Sentencia 7337 de agosto 29 de 1994 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA

INSUBSISTENCIAS MASIVAS

SON NULAS

EXTRACTOS: «Se trata de dilucidar la legalidad del Decreto 668 de 20 de noviembre de 1990, expedido por el alcalde mayor del Distrito Turístico, Cultural e Histórico de Santa Marta, en cuanto por su articulo 9º se declaró insubsistente el nombramiento del señor Huberto Enrique Cabas del cargo de jefe de sección código 2010, grado 01 de la sección predial de la división de predial y otros de la Secretaría de Hacienda y Crédito, que se cuestiona en virtud de que tal remoción se efectuó masivamente con la de un considerable número de funcionarios de dicha secretaría y porque el nominador, supuestamente, incurrió en desviación de poder, ya que, adoptó tal determinación por las razones que el libelista expone en la demanda.

De conformidad con el texto del Decreto 668 del 20 de noviembre de 1990 (fls. 10 y 11), el alcalde mencionado, declaró insubsistente el nombramiento de quince (15) personas que prestaban sus servicios en la Secretaría de Hacienda y Crédito de la administración distrital.

De acuerdo con lo constatado por el Tribunal en la inspección judicial practicada a la oficina de recursos humanos de la Alcaldía Mayor del Distrito Turístico, Cultural e Histórico de Santa Marta, el 25 de septiembre de 1991, el mismo día 20 de noviembre de 1990, se expidieron los Decretos 670 mediante el cual se declaró insubsistente el nombramiento de otro funcionario de la misma dependencia y el 687 en el que se tomó idéntica determinación en relación con 4 empleados más de la Secretaría de Hacienda y Crédito, para un total de 19 remociones efectuadas en una misma fecha.

La certificación visible a folio 41, da cuenta que para el año de 1990, la planta de personal de esa secretaría estaba constituida por 39 funcionarios; de suerte que si el día 20 de noviembre del año citado, se produjo la declaración de insubsistencia de 20 de sus integrantes, resulta evidente que en dicha dependencia se operó una desvinculación masiva de personal, pues más del 51% de éste, automáticamente quedó separado del servicio público.

El artículo 11 de la Ley 78 de 1986, titulado “otras prohibiciones” dispone:

“Es prohibido a los alcaldes: (...)

c) Decretar actos de proscripción o persecución contra personas o corporaciones, destituciones o insubsistencias masivas...”.

El artículo 12 ibidem, reza:

Efectos jurídicos. Las actuaciones que se realicen contraviniendo lo dispuesto en los artículos anteriores y las decisiones de autoridades originadas en tales actuaciones, serán nulas”.

Así las cosas, resulta evidente que la insub-sistencia del accionante, por haberse dispuesto masivamente con la de otros funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito de la Alcaldía Distrital de Santa Marta, contraría lo dispuesto en la norma inicialmente transcrita, y por tanto, en armonía con lo dispuesto en el artículo 12 de la Ley 78 de 1986, se impone la declaratoria de la nulidad del acto acusado.

Consiguientemente, la sentencia del a quo por medio de la cual se accedió a las súplicas del accionante, amerita ser confirmada, puesto que se acreditó fehacientemente que frente al total de empleos que conforman la planta de personal de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público del Distrito de Santa Marta, el retiro del servicio en un mismo día —20 de noviembre de 1990— de 20 funcionarios, inequívocamente constituye un retiro masivo de servidores de esa dependencia, una declaratoria de insub-sistencia masiva de los nombramientos de la mayoría de su personal (39 en total). No hay duda entonces de que por haber declarado que el acto demandado es contrario a lo dispuesto en el artículo 11 de la Ley 78 de 1986, el fallo impugnado, se repite, debe ser confirmado».

(Sentencia de agosto 29 de 1994. Expediente 7337. Consejero Ponente: Dr. Diego Younes Moreno).

______________________________