Sentencia 7173 de agosto 25 de 1995 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

NULIDAD DE UN ACTO DE CARÁCTER GENERAL

EFECTOS SOBRE ACTOS ADMINISTRATIVOS PARTICULARES

EXTRACTOS: «Sea lo primero advertir, que dentro del presente proceso se pretende la nulidad de actos administrativos que negaron una petición tendiente a obtener la devolución de las sumas pagadas a título de impuesto de avisos y tableros, por las vigencias de 1988 a 1991, principalmente con fundamento en la declaratoria de nulidad de disposiciones superiores de carácter general. Así mismo, se busca la declaratoria de nulidad de los actos de liquidación del referido impuesto, por las vigencias anotadas, no obstante respecto de ellos no haberse agotado la vía gubernativa y corresponder a situaciones jurídicamente consolidadas.

Estima la parte demandante que por el hecho de haberse producido la declaratoria de nulidad parcial del artículo 1º inciso 10 del Decreto 3070 de 1983, la actora tiene derecho a ser “restituida al mismo estado anterior”, como si no hubiese existido la expresión anulada.

En relación con los efectos de las sentencias de nulidad proferidas por la jurisdicción contencioso-administrativa, ha sido reiterativa la jurisprudencia de esta corporación, al precisar que éstos son ex tunc, esto es, que producen efectos desde entonces, es decir, desde el momento en que se expidió el acto anulado, por lo que las cosas se deben retrotraer al estado en que se encontraban, previa a la expedición del acto.

También ha precisado la Sala que la sentencia de nulidad que recaiga sobre un acto de carácter general únicamente afecta aquellas situaciones cumplidas que no se encuentren consolidadas, bien porque al momento de producirse el fallo se encontraban en discusión ante las autoridades administrativas, o bien porque estuvieran demandadas ante la jurisdicción. Por lo que, se repite, tal declaratoria de nulidad no afecta situaciones jurídicas consolidadas con anterioridad a la fecha del fallo que así lo dispone, ni revive los términos para su impugnación.

Entonces, la providencia de nulidad cobija y debe ser tenida en cuenta al decidir acciones intentadas contra actos administrativos de carácter particular y concreto (art. 85, CCA.), siempre y cuando éstas hubiesen sido propuestas dentro de las condiciones y términos que la ley señala para su ejercicio. De manera que de no iniciarse tal acción particular, cabe precisar que la anulación de un acto reglamentario ilegal no conlleva, per se, la modificación de los actos individuales de determinación que podrían haber tenido por sustento la disposición retirada del ordenamiento.

Aclara la Sala que las liquidaciones privadas y oficiales a través de las cuales se determinó el impuesto de avisos y tableros a cargo de la sociedad actora, por las referidas vigencias de 1988 a 1991, adquirieron firmeza por no haber sido controvertidas gubernativa ni jurisdiccional-mente, y sobre las mismas no es posible adelantar actuación ni pronunciamiento alguno tendiente a su modificación, por la sencilla razón de que como se evidenció a lo largo de toda la actuación, las oportunidades para el efecto se hallan más que precluidas. Luego las pretensiones de nulidad sobre dichos actos resultaban no solamente extemporáneas, sino improcedentes e impertinentes.

De esta forma, se observa que se halla fuera de todo contexto legal la posición de la sociedad actora, no sólo por las anteriores razones sino también porque, como lo precisó el tribunal, los actos liquidatorios que aquí se pretendió cuestionar no solamente gozan de presunción de legalidad sino que, además, por encontrarse debidamente ejecutoriados por ministerio de la ley, son de obligatorio cumplimiento».

(Sentencia de agosto 25 de 1995. Expediente 7173. Consejero Ponente: Dr. Julio E. Correa Restrepo).

________________________________