Sentencia 7528-05 de noviembre 22 de 2007 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA

SUBSECCIÓN B

PRIMA DE ALIMENTACIÓN

Derecho de los empleados de orden territorial.

EXTRACTOS: «En los términos del recurso de apelación interpuesto por la parte actora, debe la Sala precisar si se ajusta o no a derecho el acto administrativo presunto por el cual el departamento de Boyacá negó al actor el reconocimiento y pago de [...] prima de alimentación [...].

En ese orden, cabe destacar que el actor reclamó en vía gubernativa el reconocimiento y pago de las referidas prestaciones, el 31 de marzo de 2000, por lo que debe entenderse prescritas las acreencias laborales anteriores a 31 de marzo de 1997, debido a la prescripción trienal de que trata el artículo 41 del Decreto 3135 de 1968.

Así pues, el estudio de los derechos reclamados por el actor solo se estudiarán en el interregno comprendido entre el 31 de marzo de 1997 hasta el 31 de marzo de 2000.

(...).

6.4. Prima de alimentación.

Con relación a la prima de alimentación, el artículo 3º del Decreto 2477 de 1970 creó para los empleados nacionales dicho auxilio. Posteriormente, el Decreto 165 de 1971 amplió el beneficio a los supernumerarios y finalmente, el artículo 51 del Decreto 1042 de 1978 reafirmó dicha prestación para los empleados nacionales.

Si bien es cierto que la prima de alimentación fue concebida para los empleados del orden nacional, también es verdad que no reconocer dicho beneficio a los empleados del orden territorial es desconocer el derecho a la igualdad, pues no existe razón alguna para establecer una distinción entre estas clases de servidores públicos, dado que sus regímenes salariales y prestacionales son de carácter ordinario, es decir, sin ningún tipo de beneficios especiales que justifiquen la diferenciación.

Lo anterior cobra mayor sentido, cuando mediante el Decreto 1919 de 2002, el Gobierno Nacional previó equiparar el régimen prestacional de los servidores territoriales con el de los nacionales, es decir, quiso darles un mismo tratamiento prestacional, pues no existen razones de peso para hacer tal distinción.

Con el mismo propósito, la Sala encuentra que los pagos realizados por la entidad demandada al actor en el año de 1999 (3) , por concepto de prima de alimentación, corroboran la inexistencia de factores que permitan la no aplicación de normas dirigidas a los empleados nacionales con del orden (sic) territorial.

Así las cosas, habrá de reconocerse el pago de dicho beneficio al demandante, para lo cual se ordenará su cancelación correspondiente a partir del 31 de marzo de 1997 por efectos de la prescripción trienal, para lo cual se descontaran las sumas recibidas por el año de 1999.

El valor adeudado será ajustado en los términos del artículo 178 del Código Contencioso Administrativo con aplicación a la fórmula:

 

En donde el valor presente (R) se determina multiplicando el valor histórico (Rh) que es la correspondiente suma adeudada, por el guarismo que resulta de dividir el índice final de precios al consumidor, certificado por el DANE (vigente a la fecha de ejecutoria de sentencia), por el índice vigente a 31 de marzo de 1997».

(Sentencia de 22 de noviembre de 2007. Expediente 7528-05. Consejero Ponente: Dr. Alejandro Ordóñez Maldonado).

(3) Según da cuenta la certificación del tesorero de la Gobernación de Boyacá visible a en (sic) folio 39 del expediente.

_____________________________________