Sentencia 9488 de febrero 18 de 2000 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Consejero Ponente:

Dr. Julio E. Correa Restrepo

Ref.: Expediente 73001-23-31-000-1998-0773-01-9488

Actor: Comidas Rápidas de Colombia c/ la Nación

Sanción libros de contabilidad.

Fallo

Santafé de Bogotá, D.C., febrero dieciocho (18) del año dos mil (2000)

Consideraciones de la Sala

EXTRACTOS: «Corresponde a la Sala determinar la legalidad o ilegalidad de los actos administrativos por medio de los cuales la Administración de Impuestos Nacionales de Ibagué impuso a la sociedad actora una sanción por irregularidades en la contabilidad, en cuantía de $ 10.301.000.

Vistos los antecedentes administrativos, los hechos irregulares, según el pliego de cargos 249 del 16 de mayo de 1997, fueron:

1. Por no tener registrados los libros principales de contabilidad, si hubiere obligación de registrarlos (art. 654, lit. b)), debido a:

a) Que el libro de inventarios y balances, fue registrado en octubre de 1996 y contiene movimientos contables desde 1992, y

b) Que el libro de actas de asamblea de accionistas fue registrado el 9 de septiembre de 1996, con registros de actas del año 1995.

2. No llevar los libros de contabilidad si hubiere obligación de llevarlos (art. 654, lit. a)) y no exhibir los libros de contabilidad cuando la administración lo exigiere (art. 654, lit. c)), debido a que el libro de actas de junta directiva presentado fue el del año 1996, pero no el que contiene las actas de 1995.

Se advierte en primer lugar, que el tribunal en relación con los libros de actas, reiteró su posición de que los mencionados libros no son de contabilidad y por lo tanto no puede la administración sancionar sobre dicho presupuesto. Sin embargo, no decretó la nulidad de los actos acusados, por cuanto ellos tuvieron también como motivo, el hecho irregular descrito anteriormente respecto del libro de inventarios y balances.

En consecuencia y no obstante la parte actora en su escrito de apelación insiste en la improcedencia de la sanción por no haber presentado el libro de actas de junta directiva por el año de 1995, la Sala no se pronunciará sobre tal aspecto, por cuanto se entiende favorable a ella, concretándose entonces la litis en determinar la procedencia de la sanción en lo que respecta I libro de inventarios y balances.

Ahora bien, de acuerdo a las consideraciones expuestas en la resolución que impuso la sanción, se observa que la administración adujo como hechos irregulares sancionables, respecto del libro de inventarios y balances, las conductas descritas en los literales b) y f) del artículo 654 del estatuto tributario que disponen:

“ART. 654.—Hechos irregulares en la contabilidad. Habrá lugar a aplicar sanción por libros de contabilidad, en los siguientes casos:

b) No tener registrados los libros principales de contabilidad, si hubiere obligación de registrarlos”

f) Cuando entre la fecha de las últimas operaciones registradas en los libros, y el último día del mes anterior al aquel en el cual se solicita su exhibición, existan más del cuatro (4) meses de atraso”.

Sobre el particular, considera la Sala que no fue correcto por parte de la administración haber encuadrado el hecho irregular sancionable dentro de la conducta descrita por el literal f) transcrito, por el motivo de que “El registro de los libros de contabilidad se surtió con posterioridad a las operaciones que aparecen allí asentadas de fechas anteriores y superiores a más de cuatro meses de haberse efectuado” (fl. 13, cdno. ppal.), pues no es ésta la conducta que consagra la norma como sancionable.

En efecto, basta la lectura del mencionado literal, para concluir que la conducta descrita por la administración, no coincide con el presupuesto de hecho consagrado como sancionable, ni con lo observado en el acta de libros, ni con lo propuesto en el pliego de cargos, sin embargo como la sanción fue impuesta igualmente con fundamento en el literal b) de la misma disposición, como se dejó establecido desde la mencionada acta, procederá la Sala a efectuar su análisis.

En el acta de libros del 14 de abril de 1997, se encuentra el motivo que dio origen a la imposición de la sanción, de acuerdo a la observación de que el libro de inventarios y balances “fue registrado en 1996 y contiene registros contables desde 1992, lo cual significa que está inmerso en la irregularidad contenida en el literal b) del artículo 654 del estatuto tributario”.

Pues bien, considera la Sala que en el presente caso, no procedía la imposición de la sanción con fundamento en dicho presupuesto y en ese orden de ideas, se declarará la nulidad de los actos acusados, previa revocatoria de la sentencia apelada.

En efecto, se observa que los actos administrativos demandados, éstos son, la Resolución Sanción 284 del 29 de julio de 1997 y la que la confirmó Resolución 40 del 6 de noviembre de 1997, obrantes a folios 70 y 106 del cuaderno de antecedentes, impusieron a la actora sanción por irregularidades en la contabilidad correspondiente al impuesto de renta del año gravable de 1996, de acuerdo a las observaciones efectuadas en la visita de fecha 14 de abril de 1997 y a lo propuesto en el pliego de cargos 249 del 16 de mayo de 1997.

Siendo así las cosas y por cuanto, por la vigencia fiscal a que aluden los actos administrativos acusados, el libro de inventarios y balances, se encontraba debidamente registrado en la Cámara de Comercio de El Espinal, bajo el número 13330 con fecha 30 de octubre de 1996, se considera que no tuvo ocurrencia el hecho sancionable descrito en el literal b) del artículo 654 del estatuto tributario.

No obstante que ha sido reiteradamente considerado por la jurisprudencia, que la imposición de la sanción por irregularidades en la contabilidad puede no estar vinculada o sujeta a un determinado año gravable, por cuanto la misma obedece a la transgresión de las disposiciones que regulan la materia contable y no a las circunstancias económicas que rodean el ejercicio de una actividad gravable en determinado período fiscal, por lo que su infracción se puede presentar en cualquier tiempo, también lo es que enmarcándose o vinculándose su imposición a una determinada vigencia fiscal y específicamente a un impuesto, la administración debe adecuar su actuación a la verificación de las formalidades contables por dicha vigencia.

Es por ello que para la Sala, el haber enmarcado la sanción por libros de contabilidad en los actos acusados al impuesto de renta del año gravable de 1996, y estando por dicho año debidamente registrado el cuestionado libro de contabilidad, no procedía la imposición de la sanción, bajo el argumento de que tenía registros contables desde 1992, fecha para la cual no estaba registrado.

Siendo así las cosas, se revocará la sentencia apelada y se accederá a las pretensiones de la actora, estando así llamado a prosperar el recurso de apelación.

En mérito a lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. REVÓCASE la sentencia apelada.

2. ANÚLANSE las resoluciones 284 de julio 29 de 1997 y 040 del 6 de noviembre de 1997, mediante las cuales la Administración de Impuestos y Aduanas Nacionales de Ibagué impuso a la sociedad Comidas Rápidas de Colombia S.A. con NIT 891.903.198-8 sanción por irregularidades en la contabilidad en relación con el impuesto de renta por el año gravable de 1996 por valor de $ 10.301.000.

3. En consecuencia y a título de restablecimiento del derecho, LEVÁNTASE LA SANCIÓN impuesta en los mencionados actos administrativos.

4. RECONÓCESE PERSONERÍA al doctor Enrique Guerrero Ramírez para representar a la Nación.

Cópiese, notifíquese, comuníquese y devuélvase al tribunal de origen. Cúmplase.

Se deja constancia que la anterior providencia fue estudiada y aprobada en sesión de la fecha.

______________________________