Sentencia 7260 de octubre 6 de 1995 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

NOTIFICACIÓN POR CORREO

DIRECCIÓN INFORMADA POR EL CONTRIBUYENTE

EXTRACTOS: «El artículo 566 del estatuto tributario establece que:

“La notificación por correo se practicará mediante envío de una copia del acto correspondiente a la dirección informada por el contribuyente y se entenderá surtida en la fecha de introducción al correo”.

Al respecto, en reiteradas providencias (sentencias julio 25 de 1994, expediente 5507, actor Papeles e Inversiones S.A., ponente Jaime Abella Zárate; abril 27 de 1990, expediente 2048, actor Financiera Santafé, ponente Consuelo Sarria Olcos y abril 30 de 1992, expediente 3975, actor Transportes Valvanera, ponente Guillermo Chahín) la Sala ha precisado que en dicha norma se consagra una presunción iuris tantum, que permite ser desvir-tuada, con prueba contraria.

En otros términos, quien alega en su favor la presunción, estando acreditadas las circunstancias específicas se releva de probar el hecho inferido, esto es la notificación, pero a quien la contradiga, se le permite demostrar la inexistencia del hecho presumido, pues no se está frente a una presunción de derecho imposible de controvertir.

En el expediente se encuentra establecido, según los propios antecedentes administrativos (fls. 56 y 57), que la liquidación de corrección remitida a la dirección informada por el contribuyente fue devuelta por el correo según se señala a folio 56 vuelto por la causal “no reside”, lo cual también se encuentra comprobado con el oficio de noviembre 17 de 1994, enviado por el jefe de grupo de notificaciones al Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en el cual, en la planilla de control interno de correspondencia recibida, aparece anotada con radicación 019856 la liquidación de corrección enviada a la actora, es decir, que la administración tuvo la certeza de que la contribuyente no recibió el ejemplar del acto administrativo, es decir que no tuvo conocimiento del mismo.

De otra parte, si bien el artículo 563 del estatuto tributario al referirse a la dirección para notificaciones, sólo se remite a la declaración de renta, a dicha norma, compilada en el estatuto tributario y aplicable a “todos los impuestos administrados por la Dirección General de Impuestos Nacionales”, no se le puede dar una interpretación tan restrictiva que desconozca las direcciones informadas por el contribuyente en otras declaraciones tributarias que como las del IVA, timbre y retención en la fuente, en razón de su periodicidad se repiten con más frecuencia dentro del año calendario.

Adicionalmente el artículo 566 del estatuto tributario, norma posterior, no indica que la notificación por correo deba ser exclusivamente a la dirección informada en la declaración de renta presentada por el contribuyente.

Si como afirmó la actora en su memorial de reconsideración, ya había presentado la declaración de retención en la fuente indicando como dirección la carrera 39 Nº 169-50, ante la evidencia que tuvo la administración, debido a la devolución del ejemplar de la liquidación por el correo, debió dar cumplimiento al artículo 568 del estatuto tributario, norma de procedimiento de obligatoria aplicación y notificar el acto administrativo en un periódico de amplia circulación nacional para permitir así al contribuyente el legítimo ejercicio del derecho de defensa. Al no haberlo hecho, es indudable que el acto administrativo quedó viciado de nulidad al haber incurrido en desconocimiento del derecho de audiencia y defensa, y por lo tanto en una de las causales de anulación que establece el artículo 84 del Código Contencioso Administrativo».

(Sentencia de octubre 6 de 1995. Expediente 7260. Consejera Ponente: Dra. Consuelo Sarria Olcos).

___________________________