SENTENCIA 779 DE NOVIEMBRE 6 DE 1992

 

Sentencia 779 de noviembre 6 de 1992 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN QUINTA

NULIDAD DE UNA ELECCIÓN

MANERA DE OCUPAR LA VACANCIA

EXTRACTOS: «El artículo 73 del Código de Régimen Municipal reza:

“... Los presidentes de los concejos llamarán según el orden de colocación en la respectiva lista electoral, a los concejales suplentes en los casos de faltas absolutas o temporales de los principales.

Son faltas absolutas la muerte, la renuncia aceptada y la incapacidad legal o física permanentes para desempeñar el cargo. Los concejales suplentes sólo podrán actuar después de haber tomado posesión del cargo’’.

Por su parte, el artículo 261 de la Constitución Nacional dispone:

“... Ningún cargo de elección popular en corporaciones públicas tendrá suplentes. Las vacancias absolutas serán ocupadas por los candidatos no elegidos en la misma lista, en orden de inscripción sucesivo y descendente”.

Al anular el acto declaratorio de la elección del concejal Valmiro Rangel Rangel el Tribunal negó la solicitud de la demanda en el sentido de que se practicara un nuevo escrutinio, y en su lugar declaró elegido como concejal de Corozal al señor Nelson Manuel Quiroz Arrieta, por ser éste el candidato inscrito en el segundo renglón de la lista encabezada por Valmiro Rangel, aplicando así la regla establecida en el precepto constitucional transcrito.

El actor apelante sostiene que en este caso es inaplicable el artículo 261 de la Carta, pues dentro de la enumeración taxativa que trae el artículo 73 del CRM, no aparece como vacancia absoluta la nulidad de una elección.

Es de advertir que el artículo 73 del Decreto 1333 de 1986, integra el capítulo correspondiente a la organización y funcionamiento de los concejos municipales y como tal reglamentaba la intervención en las sesiones del cabildo de los desaparecidos concejales suplentes, cuando quiera que se presentaban faltas absolutas o temporales de los principales.

Al extinguirse la institución del suplente la disposición en comento no sólo perdió operancia en la medida en que eran justamente los suplentes sus destinatarios, sino que entre ella y el artículo 261 de la Carta no existe identificación o convergencia alguna, dado que el último de los preceptos mencionados además de suprimir la figura del suplente en las corporaciones públicas, señala la forma como han de ocuparse las vacancias absolutas que se presenten en dichas corporaciones, y no la forma de suplir ausencias en sus sesiones.

La vacancia absoluta equivale a la desvinculación definitiva de cualquiera de los miembros que integran una corporación pública, sin que para el caso importe si la desvinculación proviene de una renuncia regularmente aceptada, o si fue ocasionada por la muerte del elegido, o como en este evento por la declaratoria de nulidad de la elección; en todo caso, el efecto será el mismo y la vacancia tendrá que ser ocupada como prevé el artículo 261 de la Carta Política, esto es “... por los candidatos no elegidos en la misma lista, en orden de inscripción sucesivo y descendente”.

En el caso sub-análisis la vacancia absoluta proviene de haberse declarado la nulidad de una elección por inhabilidad del elegido, razón por la cual no era del caso practicar nuevo escrutinio, y tampoco competía al Tribunal la ejecución de la respectiva sentencia (arts. 248, inc. 2º y 249 CCA); el a-quo debió limitarse en su fallo a declarar la nulidad del acto demandado, disponiendo claramente en la parte resolutiva del mismo que el cargo vacante sería llenado conforme lo prevé el artículo 261 de la Carta Política; asimismo, debió comunicar dicha decisión a la autoridad electoral competente para que adoptara las medidas para su cumplimienton (CCA, art. 176). Por esta razón habrá de modificarse la decisión adoptada en el numeral cuarto de la parte resolutiva de la sentencia recurrida, mediante el cual el Tribunal Administrativo de Sucre declaró elegido como concejal de Corozal el señor Nelson Manuel Quiroz Arrieta».