Sentencia 7938 de junio 22 de 1993 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

•SALA DE CASACIÓN PENAL

IN DUBIO PRO REO

MANERAS DE INVOCAR LA DUDA EN CASACIÓN

EXTRACTOS: «He aquí las formas o vías de invocar la duda en casación:

a) La más común y más factible: ataque a la prueba, es decir violación indirecta de la ley sustancial.

En este evento la duda no se plantea per se, sino como consecuencia de la impugnación probatoria, ya sea por error de derecho, ora por error de hecho, hasta llegar a establecer el casacionista que, en virtud de esa mala apreciación probatoria, se arriba a una duda, bien sobre la objetividad del delito, bien acerca de la responsabilidad del procesado.

b) Por error sobre la ley, es decir por violación directa de la normatividad sustantiva.

Ya es un lugar común decir que esta clase de transgresión se da cuando el fallador admite que el proceso arroja duda, y no obstante ello condena. Se trata de que se ignora un precepto del Código de Procedimiento Penal (en este caso el art. 248 invocado por la casacionista) que justamente ordena absolver en presencia de la duda».

(Sentencia de casación, junio 22 de 1993. Radicación 7938. Magistrado Ponente: Dr. Guillermo Duque Ruiz).

________________________________________