Sentencia 8022 de marzo 7 de 1997 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Santafé de Bogotá, D.C., marzo siete de mil novecientos noventa y siete.

Consejera Ponente:

Consuelo Sarria Olcos

Ref.: Rad. 8022

Apelación sentencia de julio 12 de 1996 del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en juicio de nulidad y restablecimiento del derecho de carácter fiscal. Impuesto de Industria y Comercio 1990.

Actor: Finca S.A.

Fallo

(...).

Ante la devolución (el 29 de abril de 1993) por parte del correo de la liquidación oficial 835 de abril 27 de 1993, que como lo reconoció la actora, fue enviada “a la dirección correcta informada por la sociedad” (fl. 4), la administración, de conformidad con lo previsto en el artículo 56 parágrafo 2° del Acuerdo 21 de 1983, procedió a notificar dicho acto administrativo “por edicto” desfijado el 20 de mayo de 1993 (fl. 20), sin que a la sociedad interesada se le hiciera conocer ni la devolución del correo, ni que ante dicha situación se haría la notificación por edicto.

No tuvo en cuenta la administración que, según consta en la fotocopia de la liquidación que obra a folio 90, vuelto, el encargado del correo anotó “no reside”, “nueva dirección vía a Mosquera km 12”, ante lo cual la entidad administrativa ha debido aclarar la situación, toda vez, que la sociedad contribuyente tenía su domicilio en la dirección a la cual se envió la comunicación y ello no se desvirtuó.

Si en el caso de autos, hubo una falla en la entrega de la correspondencia que hizo que la liquidación oficial del impuesto no fuera conocida por la contribuyente por razones que no le son imputables, la administración ha debido aclarar dicha situación para proceder a la notificación por edicto y verificar la dirección, ya que aunque la norma prevé que si el correo devuelve la correspondencia se puede notificar por edicto, ello no puede entenderse en el sentido de que pueda hacerse sin que el interesado tenga alguna información al respecto.

Así las cosas, la notificación por edicto de la liquidación oficial no cumplió con su finalidad de publicidad, en desarrollo de la cual las autoridades deben dar a conocer sus decisiones, para permitir el ejercicio del derecho de contradicción y defensa por parte del interesado, toda vez que la sociedad actora no conoció la existencia de dicho acto administrativo sino hasta el 22 de octubre de 1993 (fl. 17), fecha en la que la secretaría general de la Dirección Distrital de Impuestos, en respuesta a una solicitud formulada por la actora, le envió fotocopias autenticadas de la citada liquidación oficial, del edicto de notificación, la planilla de remisión a la administración postal, el listado de correspondencia de abril 28 de 1993 y la certificación sobre la notificación del acto administrativo.

De acuerdo con lo anterior, la Sala concluye que ante la ineficacia de la notificación practicada por edicto, en el sub lite operó la notificación por conducta concluyente el día 22 de octubre de 1993, esto es, fuera del término de los dos (2) años previsto en el artículo 48 del Acuerdo 21 de 1983, teniendo en cuenta que la declaración privada fue presentada el 8 de mayo de 1991, y en consecuencia, se presentó la nulidad de dicha liquidación y la firmeza de la declaración privada presentada por la sociedad actora, correspondiente al impuesto de industria y comercio del período gravable de 1990.

De conformidad con los anteriores razonamientos, la Sala procederá a revocar la sentencia inhibitoria apelada y a declarar la nulidad de la actuación administrativa demandada y la firmeza de la declaración privada, dándole prosperidad al recurso de apelación interpuesto por la actora.

______________________________