Sentencia 7150 de julio 21 de 1995 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

REQUERIMIENTO ESPECIAL

CASO EN QUE NO SE SUSPENDE EL TÉRMINO PARA NOTIFICARLO

EXTRACTOS: «En relación con este cargo, es preciso aclararle al apoderado del actor, que de acuerdo con lo previsto en el estatuto tributario, particularmente en el artículo 705, el requerimiento especial “deberá notificarse a más tardar dentro de los dos (2) años siguientes a la fecha de vencimiento del plazo para declarar” (subraya la Sala), por lo que no es dable pretender contar el término para la notificación del requerimiento especial, a partir de la fecha de presentación de la declaración de renta ya que la norma es clara al estipular como inicio de la mencionada oportunidad legal, la fecha de vencimiento del plazo para declarar.

Hecha la anterior aclaración, estima la Sala que como la fecha límite de presentación del denuncio rentístico del actor, según lo dispuesto en el Decreto 3022 de 1989, que determinó los lugares y plazos para la presentación de las declaraciones por el año gravable de 1989, fue el 15 de agosto de 1990, es a partir de ese día desde el cual deben contarse los dos años para la práctica del requerimiento especial, lo que en principio señalaría como término legal el 15 de agosto de 1992.

Sin embargo, la ley prevé que el mencionado término, puede verse suspendido “cuando se practique inspección tributaria” (subraya la Sala), por un lapso hasta de “tres (3) meses cuando se practique de oficio”, según lo estatuye el artículo 706 del estatuto tributario, norma que es clara al disponer que la suspensión del término es procedente tratándose de práctica de inspección tributaria, toda vez que es la realización efectiva de la mencionada diligencia la que tiene tal virtualidad.

Por lo tanto no puede aceptarse, como lo pretende la administración, que el solo auto co-misorio dictado para la práctica de la inspección tributaria, sea suficiente para entender suspendido el término para notificar el requerimiento especial, por tres meses, como quiera que dentro del juicio no aparece demostrado que la administración haya llevado a cabo la inspección ordenada, máxime cuando el contribuyente ha sido insistente en manifestar que la diligencia no se practicó, y los funcionarios de impuestos ni siquiera han negado tal afirmación.

En consecuencia, no siendo dable admitir la suspensión del término por tres meses, para la Sala es claro que el requerimiento especial ha debido ser notificado a más tardar el 15 de agosto de 1992, y que por haber sido expedido el 2 de septiembre de ese año fue extemporáneo, lo que es suficiente para declarar la nulidad de la actuación acusada».

(Sentencia de julio 21 de 1995. Expediente 7150. Consejero Ponente: Dr. Julio E. Correa Restrepo).

_____________________________