre otros aspectos de la situación planteada, para llegar a la clara conclusión de que está fuera de razón la aspiración del accionante».

(Sentencia de abril 9 de 1991. Expediente 689. Consejero Ponente: Dr. Reynaldo Arciniegas Baedecker).

_____________________________