Sentencia 7755 de marzo 7 de 1996 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SECCIÓN PRIMERA

DEMANDA CONTRA HEREDEROS

EN PROCESOS LABORALES

EXTRACTOS: «El artículo 27 del CPL bajo el epígrafe “personas contra las cuales se dirige la demanda” establece que “...la demanda se dirigirá contra el patrón, o contra su representante cuando éste tenga facultad para comparecer en juicio en nombre de aquél...”.

Acerca de esta disposición, no se remite a duda que es insuficiente e incompleta de por sí, pues a simple vista se advierte que omite considerar la posibilidad de que el trabajador sea demandado, cosa que suele ocurrir en los juicios laborales como por ejemplo cuando el empleador reclama una indemnización por retiro injustificado o en el evento de solicitar permiso para despedir a un trabajador con fuero sindical.

Entonces, si la norma transcrita ofrece vacío por un aspecto tan elemental, es obvio que no contemple la eventualidad de que el empleador como persona natural deudora de los derechos laborales de sus empleados fallezca, de forma que tales acreencias deban ser reclamadas a los herederos. Cabe por tanto para esta hipótesis aplicar lo preceptuado por el artículo 145 del CPL y por ende la remisión al Código de Procedimiento Civil.

Concretamente estima la Sala que el artículo 81 de este último estatuto es un precepto que corresponde cumplir en los juicios laborales cuando se trata de demandar a herederos determinados o indeterminados, pues su filosofía garantista en modo alguno riñe con los principios que informan el procedimiento del trabajo. En efecto, el citado canon busca identificar a los herederos del deudor, con lo cual no sólo garantiza el derecho de defensa de éstos sino que también otorga seguridad al acreedor, quien actuará sin sombra de duda en lo atinente al sujeto pasivo del crédito que aduce.

Y frente a los argumentos que esgrime la censura, importa aclarar que cuando el empleador fallece no es que sus herederos pasen a ser sus representantes en los mismos términos previstos por el artículo 32 del Código Sustantivo del Trabajo, sino que entran a ocupar su lugar en las correspondientes relaciones jurídicas, de forma que en lo que hace al contrato de trabajo suele darse la sustitución de patronos en los términos previstos por el artículo 67 ibídem, o sencillamente, si es el caso, se produce la subrogación en la deuda laboral pendiente después de fenecido el nexo laboral.

Carecen pues de todo sustento las argumentaciones contenidas en el cargo, para demostrar que el sentenciador se equivocó al aplicar en materia laboral el artículo 81 del CPC, por lo cual el cargo no está llamado a prosperar».

(Sentencia de casación, marzo 7 de 1996. Radicación 7755. Magistrado Ponente: Dr. Francisco Escobar Henríquez).

____________________________