Sentencia 7477 de agosto 26 de 2004 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

PATENTES DE INVENCIÓN

CORRECCIÓN DE ERRORES EN CUALQUIER MOMENTO

EXTRACTOS: «Ranfer Molina Morales, a través de apoderado y en ejercicio de la acción pública de nulidad consagrada en el artículo 84 del Código Contencioso Administrativo, presentó demanda ante esta corporación, tendiente a obtener la declaratoria de nulidad del artículo 5º de la Resolución 210 de 15 de enero de 2001, “por la cual se reglamenta parcialmente la Decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina”, expedida por la Superintendencia de Industria y Comercio.

(...).

IV. Consideraciones de la Sala

El artículo 5º de la Resolución 210 de 15 de enero de 2001, prevé:

Corrección de errores sobre derechos concedidos. La corrección de errores materiales sobre derechos concedidos, en particular de la que trata el artículo 70 de la Decisión 486, deberá ser solicitada en el recurso contra el acto administrativo de concesión. Vencido el término para intentar los recursos que procedan, solo podrán producirse correcciones de errores materiales con ocasión de la solicitud de revocatoria directa, si concurren las condiciones para ello”.

El artículo 70 de la Decisión 486, es del siguiente tenor:

“El titular de una patente podrá pedir a la oficina nacional competente que se modifique la patente para consignar cualquier cambio en el nombre, dirección, domicilio u otros datos del titular o del inventor o para modificar o limitar el alcance de una o más de las reivindicaciones. Del mismo modo podrá pedir la corrección de cualquier error material en la patente.

Serán aplicables, en lo pertinente, las disposiciones relativas a la modificación o corrección de una solicitud”.

Por guardar estrecha relación con el tema se transcribe el texto del artículo 34, ibídem:

“El solicitante de una patente podrá pedir que se modifique la solicitud en cualquier momento del trámite. La modificación no podrá implicar una ampliación de la protección que correspondería a la divulgación contenida en la solicitud inicial.

Del mismo modo, se podrá pedir la corrección de cualquier error material”.

Conforme lo observó el Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina en la interpretación prejudicial 83-IP-2003 rendida en este proceso, del estudio armónico y coordinado de las disposiciones transcritas, se colige que la corrección del error material en el título de la patente, al igual que lo que ocurre durante el trámite de la solicitud, se puede solicitar en cualquier momento, lógicamente durante su vigencia, pues el artículo 70 de la Decisión 486 expresamente hace remisión al artículo 34, ibídem.

En efecto, el citado tribunal expresó:

“... El artículo 34, de la Decisión 486 de la Comisión, atribuye a quien requiera la concesión de la patente —inventor o causahabiente— la facultad de pedir la modificación de los elementos de su solicitud en cualquier momento del trámite (...). La disposición citada atribuye también al inventor o causahabiente la facultad de pedir del mismo modo la corrección de cualquier error material habido en la solicitud, por lo que dicha facultad puede ser ejercida en cualquier momento del trámite (...). Hay pues regla expresa en lo que concierne al tiempo de ejercicio de las citadas facultades, cuyo alcance, además, debe ser interpretado a favor del titular...” (fl. 128).

“... En lo que concierne a la facultad de solicitar la corrección de errores materiales, es decir, de errores de impresión o de escritura en el título, se observa que, si bien la norma prevista en el segundo inciso del citado artículo 70 no fija de manera directa el plazo de ejercicio de la facultad en referencia, prevé la remisión y, en consecuencia, ordena la aplicación, en lo pertinente, de las disposiciones relativas a la modificación o corrección de la solicitud de patente. Visto que del ya citado artículo 35 (sic) cabe desprender que el pedimento de corrección de cualquier error material en la solicitud de patente puede formularse en cualquier momento del trámite, y visto que la disposición indicada es aplicable, por mandato del artículo 70, al pedimento de corrección de cualquier error material en el título, corresponde interpretar que este último pedimento podrá formularse en cualquier tiempo, una vez concedida la patente y hasta su vencimiento, mientras el derecho subsista en cabeza de su titular” (fl. 129).

Concluye el tribunal afirmando:

“... En la aplicación de la figura del complemento indispensable, el tribunal reitera que las legislaciones internas de los Estados miembros no podrán establecer exigencias, requisitos adicionales o dictar reglamentaciones que de una u otra manera restrinjan aspectos esenciales regulados por el derecho comunitario, de forma que signifiquen, por ejemplo, una menor protección de los derechos consagrados por las normas comunitarias...” (fl. 129).

Cabe señalar que en las consideraciones de la resolución contentiva del artículo 5º acusado, la Superintendencia de Industria y Comercio invoca como fundamento, entre otros, el artículo 276 de la Decisión 486, a cuyo tenor “Los asuntos sobre propiedad industrial no comprendidos en la presente decisión, serán regulados por las normas internas de los países miembros”.

Empero, conforme al texto de las normas comunitarias en estudio y al alcance que al mismo le ha dado el Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina en la interpretación prejudicial solicitada, se advierte, como ya se dijo, la remisión que hace el artículo 70 a la preceptiva del artículo 34, de donde resulta entender que la corrección de errores materiales en el título de la patente, que es a lo que se refiere expresamente el acto acusado, se puede solicitar en cualquier momento mientras esta esté vigente. Luego, existiendo regulación expresa sobre el punto en el ordenamiento jurídico comunitario se impone su supremacía frente a las regulaciones del derecho interno.

Así las cosas, es procedente acceder a la declaratoria de nulidad del artículo 5º acusado, como en efecto se dispondrá en la parte resolutiva de esta providencia.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

Declárase la nulidad del artículo 5º de la Resolución 210 de 15 de enero de 2001, expedida por el Superintendente de Industria y Comercio.

Notifíquese, comuníquese y cúmplase».

(Sentencia de 26 de agosto de 2004. Expediente 7477. Consejero Ponente: Dr. Gabriel Eduardo Mendoza Martelo).

_______________________________