Sentencia 7136 de diciembre 13 de 1994 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

SECCIÓN SEGUNDA

CONTRATO SINDICAL

COMPETENCIA DEL JUEZ DEL TRABAJO

EXTRACTOS: «El artículo 482 del Código Sustantivo del Trabajo define el contrato sindical como aquel que celebran uno o varios sindicatos de trabajadores con uno o varios empleadores o asociaciones de emplea-dores para la prestación de servicios o la ejecución de una obra por medio de sus afiliados. La misma norma establece que el contrato debe depositarse en el Ministerio de Trabajo y dispone que su duración, revisión y extinción se rigen por las normas del contrato individual de trabajo.

De acuerdo con la anterior definición, es claro que el contrato sindical tiene la naturaleza del contrato civil de prestación de servicios o de ejecución de obra o labor, porque siendo uno de los sujetos del negocio jurídico el sindicato y el otro el empresario, empleador o asociación de empleadores, pero sin que opere aquí la subordinación, la autonomía jurídica, propia del contrato civil, es la nota predominante en ese tipo de relación.

Para regular el contrato sindical la ley ha utilizado instituciones propias del régimen laboral que, en principio, son extrañas a los negocios civiles. El depósito de aquel contrato, que para algunos tiene fines de publicidad —sin que ella aparezca indispensable—, corresponde indudablemente a una asimilación al depósito de la convención colectiva. La extensión de las obligaciones derivadas del contrato sindical a los afiliados del sindicato contratante prevista en el artículo 484 del Código Sustantivo del Trabajo, inadmisible en el campo civil en virtud del principio de la relatividad de los contratos, es también una asimilación a lo que ocurre cuando se disuelve el sindicato que es parte en una convención colectiva (art. 474). Y lo mismo puede decirse de las facultades de representación previstas en el artículo 483, propias del derecho colectivo del trabajo.

A pesar de que por su contenido el contrato sindical debe ser considerado como contrato civil, por ministerio de la ley su duración, revisión y extinción se rigen por las normas del contrato individual de trabajo. Por esa regulación, aunada a las asimilaciones a otras instituciones del derecho laboral que se han dejado anotadas, y por la responsabilidad que frente al empresario pudiera exigirse a los trabajadores individualmente considerados, se sigue que en los términos del artículo 2º del CPT, corresponde al juez del trabajo decidir los conflictos jurídicos que se originen en ese convenio colectivo».

(Sentencia de casación, diciembre 13 de 1994. Radicación 7136. Magistrado Ponente: Dr. Hugo Suescún Pujols).

___________________________________