Sentencia 8103 de febrero 24 de 1997 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Consejero ponente:

Dr. Julio E. Correa Restrepo

Ref.: Expediente 8103

Santafé de Bogotá, D.C., veinticuatro de febrero de mil novecientos noventa y siete.

EXTRACTOS: «Consideraciones de la Sala

Habida consideración de que los argumentos de la apelación no desvirtúan las consideraciones que tuvo el tribunal para declarar la nulidad de la actuación administrativa y que la posición del a quo coincide con el criterio jurisprudencial de la Sección, se procederá a confirmar la sentencia apelada.

En efecto, la Sala en varias ocasiones ha tenido la oportunidad de pronunciarse sobre el tema materia de litis, en el sentido de que el hecho de que el contribuyente efectúe la presentación previa en los bancos de los proyectos de corrección previstos en el artículo 589-1 del estatuto tributario, no impide acceder al beneficio otorgado por la norma, ni desvirtúa el procedimiento allí establecido, siempre y cuando también los presente ante la administración, como lo ordena la disposición.

En el sentido anterior se ha pronunciado la Sala, entre otros en los fallos del 25 de noviembre de 1994, actor Frontino Gold Mines Limited, C.P.: Dr. Guillermo Chahín Lizcano, igualmente en sentencia del 16 de febrero de 1992, actor Asociación Colombiana de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, Expediente 7402, C.P. Delio Gómez Leyva, así como en el fallo en el cual se apoyó el tribunal, fechado el 20 de octubre de 1995, actor Sumitomo Corporation Colombia Ltda., expediente 7233, C.P. Julio E. Correa Restrepo, en el cual la Sección precisó:

“Tratándose de yerros como el incurrido por la sociedad, al suscribir las declaraciones por quien no correspondía, observa la Sala que la legislación tributaria ha previsto en el artículo 589-1 de su estatuto, un procedimiento que permite corregir tales inconsistencias que de no ser enmendadas, implicarían el tener la declaración por no presentada, el cual debe aplicarse preferentemente frente a cualquier otro establecido, dada su especialidad.

Según la norma citada, habrá lugar a subsanar tal omisión a través de un proyecto de corrección, que debe presentarse ante la administración de impuestos correspondiente, en el cual se liquidará una sanción equivalente al 10% de la sanción de que trata el artículo 641 ibídem, y que resulta válido siempre y cuando no se haya notificado sanción por no declarar. Nótese que la disposición únicamente prevé tal limitante, razón por la que este procedimiento, en tanto que es el único establecido para enmendar algunas de las inconsistencias a que se refiere el artículo 580 del estatuto tributario, no se desvirtúa por el hecho de que la presentación del proyecto se efectúe previamente ante el banco, en atención a que lo relevante es que se lleve a cabo ante la administración de impuestos correspondiente.

No comparte entonces la Sala la posición adoptada por el ad quo al avalar la actuación administrativa, que dedujo del hecho de que el proyecto hubiese sido presentado primeramente ante el banco, que la sociedad estaba renunciando a acogerse al procedimiento instaurado por el artículo 589-1, pues expresamente la contribuyente tanto en sede gubernativa, como jurisdiccional, ha manifestado lo contrario, máxime cuando cumplió con la norma en cuestión al elaborar proyecto y pagar la sanción por corrección, en los términos del citado artículo 589-1 del estatuto tributario, y no del artículo 641, que se recuerda, no exige tal proyecto, pues la sola presentación de la declaración en bancos, acompañada de su respectiva sanción, es suficiente para que se tenga por presentada. De donde se desprende que la intención del actor estuvo siempre dirigida a acogerse al procedimiento de corrección previsto en el artículo 589-1.

Así las cosas, advierte la Sala que si bien la actora incurrió en un equivoco al presentar los proyectos de corrección primeramente ante el banco, de tal yerro en modo alguno se derivan las consecuencias que pretende otorgarle la administración, pues la sociedad se hallaba dentro del término para corregir y no le había sido notificada sanción por no declarar, por lo que podía válidamente hacerlo, acogiéndose como lo hizo, a lo estatuido en el artículo 589-1 y mal podría interpretarse su proceder para inferir que a pesar de haber pagado la sanción reducida consagrada en tal norma, lo que pretendía era presentar las declaraciones en forma extemporánea según lo previsto en el artículo 641 del estatuto tributario, a pesar de que ello le implicara una sanción mayor, la cual evidentemente no se liquidó, ni pagó”.

En el sub lite y en la forma como se establece de los antecedentes administrativos y contrario a lo sostenido por el recurrente, el actor cumplió con los presupuestos establecidos por el artículo 589-1 del estatuto tributario, pues si bien presentó inicialmente el proyecto ante la red bancaria, también lo hizo el día siguiente ante la administración, cosa diferente es que la entidad ignorara el trámite posterior y correctamente surtido por el contribuyente, por el hecho de haber llevado antes el respectivo proyecto al banco, conducta de la que en manera alguna podían deducirse las consecuencias atribuidas por la administración.

Por ello, estima la Sala que la administración, violó las disposiciones citadas en la demanda, especialmente los artículos 588 y 589-1 del estatuto tributario, como acertadamente lo estableció el tribunal, pues tomó las declaraciones, no como proyectos de corrección de las declaraciones oportunamente presentadas, pero con la inconsistencia señalada en el artículo 580, literal d) del estatuto tributario, sino como declaraciones iniciales, frente a las cuales la sanción por extemporaneidad opera en forma plena, no obstante que el actor se encontraba dentro de los presupuestos y cumplió con las formalidades previstas en el artículo 589-1, a cuya preceptiva manifestó expresamente acogerse.

(...).

_______________________________